RSS

Archivos Mensuales: enero 2015

Cráneo #10: Diego Rojas Arias

diego rojas

Diego Rojas Arias (Pasaje, Ecuador, 1986).

Co-autor de AMOR ESCUPIDO, libro antológico de poemas de no amor y cuentos sin finales felices publicado en Manta el año 2013 junto a los escritores Yuliana Marcillo, Ernesto Intriago, Diana Zavala, Alexis Cuzme y Juan Secaira . Ha sido invitado a varios encuentros literarios en diferentes rincones del país, pero se dedica más a beber que a leer sus poemas cuando asiste, intenta hacer de la escritura su profesión para así llenar su  vacío de estudios universitarios y lleva algún tiempo esperando que le publiquen su segundo vomito.

SAN VALENTÍN

 “¿…que quieres decir con la palabra “Puta”?

Discúlpame pero estoy aquí para aprender.”

MARQUÉS DE SADE en LA FILOSOFÍA DEL TOCADOR

La soledad  puede ser cualquier cuerpo infiel

que te encuentras en facebook

instagram twitter

badoo

enviando CUPIDO al 7040

puede ser cualquier video de Youporn

cualquier verso forzado

en un momento de desesperación

algún sábado por la noche

en el que te has quedado en casa

escribiendo cartas lloriqueantes

mientras ella folla con otro

porque cuando ataca el olvido

y la luna se vuelve una asaltante de sueños

una arranchadora de sentidos

una sacapintas de amores

y hay sobre la mesa

demasiado de nada

y un ramo de mentiras

y una copa de sombras

una caja de condones sin abrir

marca: TU AUSENCIA

y de marzo se muere febrero

y de invierno se muere el verano

y de hambre se muere el pan

y de pasados se muere el presente

¿te imaginas el infierno

detrás de este poema?

TETOSTERONITIS HEMORRAGICA AGUDA

“El Fantasma De Mi verga eyacula su venganza”

FERNANDO ESCOBAR PAEZ en MEIN KAMPF

los poemas son cárceles de tinta

y yo con sangre he anotado esta verdad,

mi verdad,

mientras escribo esto con el Diablo entre las manos,

aprendí que la música

no comparte con nadie su agonía,

que no quieran joderme

los que piensen todo lo contrario,

tampoco es que yo vivo

porque el verso es gratis,

he llenado de tropiezos mi camino,

sufrí el más cruel de los abandonos,

pero en las buenas y en las malas

lo real siempre atado a lo vivido,

gasté hasta el último centavo de mi juventud

en tantas drogas invisibles,

licores baratos,

malas compañías,

mi alcancía llena de desilusiones,

masturbé cadáveres

en noches extraviadas,

he leído mucho

y he vivido poco

pero no soy un genio

(los genios son putas

cuyo chulo es el vicio)

hice de las mías

ya robé, traicioné, mentí,

declaré mi transtextualidad,

viví a costillas de mis amigos,

me acosté con sus mujeres,

alimente a los dioses con mi esperma

¿algo más?

mi talento ha sido todo el odio provocado,

mas hoy con toda la mierda que me lanzan

me he dedicado a abonar mis flores

y aquí estoy,

no le corro a nadie

los poemas son cementerios de papel

y yo lo peor que le ha pasado a la poesía.

LAS CHICAS MODERNAS NO SALEN CON POETAS

otro trago del alcohol guardado

de la parranda de ayer

y el ardor de la quemadura del cigarrillo

que me apague en el alma

(me han cortado la inspiración

por falta de pago, entiendan)

es domingo por la tarde

y no pasa nada

nunca sucede nada,

afuera llueve aburrimiento

y yo no estoy de humor

para porno de setentonas

que han dejado en mi laptop,

yo no estoy de buenas

para escuchar los reclamos

que lanza mi silencio,

hilvano:

debí ser abogado como quería mamá,

debí ser el futbolista exitoso que quería papá

que por algo me bautizó Diego Armando

para forrarme de billete

y así tener la casa, el carro

la mujer y el hijo

que tanto me reclaman,

28 años y un completo desperdicio,

desempleado vicioso,

apenas unos cuantos dólares

por dictar un taller de literatura

los martes por la noche

fingiendo interés por un arte

que me importa una verdadera mierda,

no pasa nada,

nunca ocurre nada,

mi amigos solteros pasean con sus novias,

van al cine y luego a los moteles

o lo hacen en sus departamentos

o en sus automóviles,

mis amigas casadas

me confían sus infidelidades

porque la culpa les pesa

pero ya yendo directo al grano

las chicas modernas no salen con poetas,

ellas prefieren feos con plata

antes que poetas aburridos

con un montón de poemas guapos,

las muchachas de hoy

prefieren  orinarse en los parnasos

y secarse con tus páginas de amor

pero nada más,

no pasa nada,

nunca sucederá nada,

bostezo,

el único arco iris que conozco

son estas pastillitas de colores

que consumo con el alcohol de ayer.

 
 

Etiquetas: , ,

Cráneo #9: Juan Zermeño Posadas

fotodeperfil

Juan Zermeño Posadas (Monterrey, México, 1991).

Poeta, crítico literario y editor de la revista Kátharsis XXI. Estudiante de la licenciatura en Letras Mexicanas en la UANL. Cofundador del colectivo SlamPoetry Monterrey. En 2013 obtuvo el primero y segundo lugar más una mención honorifica en el Certamen de Literatura Joven Universitaria de la UANL. Su trabajo aparece en las antologías Poetas Parricidas -Generación de entre siglos- (Cuadrivio, 2014), Palabras de emergencia: poesía joven desde el asfalto (Ed. Regia Cartonera, 2013) y Los volátiles (Juanita Cartonera de Chile, 2014), así como en el CD “Antología de Spoken Word regiomontano” (SlamPoetry Monterrey, 2013). Ha colaborado en revistas impresas: Interfolia, Papeles de la Mancuspia, Clítoris y KXXI, así como en el suplemento Laberinto de Milenio Diario Nacional. En la página web española “Tenían 20 años y estaban locos” coordinada por Luna Miguel con el poema PoeObama, siendo éste traducido recientemente al inglés por Kevin Cole, y otras páginas web como Círculo de Poesía, Órfico, Los poetas del cinco, Nuestra Aparente Rendición, Letrina, entre otras. Actualmente coordina el taller literario de la Facultad de Filosofía y Letras de la UANL y mantiene el tumblr misodaesdedieta.tumblr.com.

______________________________________________________________________________________________________________

iPhrometeo : tongue around dogs my word tour

 

 

Vanas son las imágenes que entraña
tu espíritu infantil, santuario oscuro.
Tu numen, como el oro en la montaña,
es virginal y, por lo mismo, impuro.

Amado Nervo

 

y quiero caminar por encima de las cosas diciendo «uy»

con mucho sarcasmo

quiero interrumpir un truco de magia reventando

la pared con una motocicleta

Megan Boyle

 

Yo estuve presente junto al televisor De frente a todos los unplugged de MTV

pero a los ratones antropomorfos que habitan los edificios

y agitan los fajos de dólares poco les importa mis dedos y mi habilidad

para recrear los excesos juveniles de mis padres como si

la facilidad fuera mi virtud y me dicen que yo no fui cagado por ningún dios

en el último verano que estuve libre de la escuela y del sartén de mi madre

me dediqué a encontrar el equilibrio entre las drogas y mi lengua:

supe que mi cuerpo me traicionaba para estar con otros

caía de cabeza en un vaso de whisky en las rocas     Caí

en una depresión sin precedentes en el universo de mi mente: Rimbaud

era un amigo imaginario al que su familia y su tiempo

habían expulsado y adentro de mi cráneo le di asilo pero me nubló los

ojos de un nuevo amor blanco y no pude ver lo que pasaba frente a mí

me dijeron que ningún poema era de verdad o afín y mientras se volteaban

para reírse de mí vi como el hombre contemporáneo era

una alfombra que se levantaba para esconder el polvo de la Historia:

como si encontraran atractivo el húmedo papel rojizo de mis ojos endiablados

me pusieron en la mano más frascos de pastillas y yo no pensaba

en nada más que morder la mano que me daba de comer Entonces me llamaron

intelectual y mientras dormía me colocaron una guitarra en los brazos

tomaron miles de fotos y de pronto todo lo que odié se convertía en un espejo

y me miraba(n) en las redes sociales y en los panorámicos de las carreteras

americanas anunciando los últimos grandes triunfos del consumismo

De pequeño planeaba viajar a la luna pero nunca me preocupé por abrir un libro

Así cerrados me parecían más estéticos y  duros y útiles a la vista

quizá por eso en la escuela tenía muchos amigos y los maestros me colocaban

una estrella de belén dorada en la frente para persuadir a los demonios

de Freud a que fueran tras ella con el falo desenvainado directo a mí culo

Un buen día todos me encontraron fuera de mi rostro Quise correr

para perderlo todo y adrede olvidé atar las agujetas de mis tenis

intenté -en serio que lo intenté-

vencer el tiempo a través de la velocidad Seguir de largo sobre los siglos

hasta que la noción del Hoy fuera cada vez más cercana a los griegos

y en la intersección de mi vida con la de alguien más siempre opté

por fingir que mi cabeza estaba hueca

¿acaso los dioses no se sientan en el retrete?

desde que era más pequeño los dioses aprendieron a no engañarme:

sabían que en cualquier momento tomaría el fuego

para algo más que prender un cigarrillo o los recuerdos maternos: la edad

era corta no sólo para mí si no para la Tierra en sí

quizá la Verdad se abrió de piernas en un baño público y parió todo

lo que conocemos como naturaleza pero hay un puño

que obedece el dictado ve y toma el librito que está abierto en la mano del ángel

que está en pie sobre el mar y sobre la tierra. y ese puño prosiguescribe

un himno en el que se encuentran todos nuestros nombres y a cada

uno le corresponde respectivos adjetivos

con papas y refresco:

he visto volar a los espíritus de los grandes tiranos sí los he visto

ponerse hermosamente eléctricos al quedar atrapados en los altos

postes de luz de las ciudades y he visto como los sacerdotes les mienten

a las amas de casa al decirles que es la misma lluvia pero

que el cielo es diferente y cambia y ha madurado hasta alcanzar una textura

en que las nubes son una primera etapa del suicido general

bajo el extremo cariño de una Luna que nos llevará como dibujos en la piel

pero hoy ya nada importa pues los poemas solo coronan cestos de basura

y los reyes han caído hasta mi altura para decirme

que lo último que queda por hacer es abrir el libro y retirar un solo nombre

entonces es ahí cuando redescubro que el amor viene de mí

pero lo doy prestado y cuando quiero que vuelva para hacer vandalismo

tomados de la mano ya no lo reconozco ni me reconoce

girando el mundo retoma su eje adentro de mi boca y la rabia es apenas

un montón de espuma que los cerdos  antropomorfos pondrán

de adorno encima de su tarro de cerveza o como cereza en su café capuchino

cuando me cansé de estar sentado en la misma silla que mis ancestros decidí

entrar en movimiento y caminé en cuatro patas

ladré para no meterme en problemas morfosintácticos que no me incumbían

y me dijo la Poem Fashion Police que yo no era literato

ni hombre ni mujer ni tortuga ninja: que los sonetos que hacía en la primaria

había pasado de moda Que en la próxima pasarela no podían desfilar

ni de chiste no habría cámara ni cinco minutos de fama Que no Rotundo no

pero que podía salir a jugar con los perros al jardín

y justo dormí cerca de tres milenios para despertar muy muy sediento pero

me descubrí cobijado por una galaxia haroldocampiana entera:

en donde al centro se encontraba un planeta tímido en el que estaba sentado David

y los demás astros eran de caramelo macizo y tuve el coraje suficiente para

pasarles la lengua sin miedo: lambí mi patas y corrí tras mi cola

girando el mundo retoma su eje adentro de mi boca:

y ahora nevermore espero el presagio del Cuervo

pues los árboles han bajado su sombra y entre las raíces veo

toda una masa de posibilidades para que se expanda el sol

hasta debajo de las uñas de los dedos fríos de Gilgamesh.

300

Y con el pretexto de los Reyes

degollaremos a tantos Inocentes cual convenga.

Pere Quart

Imagina ser uno de esos espartanos de frank miller

y ser atravesado una y otra vez

por flechas y lanzas

-respectivos relámpagos de sangre-

o ser tirado de una patada por leónidas a un abismo

-una patada tan fuerte que me arroje fuera de ti-

a veces la locura me vuela la cabeza

-las orejas no me caben en el casco de la idea-

punza en mí la necesidad del cisne

de dar círculos sobre el mismo lago

de solo saberme cisne

porque frente a mí hay uno

porque detrás de mí hay uno

encerrado en la ducha corto las gotas

a la menor mirada

-hay locuras admisibles y tiempos que no existen

si la manija del amor gira en la misma dirección

del agua caliente-

quisiera ser uno de esos 300 pero soy uno:

y contra mí mismo pierdo la guerra

***

Soy el hijo de la sombra y cierro las persianas por respeto pero me aferro

inseguro a la luz

W.S.Merwin

el desconocido de la fotografía y el único que la conserva

escarabajo sobre la abertura del labio

tal vez

sólo tal vez

la luna esté más cerca

el equinoccio

la urbe y sus tendederos de ventana a ventana

incienso y latido de poema

lo que queda es una silueta  a lo lejos

amarga pimienta

piedra con alas

la alfombra se desenrolla alrededor del cuello

ostia al silencio

niño atropellado en la madrugada y arrasado por el polvo

la punta del fuego se torna violenta

De nuevo

poco oxigeno

la traducción al español baila vals en pista de hielo

durazno tajado a la mitad

irresistible

pronto llegara la mañana y las sábanas se calcinaran

a menos qué

se cierra la playboy con un suspiro

otro beso despedaza el cristal a tiempo

Huyan los pezones como pájaros


 
2 comentarios

Publicado por en enero 28, 2015 en Cráneos, México, Poetas de los 90's

 

Etiquetas: , ,

Cráneo #8: Lucía Moscoso Rivera

10928576_1546038492347751_2144354513_n

Lucía Moscoso Rivera (Quito, Ecuador, 1983)

Licenciada en Lengua, Literatura Española y Lenguajes Audiovisuales por la Universidad de Cuenca. Ha trabajado como docente a nivel secundario y universitario; y como correctora de redacción y estilo en diferentes revistas e instituciones. Ha coordinado talleres de creación literaria bajo el nombre de “Mecánica Giratoria” espacio de gestión cultural y editorial, la cual dirige actualmente.  Aparece en 100 Poemas: antología de autores del mundo de la Editorial Márgenes Azules (Argentina, 2014) y publica su primer poemario Dictado de la mano izquierda con la Casa de la Cultura Ecuatoriana, Núcleo del Azuay (Ecuador, 2015).

 

 


 

 

DE FECHAS CON ESPINAS
                                                                                                                                                                                                                                                                                       Azotado de fechas con espinas

César Vallejo.

 

Marzo
trampolín del tiempo

La inquietud del caminante
que alguna vez fue pez.

La incertidumbre del nido
que extravió su ave.

El carrusel en el que van los días
a descocernos,
redondeles donde se desprenden
las puntadas de la mentira y del placer.

Se abre el cofre que usamos
para esconder el ruido de las naves
que buscan estrellarse en cualquier razón.

Brotan nombres enterrados
con la identidad que les otorga el polvo
y el pensamiento de quienes quedaron de pie.

Florecen cristales en la maleza púrpura
de una pasión equivocada.

Marzo-carrusel
metáfora circular:
los días en una canción dulce y arterial
las noches deshojadas, sin esperanza.

El caminante busca dentro
la quietud del mar cuando todos se han ido:

Observa cómo el aire empieza a ser el cielo levantándose

Sin detenerse, sin bajarse,
dibuja una mueca en el espejo
y encuentra la muerte por la boca.

 

 

 

 

 

 

SOLO HUBO PIEDRAS

EN EL MAR UN VESTIDO DE PIEDRAS

El frío en todo el borde de la tarde:

¿Qué pájaros son esos que devoran sus propias plumas?

Semejantes a quienes abren el silencio
lo desmenuzan y crean ruinas de papel:
letra muerta sobre letra herida.
El sonido como piedra hace agujeros en el aire
de ayer, en todo el ayer amontonado.

¿Qué pájaros son esos que convertidos en ceniza
cortan en círculos nuestro cielo?

Nuestro, todos los nombres en mi nombre
un lamento fugitivo se precipita en la boca:
rutina vaga de un sentimiento torcido.
Sin encanto la pasión enreda su pelo en la luz
en la lengua que despierta incinerada.

¿Qué pájaros son esos que hacen de la tormenta su nido?

Plateado el temporal y el viento a contrasentido
espectáculo de alas amortajadas en el cielo:
infinito mantel bordado de mentiras.
Despojos alados de una causa desquiciada
el querer con su pico quebrado lastima la lluvia.

Todo el frío en el borde de la tarde:

Por más pequeña que sea cada cosa tiene su lugar
un aerolito en el paladar del universo se bifurca:
firmamento y superficie.
Los hombres en la vigilia se anclan en la tierra
pero en el sueño hasta los huesos son celestes.

Arriba y abajo, sobre las olas o estando en ellas
humanos dentro o fuera del laberinto
cualquier camino tiende trampas.
Farsa: acariciar el velo que cubre la esencia
latidos estallan en el anzuelo que arroja la pavura.

En el ojo los colores maniáticos del clima
del sosiego al equilibrio perturbado:
amnesia de la voz después de una promesa.
El perdón después de la infamia es tuerto
la cabeza después del vientre es imposible.

Si todo tiene su muro el martillo es persistente
y la mano una razón para la ira del que pierde
el tejido de la espera se deshace en la protesta
austral la naturaleza astral grita sin romperse:

La arena se petrificó
el humo se petrificó
el tiempo se petrificó
¡La vida entera se petrificó!

El mar abrió la boca
los pájaros descendieron fósiles
abatidos hacia un abismo marino
que a la vista de todos también se convirtió en piedra.

 

 

OLOR A NAFTALINA

Veamos el movimiento del piso

el peso de los minutos en la espalda

el paso de un pie al otro lado del todo

veamos qué puso la luz de madrugada

sobre este despertar con boca de trompeta.

Veamos el camino de tiza en la memoria

el trazo de la prisa sobre los motivos

la suerte presa de su propia suerte: reza

veamos la oración que es enigma de aves

dentro de un templo de piel y de sombras.

Veamos cómo se volatiza el fuego

-el combustible del mundo es la palabra-

veamos cuánto alquitrán hay en la historia

y de qué forma los recuerdos universales

despiden el mismo viejo olor a naftalina.

 

*Texto que aparece en 100 Poemas: antología de autores del mundo, Editorial Márgenes Azules, Argentina.

 
 

Etiquetas: , ,

Cráneo #7: Calih Rodríguez

 

cali

Calih Rodríguez (Macas, Ecuador, 1988).

Poeta.

 


 

 

SIRENA

En ti revivieron todos mis delirios
Ya no fui cuerpo sino niño callado
deteniendo un mar que nace desde un sueño
Un cuento en raíces del alba
Que solo tú finges los finales
Polen y sortilegio cayendo de tu abrazo.
Oh líquido de sal en los senos de los astros
Tú pálido ángel con piel brillante de espinas
Tú mi sed de gloria y mi oasis artificial
De vello púbico en un huerto de encías
Tú mi Cleopatra que lames mi condena
En jaulas de oro y cirios de errores antiguos.
Que tus piernas/escamas señalen mi norte acuático
Y mi final quebrado de tierra
Tú reflejada y sola en un espejo negro de algas
Donde entramos desnudos al pecado para ser dioses.
Hay que leonar la calma y animalizar el segundo de tu cuello.
Delirante serpiente cascabel
Que blasfema los senos recién nacidos
La noche vieja no sabe gemir como hembra
Cabellera que codicia el fuego de plomo de
Una sabana antes mil veces no usada.
¿Cuántos amores muertos guardas en tu sexo?
¿Esto es solo vendimia de sudor hacia tu vientre?
O nacimos juntos en esta oscura procesión
De amantes que se arquean cuando sienten
La espuma de dardos brillar en su mirada.
Ahora eres mi más grande mito
Mi más antiguo rezo que yo mismo desconozco.
Has hecho el amor con un cadáver
Amante lectora de Dante y de mi infierno
Acróbata del Kamasutra de espantosa acrobacia
– gimnastas ebrios –
¿Cuántos sexos has trisado hasta llegar a mi último suspiro?
Eras toda clítoris y yo todo orgasmo
Ya no éramos sexos sino leyendas
Suaves bostezos en amaneceres lejanos
En ti las alas dejaron su mutismo
Y goberné tu aliento desde el grito
Oh beso rastrillando quimeras
Oh cuerpo en ruinas de un resbalo de naipes.
Me perderé en el ínfimo caudal de tu secreto -Fusil en las sienes-
destrocé mi mandíbula de cera como mar vencido
por cavar aullando el pozo invertido de tu entrepierna;
nunca, nunca hay oro en las profundidades.

 

 

LA JUDÍA

Me entretuve tanto tiempo en el azar
Diez mil manos pasaron por la colmena rosada
Y juré abortar cráneos con la lengua partida
Huyó de mi el amoniaco cual viajero hastiado
Matemática ruin para el perfume de las cicatrices
El metálico brillo abre la carcajada carne
Flor roja   vuelo de espinas como águilas reyes
Naciente vello púbico que escupirá leyendas
El rojo es el color que la tentación tomo por hijo
Colibrí gazna en la letrina para desplumarse azul
Astrología de máscaras para ansiarnos en otros
Música de dientes rasgando panteras piedras
Párpados cariados en velos y mariposas de luto
Otro mar de marionetas  la pasión   el estanque negro
El ojo dice al sexo lo que la boca quiso lamer hace tiempo
Me entretuve tanto tiempo en el deseo
Olvide la antifaz limosna para verme hermosa
Gorriones de papal depredados por lobos de saliva
Mientras la niña de la gula lame el piano de huesos
Fusas de indomable cordura a la partitura que arde
Así ardemos los dos  ¡bailando!  Polifonía de la tortura
Melodía de un cuarto vacío en una sola respiración
La cuerda floja del miedo tiembla hacia tu lado
Y ya tú no existes; la canción culminó en tu pecho
Y la mano empuña una dádiva
Calor o grial de un muslo muerto
Lazo negro que sujeta el crimen
Automutilación con otra mano
El orgasmo cuando el azote dicte su patria
Cuando el sol borre a los amantes en su bandera del dolor en su oasis
Bajo los huesos de mi novia enciendo una fogata de alcatraces y esnifo las cenizas aullando al velo idílico de la dama muerte.

 

 

FRACCIONAMIENTO

Los ángeles están descuartizados
Los ángeles están ridiculizados
Un río de reses trastorna su pecho
La cera del infierno fragmenta su boca
Los ángeles lloran bajo los puentes
Mendigan la bocanada de humo
En el vellocino de pulgas
Gacelas envueltas en tuberculosis
Rascan el eje de Dios
Rascacielos bajo tierra
Donde aguarda Madre tempestad
Un lago de pus purifica el paraíso
Nadie duerme temprano
En casa de la justicia
Oh ángeles
Los perros desayunan las sobras del cielo

 
 

Etiquetas: , ,

Cráneo #6: Cristina Pavón Burbano

10330372_4072845877549_8553607475427234568_n

 

Cristina Pavón Burbano (Quito, Ecuador, 1991)

Estudió periodismo en la Universidad Tecnológica Equinoccial. Varios de sus poemas fueron publicados en Polución, Antología de poesía ecuatoriana-salvadoreña y en las revistas PataSalada, Matapalo y Mutantres (Lima, Perú).  Es parte de la editorial independiente “Murcielagario Kartonera.” Su primer poemario está en proceso de edición. Se desempeña como locutora, productora y guionista. Realiza textos periodísticos para revistas de su país. Es editora general y del área cultural de la revista SUPAY, proyecto creado por ella y varios colegas como una oportunidad para el periodismo joven independiente.


 

 

EL SECRETO DE ADÁN

Lilith debiste quedarte con Eva

Eva, debiste quedarte con Lilith

Tonta disputa

Por un hombre que las traicionaba a ambas

Y se acostaba con Dios.

 

 

LAPSUS

“el azul es la luz que yace en el interior de lo oscuro” 

Heidegger

 

Despídete del sol mientras se desmaya sobre el agua

El mar es más azul por la noche

Corté la cabeza de varias sirenas

Y nada me mostró el oráculo

Sólo brotaron algas de sus gargantas,

Y peces bicéfalos que amenazaron arrebatarte de mi lado.

Luz escondida bajo las aguas

Lo apacible

(dejó de existir)

Lo femenino

(soy yo)

Lo pálido

(la difunta yo)

lo humano

(mi carne)

Lo mortal

(el cuerpo)

Lo oscuro

(el corazón)

Lo dorado

(el sol)

Lo viril

(otra vez el sol)

Lo hostil

(tu recuerdo)

Lo extraño

(yo también)

Lo soñado

(el mar)

Lo sufrido

(el amor)

La muerte,

La muerte es inocente

Más inocente que un no nacido

Ella

Asiste de mi mano al funeral del sol

El mar guardará la ceniza de mi voz

El mar guardará al sol de la muerte

El mar guardará a la muerte del sol

El mar

Esconderá

Mi luz.

 

 

HUÉRFANA

A Georg Trakl

 

Padre,
La noche está herida, gime como un animal
Y las huestes del tiempo huelen mi miedo.
En la superficie oscura los cántaros se parten
Derramando la sangre de los pájaros.

En la aldea de la huérfana,
Los niños se marchitan ante la voz de un dios sodomita.

 

La niña viento
Busca dormir en los campos.
Oye cómo los ángeles lloran desplumando sus alas
En un sacrificio de amor.

 

Hay un lugar en tus ojos, padre,
Donde las lámparas de aceite alumbran,
Cubres con hojas de otoño mi desnudez
Y el agua se tiñe de luna

 

La huérfana danza en los negros arbustos
Que coronan tu frente.

 

Padre
Mi cuerpo rueda en el campo de rastrojos
Mientras la lluvia negra comienza a caer.*

 

Desde la tumba, padre,
La novia del viento nos cantará a los dos.

 

Padre,
Detrás de mí
Los dementes muertos hieden.
Asaltaré el bosque
Para buscar a la huérfana y a la hermana que perdiste.

 

Padre, lloverás siempre en mis ojos…

 

Llora la huérfana,

La huérfana

Es mi espejo

 

Padre, arroja mi cuerpo a las parcas
Para que tejan la nueva humanidad con mi carne.

 

*Referente a un verso del poema De Profundis de Georg Trakl.

 
1 comentario

Publicado por en enero 18, 2015 en Cráneos, Ecuador, Poetas de los 90's

 

Etiquetas: , ,

Cráneo #5: David Bobis

10928423_10155029719110198_331518241_n

David Bobis (Madrid, España, 1985)

Es trabajador social y, actualmente, ejerce como educador social en un Centro de Acogida de Menores de la C.A.M. Ha publicado los poemarios Puñales en la garganta (ed. Mandala&LápizCero, 2010), La sed de la arena (ed. Amargord, 2012) y Notas a pie de E.T.A (ed. Amargord, 2014). Parte de su obra aparece recogida en diversas antologías: Voces del Extremo. Poesía y dignidad (Ateneo de Logroño, 2011), El Camino del corazón solidario, las palabras dan de comer (Bohodón Ediciones, 2012), Campamento Dignidad. Poemas para la conciencia (ed. Baladre, Zambra, Málaga, 2013) Voces del Extremo. Poesía y resistencia (Madrid. Ed. Amargord, 2013), En legítima defensa (ed. Bartleby, 2014)

 


 

monstruos s.a

soy de los que leen cuentos
a sus hijos para dormir:

desde caperucita hasta el abc
o el kamasutra
por poner un ejemplo
cualquier cosa es buena -les digo-
para endurecer vuestras pequeñas
mentes

el mein kampf alí babá y los cuarenta
ladrones la torá la bliblia o el corán

incluso han llegado al punto
de hacerme peticiones
no hay noche que no pidan
por sus dulces y sabrosas boquitas: el capital!
grita el más pequeño
¡dónde esté heidegger que se quiten las barbas
de marx! replica el mayor

qué preciosidad mis hijitos
tan listos y sabios a su corta edad

durmiéndose bajo las palabras
de primo o la verborrea de voltaire
qué ronquiditos qué rebufos
de premio nobel
las de estas dos criaturitas del
señor

alterando el sueño de los monstruos
escribiendo su próximo cuento

 

 

shopping

los yonkis de guernika están a euro

en los escaparates de todas las tiendas
los grandes almacenes vayan y
vean como venden sus cuerpos

anoréxicos seropositivos desde
luego qué bien les sienta cualquier
modelo qué tipín que lucen

con cualquier trapito unos jeans
camisa ochentera gafas hipsters
de última batalla cualquier cosa

(repetimos)

yonki a un euro por la compra
llévese gratis un vestido
picasso marca

agatha ruíz de la prada

 

 

los viejos gánsters

a 30 de septiembre de 1982

espero vestido de
cadáveres en el harlem

barakaldo traficantes de
última envestida de

tiroteo en escalera de incendios
de la muerte pisándote los talones

dulces cadáveres

de magnum licor & cigarillos
caducados

 
 

Etiquetas: , ,

Cráneo #4: Leira Araujo

unnamed

Leira Araujo (Guayaquil, Ecuador, 1990)

Poeta, guionista, actriz, y profesora de literatura. En el año 2003 ganó el premio de Teatro de la ONU; en el 2013 fue seleccionada para representar culturalmente al Ecuador en el SUSI Program para estudiantes líderes, organizado por la Embajada de Estados Unidos en NY, Olean, St. Bonaventure University, Chicago y Washington D.C; en el 2014 ganó el Primer Slam Poético organizado por el aniversario de “Esquirla Poética” y la  mención de honor del Premio Desembarco Poético 2014  (Segunda Edición). Sus textos aparecen en distintas antologías locales  e internacionales: Antología poética  R.E.M.  (Dadaif Cartonera y Del Ahogado El Sombrero Cartonera, Guayaquil-Cali, 2014); Los Desenchufados (Camareta Cartonera, 2011); y Pandemónium-Cuentos (Camareta Cartonera, 2011). Colabora con distintos colectivos artísticos, perteneció a Fantoche Teatro de Grupo y escribe en medios independientes de su ciudad natal.

_______________________________________________________________________________________________________________

SUEÑOS DESDE EL FONDO DEL OCÉANO.

Hay cachorros de tigre queriendo morder las aceras. Yo soy la calle. No, soy una avenida. No, soy el semáforo extendiéndose sobre un pie desconocido. Que no cruces y que los perros se lleven tu carne.

Esta no es mi ciudad. Ésa tampoco es mi boca. Esta voz no es la que conozco y es un mirarse al espejo y contar del uno al diez del uno al diez como los juegos descabellados de los niños que empiezan a hablar, pero nadie los quiere escuchar, porque todos olvidaron cómo es no preocuparse por la pensión, cómo tocarse el ombligo con sinceridad.

Me  besa y es un sueño  seco. Nuestras lenguas son piedras en medio de la calle. Los carros pitan, hay agua en la esquina. Quiero saber a dónde irá esa corriente. Él también quiere. No sé por qué sé lo que él quiere. De pronto estoy en su cabeza pero sigo en la mía. No soy una diosa. No soy el infierno. No soy el espacio. Soy la mantarraya de un océano inexistente. Las rocas se lanzarán hacia los cuerpos, tocarán los timbres, envidiarán las sombras que proyectan los árboles tristes. Cientos de bocas sonríen por la llegada del apocalipsis. Los veo hacerse masa en las esquinas, comiendo canguil mientras esperan la película del fin. Nos amamos. Deberíamos ahora cantar Cumbayá. Deberíamos besarnos. Que nadie piense que esto es porno. Que nadie diga nada. Que se callen. Maldita sea, qué les pasa. Dejen de quererse. Dejen de oler a maíz con caramelo. Que venga el mar y se los lleve. A mí no me llevará. En los sueños todos somos hacedores. En los sueños nadie teme al artículo YO, nadie teme al ego, nadie justifica su existencia a través de la palabra.

Otra vez el tigre. Ha venido a ahogarse. Otra vez un tigre y miles de cachorros de tigre. Qué tierno es morir con sus dientecillos clavándose en mi pierna. Me está besando. Hay rayas en mi espalda. Tomo un mar para escuchar el sonido de las conchas. Le enseño a respirar al tigre. Bajo el agua. Está verde. Y sonríe. Y sonríe.

Cámara.

Perpetuarlo
en el instante del abrazo
el letargo de las puertas cerrándose.
Oler
como caen mis manos cual hojas
gracias a las estaciones que lo persiguen.

No hay felicidad más absoluta
mayor signo de lo trágico
temor al futuro
llagas que no querrán sanar
la memoria se aniquila en este pasado
que sufrimos para no variar el ritmo.

Altera
su boca mordiendo la mía
sus dientes cortándose de raíz
para darse
a mí, a mi saliva.

A mi temor a los taxis vacíos.

A mi odio a la ciudad más triste del mundo
donde nació
donde nacimos
para vernos y lanzarnos al otro.

Como me ves, yo te veo.

 

************************

 

Naderías.

Nada harías

Nada implosiona en el centro de la mesa.

 
2 comentarios

Publicado por en enero 11, 2015 en Cráneos, Ecuador, Poetas de los 90's

 

Etiquetas: , ,