RSS

Cráneo #62: Agustín Guambo

02 Nov

11940063_1043450685687970_2099542072_o

 

AGUSTÍN GUAMBO (KITOPOLIS-CIUDAD PÁRAMO)

Master en Antropología por FLACSO; Maestrante de Literaturas Española y Latinoamericana por la universidad de buenos aires. Director del proyecto anarkoeditorial MURCIELAGARIO KARTONERA. Su primer libro de largo aliento “ceniza de rinoceronte” obtuvo el premio hispanoamericano de poesía Rubén Bonifaz Nuño (México-2014).

 


De CENIZA DE RINOCERONTE

[.iii.]

el cráneo del mar brilla en el páramo andino
en el centro de una jauría de árboles un canto arcano
anuncia el nacimiento de la noche

-pampachamuni apullay uyahuanquichu, manachu?-

has escuchado la dulce locura que crece en tu sangre tal como un cetáceo que se revuelca en la enredadera de las estrellas

[la noche nos protegerá de la pesadilla insectívora]
tukuy yawar ninchis quespin kaiku

[pertenecemos al viento y sus deseos ancestrales]
tukuy yawar ninchis quespin kaiku

-los retazos de una constelación andina besando la piel de los rinocerontes ̶ los

retazos de una constelación andina besando la sangre de los rinocerontes ̶ los

retazos de una constelación andina besando la ceniza de los rinocerontes ̶ los

retazos de un rinoceronte andino besando la sangre de constelaciones-

Ñawpa pachapi

-los retazos de una constelación que eriza el viento quiebran la noche andina-

porque en las noches me levanto para ver si has reencarnado del polvo de mis
manos
pampachamuni apullay uyahuanquichu, manachu?

porque en noches exiliadas me levanto para ver si nuevamente tu sangre yace en silencio sobre la constelación de los árboles y el desierto agoniza en mi piel
pampachamuni apullay uyahuanquichu, manachu?

volveremos al viento y su salmo de agonía que día a día alimenta nuestras palabras
pampachamuni apullay uyahuanquichu, manachu?

-los retazos de una constelación que eriza el viento hilvana la memoria de nuestros

hijos al canto de la nocheheladas-

luciérnagas eclosionan de nuestras huellas lamen el rostro de los árboles
en tanto cuerpos adheridos al néctar de las rocas lanzan una profecía

¡tukuy yawar ninchis quespin kaiku!

-los retazos de una constelación que eriza el viento quiebran la noche andina-

nuestros días han regresado al rojo acorde de las caracolas el aliento del sunset
inundando de electricidad balbuceante esta tierra andina diremos nuevamente
nuestra oración de olvido ¡tukuy yawar ninchis quespin kaiku! pensando en cómo
herir el vuelo de una ave o la caliente carne de los andes y gritarnos     -sin odio-

he aquí quien te olvida mientras muere he aquí aquel que blasfema sobre tu tierra he aquí quien ahora te pide que le hundas los dedos en los ojos serenamente acaricies sus nervios y te llenes de ira el edén es la muerte cabalgando sobre aquel horizonte húmedo que brota del vientre de aquellos árboles que me enseñaste a amar
nosotros somos el barro

donde nadie hundirá sus manos…

[.iii.]

Año 5522 (-calendario andino-) el trino de los átomos incendia los páramos del cosmos el polvo de las estrellas crea una tempestad hermosa y acéfala rinocerontes vagan en los andes Año 5522 aún recuerdo tus pies sobre la ceniza de un lenguaje que nunca comprendí pobres los seres que han mutilado sus lenguas en el olor del mar

-no bebas nunca de las manos de los árboles-no bebas nunca de las manos de los árboles-                    no bebas nunca de los árboles-no bebas de los árboles-

alguien susurra un sueño de escarabajos albinos -Homo faber- hombres viejos plantados en las corvas del mar hombres viejos desesperados empobrecidos gritando un largo período de sequías y resurrecciones desde las grietas de sus venas -Homo faber- Año 5522 tus pies desnudos y tibios alargándose en mi memoria Año 5522 los restos de nuestros cráneos no sirven ni para amamantar una flor sin duda somos el polvo precario que se hunde furiosamente en las estrías del mar Año5522 recuerdas la ciudad andina donde nos atravesamos esa brisa pálida y monocorde acariciándonos los labios recuerdas aquellos rinocerontes buscando el canto de la neblina en ríos gangrenados Año 5522 nunca costó tanto llorar como ahora que recuerdo tu olor y escucho la danza violenta de la noche ascender y una manada de rinocerontes corre libre en los páramos andinos ninguno de ellos es nuestro hijo ninguno nos pertenece Año 5522 recuerdo la arqueología de los insectos recuerdo la antropología de los pájaros aún recuerdo el silencio de la espuma quebrándose sobre mi pecho recuerdo la ciudad andina donde dejamos quemadas nuestras sombras donde rinocerontes vagan pero ninguno sabe de nuestros nombres ni de nuestra prehistórica sangre que inunda los árboles.

[.iii.]

a madre y padre
y el posfuturo de sus sangres
When tomorrow Tomorrow comes today

(Gorillaz)

la noche revienta sobre los cráneos de las flores la lluvia reposa en la caverna del cielo ¿escuchas? es la propagación del huracán atiborrado de nuestras almas ¡escucha el llamado de los andes! Yarukí Y Punín dónde madre danzó en medio de arcilla salobre [sombras vegetales que creciéndole íntimamente en el cráneo extraviaron la brújula de sus pesadillas y la destrozaron en medio del frío y la intemperie de una ciudad ajena a su sangre] mirando a su padre descender al sol del alcohol e inflamarse hasta blanquear su esqueleto Yarukí Y Punín donde el tambor del cielo reventó la tierra y llenó de semen andino al maíz ñukanchi Daquilema Wiñaypa paktakuna hemos llorado la sangre de aquellos que nunca verán el rocío de los peces tumbarse y enraizarse en nuestra piel Yarukí Y Punín extinción de la soledad lobos desnudos corriendo lobos desnudos y alegres ñukanchi Daquilema Wiñaypa paktakuna [marx sería un buen shamán en el siglo XXIII] padre y madre galoparon un anciano río madre no sabe nada del tercer mundo donde le ha tocado parir padre no sabe nada sobre Pachacamak señor del universo aquel que no es kari ni warmi pero siente que éste agoniza en su semen padre y madre remontaron el páramo chorreando trizados ancestros remontaron el páramo calculando la velocidad de la memoria para tatuarla en árboles paleolíticos -padre y madre instauraron un nuevo reino en cada huella- ñukanchi Daquilema Wiñaypa paktakuna he aquí tu raza en medio del smog en medio de la mácula lunar del páramo desnudos y ebrios preguntando de casa en casa por
Yarukí Y Punín [granizo enfermo afincado en las venas de los andes] por mi abuelo por mis padres por mis hijos y no hallemos sino ofertas y saldos y a un gringo albino sonriendo bobamente mientras graba el llanto de un wawa como quién graba su serie dominical Yarukí Y Punín punks andinos brotan del vientre húmedo de las flores I´m Useless, But Not For Long The Future Is Coming On larvas doloridas carcomen los andes Is Coming On he aquí tu raza eclipsándose en medio de un manglar de cemento The Future
madre derrite los pájaros de tu sangre en la brisa derrítelos y permíteles que renazcan en el olfato de los ciegos anhelando

C    H    U   N   Y   A   Q

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en noviembre 2, 2015 en Cráneos, Ecuador, Poetas de los 80's

 

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: