RSS

Cráneo #35: Pamela Rahn

28 Jul

11717201_10153458112766197_1712401988_n

 

Pamela Rahn (Caracas, Venezuela, 1994)

 

Realizadora Cinematografía. Mis cuentos y poemas, han sido publicados en distintos portales web, entre ellos Sacven, Sorbo de letras, Newspleen, revista.tn, errr-magazine, Editorial Malos Pasos, DigoPalabra.txt, Despolarizadas, Tenianveinteañosyestabanlocos y en los fanzines digitales PorqueTiemblan, Obituario #25 y Mala Digestión, editado por Henar Bengale. Escribo artículos de cine, música y literatura para distantsounds. Perra romántica, poeta con el ferviente deseo de saber volar. Tengo un perro de 100 años, una biblioteca de 1000 libros y una ciudad que no ha nacido.


El niño cadáver  

I am so lonely in my glory” 
Allen Ginsberg

El niño cadáver ya no esta aquí
para hacerme soñar a color
Para mutilarse las piernas con mi llegada
Para mirarme con los ojos llenos de verde

Ya no responde
No quiere hacerlo
está herido de rosa, de boca y de mí

Sus abrazos están muertos
Su boca disecada
es exhibida en un museo
construido solo para él

Boca que deja pellejos como pétalos de rosa seca
Esa boca que ahora extraño tanto
La recuerdo todo el tiempo
húmeda y pegajosa

No me abraza
Con sus dedos largos y complacientes
No busca mi verdad
Con uñas
Brillantes y lisas
Tan solo me mira a lo lejos
desde la línea amarilla de una calle sin nombre .

 

 

 

 

 

La infancia

“Que mucho de nuestra vida se parece a los rostros del periódico
que miran desde lejos y sonríen y saltan y gesticulan
para confundirse con la basura de la mañana  y ser desechados.”

Charles Bukowski

 

Supuse que la infancia
Era tranquilidad y precipicio
Supuse que la verdad
Era azúcar disecada en pequeñas varas blancas
Que era dulce y desaparecía en tu boca
Que la metástasis era otra transformación
Que la metamorfosis era el cáncer
Que ser niño era menos doloroso
Que ser algodón era mas duradero
Que ser color carne era mas dulce
Que ser humano era mas fácil
Que ser personaje era desaparecer  tras la pantalla
No forrarse los parpados con trozos de piel ajena.

 

 

 

 

 

Razones interminables por las que elegí la locura

Vi al amor retorcerse en la humedad
Vi al corazón
volcarse enfermo en las virtudes
Vi a la imagen desaparecer
Vi a la ausencia flotar
y me olvide de la ausencia
Vi a la digestión volverse hombre
Vi al hombre
convirtiéndose en gusano
Vi al gusano convirtiéndose en mariposa
Vi a la mariposa morir
Vi a la muerte vestida de mariposa
Vi al vestido desnudarse en la inmensidad del mar
Vi en el trozo
de piel un desperdicio
Vi en la suciedad
la imaginación del un millón de hombres que huyeron de ella
Vi en la diferencia de tus ojos y los míos una verdad que todavía puedo contar
Vi en la fotografía un minuto de mi misma
Te vi mirándome
Te vi advirtiéndome sobre mi propia verdad
Te vi acusándome
Te vi moviendo nuestras siluetas pulverizadas
Al ritmo de tus jadeos
Te vi como un lamento
Subiendo
y bajando
a través de mi
Te vi atrapado
Te vi lleno de tierra
Te vi tocando las paredes
para conseguir el camino correcto
Te vi en la oscuridad
Te vi  repulsivo
Te vi con los ojos vacíos
Repletos de arena
Te vi arder
Y preferí saltar por la ventana
convertida en cenizas.

 

 

 

 

 

 

El grito

“Y un grito se
cicatriza en el vacío enfermo”
Vicente Huidobro

 

Socorremos a respirar rostros
A memorizar el fracaso
A sobornar revoluciones

Socorremos a envolvernos en nitrógeno
A contarnos los lunares
A sudar gases fosforescentes
que nos alineen
con nuestro ser.

Socorremos a bordarnos
flores secas en la piel
A tatuarnos sirenas
A adorar al bosque ennegrecido y sórdido
A abrazar arboles
A hundirnos en la similitud

Socorremos a buscar refugio en la gruta
A la epidemia del viento a toda velocidad
a la fogata
a la sugestión
a la impaciencia

Socorremos a la tierra
A ahogarnos
junto con los gusanos que la recorren
A gritar
A hundir la cabeza en su pulpa
para utilizar nuestro dolor como fertilizante

Socorremos a la lluvia
Al petricor
A la presa
A la piel que se evapora
A los ojos que se condensan
A la boca que se precipita
Al interior sedimentando
Somos
la piedra
La roca
El pavimento
Somos un grito sofocado
Esperando florecer.

 


Anuncios
 

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: