RSS

Archivos Mensuales: marzo 2016

Cráneo #101: Juan Camilo Lee Penagos

 

10385381_10153166475632288_7673279477377241706_n



 

Juan Camilo Lee Penagos (Bogotá, Colombia, 1982)

Desertor de las ciencias exactas –en su adolescencia representó a Colombia en eventos internacionales de física y ganó concursos nacionales de matemáticas-. En la actualidad es becario doctoral de Colciencias desde 2014 y desarrolla una investigación sobre arte y literatura latinoamericanas en los años 60′. Publicó Ciencias de la mañana en la colección “Viernes de poesía” de la Universidad Nacional de Colombia en 2011. Su libro Voces de Casa fue ganador en el II Concurso Internacional de Poesía Paralelo 0 2015.



 

 

 

IV

En las habitaciones de la casa que recuerdo
el sol forma cuadrados o rectángulos de luz en el piso mientras partículas de polvo flotan y se mueven en el halo dorado que entra por la ventana.

Nadie ha descrito el movimiento de esas geometrías solares a través de un solo día sobre la madera de las casas gastadas.

Aun hay algo entonces que no se está pudriendo en el abandono,
algo mínimo que día a día se repite intacto, invisible y lumínico,
transparentando la invasión de los seres del polvo,
mientras el olvido y el silencio nos conservan ese rincón brillante
como única verdad.

La vida es igual para todo lo que vive:
en los jardines abandonados
también transcurre la savia,
también zumba el insecto,
también se oscurecen las baldosas:
se borran nuestros pasos.

 

 

 

 

 

 

VII

La memoria tiene mucho que ver con el sol:
ilumina y enceguece al presente.
Las imágenes de la memoria
son vitrales que se superponen unos a otros,
que oscurecen la luz que podría atravesarlos
para hacer visibles sus figuras.
Es por eso que lo único innegable es el silencio y la transparencia
de quien,
hundido en una bocanada de tabaco,
de repente
recuerda.

 

 

 

 

 

 

 

X (La demencia)

Tiene algo que ver con aceptar
el tamaño de la estirpe,
su honda decepción, su resignada búsqueda
de cualquier otra cosa.
Es que la rota estrella de sus ojos
buscando un cielo en la carne,
el frío en los vientos,
o cada caricia que olvidaron,
amasan un pan, una sonrisa
para la visita que se quedaron esperando.

La casa doblega la voracidad de las noches y sus puertas cortan los pescuezos de las
sombras que intentan asomar sus hocicos por debajo.

Pero al ser olvidada la casa produce sus propios monstruos:

la inminencia que golpea el lado oculto de las paredes,
que rasca cuando todos duermen desde adentro los cajones cerrados hace años,
las sombras de las aves que cruzan de repente por el patio,
esas voces de casa que la transitan y pueblan más allá del silencio.

Y luego transitar por los lugares recónditos de mi cuerpo, y encontrar allí puertas desvencijadas, esquinas con extraños y diminutos habitantes, absurdas manchas en las paredes, en mi cadáver.

Por dentro las descomposiciones son violentas, las ventanas se rompen, legiones de imágenes se arrastran como cucarachas, mobiliarios ajenos germinan en la sangre mientras el calor de los días ensancha el hierro de las altas puertas a la cordura.

Roto de humedad, acicalado de tristezas sofisticadas,
el aire, el vuelo,
sus pájaros contra la lluvia,
el sol flotando en el jardín no soñado.
Ninguna casa, ningún rostro, ningún aljibe.
Nada. Sólo las esquirlas de los espejos y unas cuantas sillas desvencijadas.
El fértil polvo sembrándose entre las cosas:
baldosas despintadas, manchas en las paredes, arañas, maderas que crujen.

Pero no, no es que cobre algún sentido el deshacerse de la utilidad de cada trozo de madera,
no es que la muerte que puebla cada habitación pueda reemplazar

la brillante estructura de mi biografía:

sucede que la muerte no llega nunca, sucede que la casa siempre estuvo vacía porque era ella quien nos habitaba

 

 
 

Etiquetas: , ,

Cráneo #100: María Auxiliadora Balladares

Mariu

 

María Auxiliadora Balladares (Guayaquil, Ecuador, 1980)

Profesora de literatura. Su trabajo de investigación gira en torno a la obra de poetas latinoamericanos del XX y del XXI. Ha publicado un libro de cuentos, Las vergüenzas (2013) y un ensayo, Todos creados en un abrir y cerrar de ojos. El claroscuro en la obra poética de Blanca Varela (2015). Sus poemas, cuentos y artículos aparecen en revistas literarias y culturales. Mantiene el blog ladiestraylasiniestra.blogspot.com.



 

 

A MÍ TAMBIÉN ME GUSTA MAROSA DI GIORGIO

“En esta foto somos hermanas”
Ya sabes que me gusta montarte
Con desesperación
Y en cualquier lado
Que un comentario así
Solo responde a
La necesidad de ser sórdida
Que se instala entre una sien y otra
O quizás niega la posibilidad
De un incesto aún más tremendo
-barbaridad-
Que seas tú mi madre
Que la vagina que me parió sea la misma
En la que mis dedos juegan
Y mi boca
Y mis senos
Y mis pies
Y mi puño
¿Madre o hermana?
A veces madre
A veces hermana
Insensatez desear lo que ya se tiene
Melancolizar en torno a la persona que está al lado de uno
Comiéndose las uñas
Yo a veces me las corto pensando
Que quizás te penetre por atrás con uno de mis dedos
Y que no quisiera lastimarte
Solo que sientas mis yemas
Como si el mar te invadiera hacia dentro
Yemas como mar como balas
No tenemos fotos de nosotras en el agua
Yo apenas los recuerdos de tus piernas
Y de tu humedad tras la boya
Tú quizás recuerdas
Que sé nadar como un pez
Y que de todos prefiero el estilo libre
“En esta foto somos hermanas”
¿Qué “tú” debo maquinar
Qué huesos fracturar
A quién debo matar, chantajear, golpear
Para poder escribirte un buen poema de amor, amor?
Cuando intenté lanzarme del carro
Estaba borracha como tú
Me gritaste y clavaste tus dedos en mi brazo
Para asegurarte que no vuelva a intentarlo
Te orillaste y me dijiste que estaba loca
Que no te provocara a menos que quisiera
Comprobar que en esta relación más loca que yo
Eres tú
Que no se me ocurriera volver a abrir la puerta
Luego me besaste en la boca
Succionaste como neonato mis mejillas
Te tragaste mi nariz
Es realmente una tristeza
Que toda esta desesperación no alcance
Para escribirte un poema
Me parezco a ti
En los rasgos
En la borrachera
Soy tu hija
Cómo no parecerme a ti
Hija del diablo soy
Hija del diablo y mañana me caso

 

 

 

 

 

 

 

GUAYAQUIL 

Si salimos de El coleccionista tomadas de las manos, caminamos por Loja tomadas de las manos y pasan los autos y las caras de los hombres pasan y las palomas cagan y los niños ladran,
si seguimos caminando, subimos el paso a desnivel, nos gritan con efecto doppler: “locas y lesbianas”, rodeamos el cementerio y con la otra mano, la que no tomas, saludo alegre a mis abuelas Vicenta y Clara,
si seguimos caminando, tomadas de las manos, tu cuerpo se acerca al mío y me besas en el cuello porque vamos rápido y no alcanzo a poner mi lengua entre tus labios,
si seguimos caminando, tomadas de las manos, vemos Solca, bajas la cabeza, yo también la bajo, pero te sonrío para que sonrías y me trago de un suspiro tres mariposas blancas,
si seguimos caminando, llegamos al aeropuerto, levanto una valla con la fuerza brutal de mariposas, nos introducimos en la pista y empezamos a bailar porque desde el altavoz de un carro de bomberos suena, de bowie, let’s dance,
si seguimos bailando y seguimos bailando y seguimos bailando, tú con tus zapatos rojos y yo con mi blusa a rayas, se detiene un avión y atrás otro y otro y otro,
de pronto, cuando los pacos amenazan con sus pistolas y sus balas, nos convertimos en personas de papel que el viento levanta, mi mano ya no puede sostenerte, y miro con mis nuevos ojos cómo te alejas, cómo el viento que nos salvó ahora te aleja y te deposita en el río y te mojas toda y te desintegras,
si sigo volando, me inserto en una nube y la hago llorar y la cuidad se moja y se desbarata, ya para qué Guayaquil. Si te tragó su río, ya para qué Guayaquil

 

 

 

 

 

 

 

MANO

Desempañas los vidrios en la madrugada
enciendes la luz para que no tropiece
cuando me levanto cansada
sin entender por qué empieza el día
si todavía amenaza la oscuridad
detrás de la puerta de casa
Entonces exprimes dos naranjas
como si fueran mis senos
y me das de beber un jugo sereno y dulce
te prendes de mi brazo clavando bien los dedos
como ayudando a despertarme
Tocas mi frente y descubres una febrícula
originada en el malestar que produce la cultura
en esta ciudad tremenda
tan caliente y tan pequeña
Para sanarme rozas mi sexo
y me ofreces amor en el piso 17
calle 10 de Agosto y Malecón esquina
En otras ocasiones
cuando te posas sobre la rodilla
te detienes a meditar en el color que tiñe el cielo
cuando desabotonas mi vestido
y me acaricias el cuello
como si fuera el animal que amas
Y cuando te cansas de todo
con un lápiz dibujas la cara de una niña
a la que llamamos Alicia
que crece en mi vientre desde hace tanto
Me tomarás del hombro al yo parir
y sostendrás mi cabeza cuando me desmaye
y acariciarás mis brazos para despertarme
y mostrarme a la niña más pequeña
el animal más bello, callado y puro
Quiero que sepas que caminar
en la ciudad es algo que quiero hacer
solo si sostienes mi mano
y si yo te sostengo
Sólo si tus uñas van de rojo
y debajo de ti
en la muñeca delgada
un tatuaje señala
que a las 11:11
de cada día me amarás nuevamente
y te posarás en mi rostro para siempre
siendo la intensidad de cada uno de mis gestos
y mi desasosiego, mi cielo, mi verde, mi agua y mi sosiego

 

 

 

 

 

 
1 comentario

Publicado por en marzo 28, 2016 en Cráneos, Ecuador, Poetas de los 80's

 

Etiquetas: , ,

Cráneo #99: IRIS KIYA

666450cd-5839-4550-91fa-d94198d16cde



 

IRIS KIYA (SEBASTIAN MELMOTH) (La Paz, Bolivia 1992)

Ha estudiado literatura en la Universidad Mayor de San Andrés. Ha publicado los poemarios Manicom(n)io fra(g)tal, colección postmortem (2010), 24 cortos y un prólogo en braille para Gelinau Laibach (2013). Actualmente es parte de las editoriales Género Aburrido y Maki_naria ediciones.



 

 

 

Ceci n´est pas une pipe
Ceci n´est pas une Smith & Wesson
Ceci n´est pas une camera
Ceci n´est pas une tranchée

Debajo la trinchera,
encuentro a mi padre a mi madre y a mi hermano

Debajo la trinchera,
acribillo sus ojos de azufre,
relleno las cuencas con plata y los epitelios restantes con saliva y cal

Debajo la trinchera,
cuento con la compañía de un fotógrafo y un soldado

Debajo la trinchera,
el fotógrafo me insinúa una toma a blanco y negro

Debajo la trinchera,
el soldado me habla de Carter y los cuervos,
le tiene miedo a la flacidez
y a los besos de las mujeres bonitas

Debajo la trinchera,
el fotógrafo me mira por el ojo de la culata

Debajo la trinchera,
el soldado y el fotógrafo
se suben a una avioneta y ponen el disco número ocho, pista tres
suena Paganini
y en el intermedio

el violín se mezcla con el sonido de la avioneta

Debajo la trinchera,
hay asfalto,
una ventana,
una cámara,
y una Smith & Wesson

Debajo la trinchera
mis huesos se están cosificando por la cal

El fotógrafo me muestra un rollo sin revelar

  1. Debajo la trinchera un hombre
  2. Debajo la trinchera una mujer
  3. Debajo la trinchera un niño

 

Debajo la trinchera,
encuentro los cadáveres de mi padre, madre y hermano

Pound se ha estado alimentando
de garbanzos y setas,
setas que esconde en los rincones de su almohada
en el psiquiátrico
come garbanzos a deshoras, porque ya no puede
pensar en las elegías o en las servilletas de papel.

Pound se ha estado alimentando
de garbanzos y setas
entre las 6 y las 12
lee cuartillas y luego las reescribe
pensando en Aura y en la guerra

Pound ha estado leyendo
cuartillas,
y el psiquiátrico donde reside
solo cultiva garbanzos y setas

Pound se exacerba con
sus psicosis, con Aura,
con los garbanzos y setas.

Pound mira disimuladamente las esquinas
azuladas del periódico y recae en una
foto, una mujer de rasgos tenues y mirada
perdida.

Es ella, dice Pound

Entonces cae en el vórtice,
en el animismo.
En la soledad del psiquiátrico.
En la soledad de la espera por Aura.
En la dieta de garbanzos y setas.
En las cuartillas que se dilatan en el papel,
cuando Pound llora por ella.

Pound llora por una mujer que no conoce,
llora porque se imagina que ella espera
a un veterano en una plaza cualquiera
entre las 6 y las 12, justo
los días martes y jueves,
cuando esconde los garbanzos
y las setas dentro su almohada
o entre las 6 y las 12
los lunes, miércoles y viernes
cuando lee cuartillas sobre la guerra
o entre las 6 y las 12
los sábados y domingos
cuando, a causa de la soledad,
mira perplejo el reloj,
y se dispone a fumar un cigarro,
y cuenta todos los granos de
garbanzo, esperando que las setas
terminan con su cuerpo,
a causa de la alergia

 

 

 

 

 

 

 

Este es el proyecto de un beso,
un beso que se esconde en la violencia
ꟷde los cuerposꟷ
cuerpos que desfilan con las pancartas impuestas,
pancartas que dicen:
Un buen soldado muere por su patria
Un buen soldado alza las armas por su patria
Un buen soldado se alimenta de la tierra
Un buen soldado sufre de hambre
Un buen soldado traiciona a su amigo
Un buen soldado se muere de hambre
Un buen soldado se masturba a las 3:00 am
cuando nadie lo escucha
Un buen soldado no busca morir por su patria,
busca matar por su vida
Un buen soldado no se enamora, ni pide perdón
Un buen soldado escribe sus memorias
Un buen soldado lee el periódico y busca
trabajo de conserje, profesor, constructor, escritor, mesero
Un buen soldado camina por las calles
apuntando con su mano o sus ojos, como si fuera un arma.
Un buen soldado llora por las noches, cuando
ve a su madre en zapatos de tacón
Un buen soldado se levanta a las 5:45 am
e iza la bandera junto a su hijo.
Un buen soldado no cree en el azar,
ni en las cartas, ni en los juegos
Un buen soldado no ríe, pero si peca
Un buen soldado se baña todos los días
y se agrieta la espalda contra el muro
Un buen soldado va a la iglesia,
aunque no sepa rezar
Un buen soldado se enamora, aunque no sepa dar un beso
Un buen soldado no escribe cartas de amor,
escribe novelas policiales
Un buen soldado no lee a Whitman, lee a Pound

 

 
2 comentarios

Publicado por en marzo 24, 2016 en Bolivia, Cráneos, Poetas de los 90's

 

Etiquetas: , ,

Cráneo #98: Steph Apolo

12788507_10153645026018141_448392694_o

Steph Apolo (Guayaquil, Ecuador 1992)
Co-fundadora de la editorial alternativa Dadaif [cartonera], y el colectivo de acción literaria El Último Jueves. Estudiante de Comunicación Social y literatura. Participó en lecturas en la Feria de arte y erotismo en Guayaquil 2013, Festival Internacional de poesía Poquita Fe en Chile. Textos suyos pueden ser encontrados en Cerrado Por Reparaciones (antología del taller de creación Dadaif[cartonera] –2012), Desembarco Poético Pleamar 2 (Rastro de la Iguana ediciones – 2013), 8 Poetas Ahorita (coedición de Amaru Cartonera de Lima, Dadaif Cartonera y Camareta Cartonera de Guayaquil – 2014 ) y 90 Revoluciones, antología de poesía de escritores nacidos en los noventas (Mecánica Giratoria-2015).


 

*

Viene desde la cuna que nunca se alejó de mí La cuna que me persigue para demostrarme lo humana que soy Lo bien que me sale ese baile de irme y regresar

de caer

y caer

y caer

Y qué es lo que queda

YO

completamente rota

parte a parte

hasta convertirme en agua que cicatriza solo en papel

Deshilvano todo lo que me enseñó mi madre con placer la escucho decir que no soy nada de lo que crió Es como la meta que derrota a la cordura

y me deja con miedo a escuchar a todos con mi nombre pidiendo cosas que no tengo para dar porque no me importa

aunque tú si

me importas

Por eso siempre pienso qué dirías si me leyeras qué pensarías de mí Tendrías la capacidad de dibujarme yo la luz de tus ojos con una caricia en medio de las piernas cuando el placer te parece un ente repulsivo y de placer yo construyo mi vida cada una de estas líneas que meto en mi cuerpo cada una de las nubes que suelto en mis pulmones

No es fácil mirarse cuando el espejo te escupe de vuelta Pero así me reencuentro después de salir con la fuerza de una flecha y romperme contra la pared Así leo lo que se desprendió de mi carne para soltar cada trago de lo que no soporto de las construcciones que no veo pero me habitan en silencio

De cada lugar donde recibí un golpe emana leche y miel un aroma dulce con tinte sagrado donde apareció la diferencia entre soledad y abandono Es la condición humana y su polisemia de la que bebo para que siga transitándome abriéndome en energía renovada que hace crecer cada texto que me hace una casita mi lugar aquí.

***

Salí vestida de naipes

Una baraja sobre la otra se fueron abriendo

Recuerdo bailar con la fortuna

Las reinas mirando hacia mis alas

odiando el gris y el tecnicolor

Hay rojo mucho rojo

que trepa en forma de lengua y te busca

mientras la humedad del piso me interrumpe

Sé que esto va acabar

y necesito que sea en la boca

mientras me cantas

en ruidos

en los que yo entiendo

un te amo

de lengua roja muy roja

En el rostro de las reinas te vi

tu mano bajando hacia un seno

y la miel salió de tu lengua

Te sentí

Era el mío

otra vez en silencio eterno

Sudaba

porque solo en ruidos te grito

porque solo en ruidos

gimo/te amo

solo en la sensación de vértigo

cuando veo salir tu cabeza entre mis piernas

 

 

***

Respiro rompo rezo

El fuego acabará con todo

Mientras me quedo helada pensando

cómo será cuando se enteren

cuando quiebren mi cuerpecito y el carmesí salga

el deseo que no entiendo

shhhhhhhh

No puedo seguir respirando con la duda en los pulmones

Por qué pasa ahí donde los adultos me dijeron que no

es algo turbio y no entiendo

¿Otra vez quieres jugar?

las luchas

el fuego

¿poniendo todo tu peso sobre mí?

tu saliva que me tiempla

Y las risas que lanzas a mi oído como un golpe

¿Por qué tu cuerpo se pone tan duro?

 
 

Etiquetas: , ,

Cráneo #97: Omar Garzón Pinto

Omar-Garzón-Pinto

Omar Garzón Pinto (Bogotá, Colombia, 1990)

Sus poemas han sido publicados en antologías, periódicos y revistas especializadas de España, Guinea Ecuatorial y varios países de Latinoamérica. Ha presentado su trabajo en diversos espacios y certámenes culturales, académicos y literarios de algunas ciudades de Colombia. Desde el 2008 trabaja como profesor de Geografía, Historia y Literatura, principalmente, en algunas instituciones educativas de Bogotá y como Tallerista promotor y difusor cultural de varios colectivos artísticos y fundaciones de la misma ciudad.

Autor de los libros de poesía Faro desnudo, editado por la Liga Latinoamericana de Artistas (Bogotá, 2011), Flores para un ocaso, Liga Latinoamericana de Artistas (Bogotá, 2013) y Un poeta es un satélite en constante caída, Senderos Editores (Bogotá, 2015). Dirige el blog farodesnudo.blogspot.com



 

Roque Dalton “GarCIA”

Tengo un país que me nace en cada herida,
/que me duele en todo el cuerpo.
Miro al cielo y lo reconozco en mis ojos.
Un país que un día me abandonó
pero que me acompaña a cada paso.
Su recuerdo se hace cicatriz sobre mi piel.
¿Lo podías sentir, amor, lo podías tocar
/cuando rosabas mis labios con tus dedos?
No, no podías. Te pasaba lo mismo que a mí:
Estiro mis brazos, le llamo, pero él se va.
Es su soledad la que me pesa.
Tengo un país que me duele en todo el cuerpo
un país que después de golpearme varias veces
hoy por fin me mata.

*********

Juana María y su arenga en el Tiempo

La única certeza que poseo es que mi cuerpo también es sal
y como sal tendrá que deshacerse algún día en el silencio.
Mi piel será la ausencia, mi hueso el rumor de la sangre que se seca.
Mi palabra: Polvo de Luna que fragmenta balas
el paso del viento entre las ramas.

                                           A Delfina Góchez Fernández, in memoriam

*********

Confesiones en enero

1.

(COSOVEI)

¿Acaso se puede escribir un solo verso sin la agonizante
pero nunca faltante esperanza de verse reflejado en el poema?

14.

(GELMAN)

Cada palabra que decimos nos denuda.
Cada palabra que nos nace nos rescata de la muerte.

23.

(FONZ)

Mírame, poeta: aquí cuelga la estrella viajera
que encontró la refrescante sombra en la aridez del desierto.

26.

(PACHECO)

Se tiene la lucha, se tiene el desierto, se tiene la incertidumbre. En fin, el mundo.
Es necesario el oasis: Si no hay versos, no podremos dar un paso más.

28.

(LOO)

Todo poeta es una promesa mientras vive.
El camino se encargará de decirnos qué tan falsa era cada promesa.

 
 

Etiquetas: , ,

Cráneo #96: Gisella Aramburu

gisella

Gisella Aramburu  (Rocha, Uruguay, 1986)

Pasa la primera parte de su infancia viviendo en las escuelas rurales de distintas localidades del departamento, en las que su padre se desempeñaba como maestro residente. Desde chica devora libros, dibuja hedonistamente, y se interesa por distintas manifestaciones artísticas. El gusto de su hermano mayor por la Literatura Fantástica y el Rock marcarán sus intereses de forma definitiva, y desde antes de saber lo que era la Literatura afirmaba que enseñaría “a los niños a leer cuentos”. Escribe desde que sabe escribir, primero historias fantásticas (descarados plagios que fue emoconante perpetrar) y luego también poesía. Siguió su vocación y estudió Profesorado de Literatura en el Centro Regional de Profesores del Este y, desde su egreso, practica la docencia en liceos públicos de distintas localidades de Maldonado, Lavalleja y posteriormente Rocha, donde vuelve a radicarse en el año 2011. Ese mismo año su breve poemario Grabadora de Viaje resulta seleccionada en la antología Urgente: Poesía Emergente, surgida del concurso del mismo nombre convocada por el Centro Cultural de España, en la que se recogen diez poemas de diez poetas uruguayos de entre 20 y 30 años. Participa en diversas revistas literarias y Ciclos Poéticos, y en 2012 reincide publicando Ritos Salas Limbos con Trópico Sur. Actualmente escribe en confortable soledad y lleva adelante el proyecto editorial independiente Bestial Barracuda Babilónica. Sigue enseñando Literatura y lo seguirá haciendo.



Ajusticiamientos (Poemas de comedor)

I

en la vertical sonora de la novena
la niña con el suave traje de conejo
sostiene firmemente la metralla
bum cae estrella
bum a quemarropa/ a pólvora
perfuma la noche las narinas
esfuerzo de materia en combustión
querida
lo sabemos
te mintieron que no duele
del dentista al cementerio
y los ojos rasgando el tiempo de las cosas
hasta que merezcan el alma del silencio.

 

 

 

 

 

 

 

Cerradura Exterior

la llave mantiene a salvo la casa
de sus propios huéspedes
la llave previene el suicidio
o su posterior descubrimiento
la llave es la histeria necesaria del poema
una llave mal/cierra el paraíso al mal/nacido
y abre a la luz esa misma puerta solitaria
una llave mantiene a salvo la casa
una llave mantiene a salvo la casa
y abre a la luz esa misma puerta solitaria
una llave mal/cierra el paraíso al mal/nacido
la llave es la histeria necesaria del poema
o su posterior descubrimiento
la llave previene el suicidio
de sus propios huéspedes
la llave mantiene a salvo la casa

 

*** Textos tomado de Ritos Salas Limbos (Trópico Sur, 2012)

 

 

 

 

 

 

Crítica a la lírica

“Los poemas son problemáticos
no sirven
se desahogan como prostitutas borrachas
en el hombro de los desconocidos
resultaría más lógico
delimitar más su círculo
al ámbito psicoanalítico”
Se lo dicen ante el muñón
y la sangre seca
ante los ojos arrancados se lo dicen.

 

***Texto tomado de Grabadora de viaje (Antología Urgente: Poesía Emergente, Centro Cultural de España, 2011)

 
2 comentarios

Publicado por en marzo 8, 2016 en Cráneos, Poetas de los 80's, Uruguay

 

Etiquetas: , ,

Cráneo #95: Nadia Sol Caramella

11745741_10153425892490758_3227427329145233577_n

Nadia Sol Caramella (Buenos Aires, Argentina, 1986)

Poeta, editora y gestora cultural. Publicó Temporada de ciervos en el bosque (La Fuerza Suave, Nulú Bonsái. Buenos Aires. 2015), 15 minutos con vos (Antología de poetas contemporáneos, Alma de Goma Ediciones. Jujuy. 2015), Himnos Nacionales (Antología poética, Añosluz Editora. Buenos Aires. 2014). Variaciones del silencio, obra crítica basada en el film Pendejos, de Raúl Perrone (Booklet del Film Pendejos de Raúl Perrone, Difusión Alterna Ediciones. Buenos Aires. 2013). Como poeta participó de Enero en la Palabra (Cusco, 2016), Tea Party, Festival de poesía latinoamericana (Arica – Tacna, 2015), “Mundial de Poesía” Encuentro Federal de la Palabra (Buenos Aires, 2015), Feria Internacional del Libro de Buenos Aires (Buenos Aires, 2014). Es co-editora de Difusión Alterna ediciones. Dirige, desde 2009, Escrituras Indie, medio de difusión de arte y literatura independiente. Como gestora cultural produjo “Poesía entre la hierba”, ciclo audiovisual de nueva poesía argentina (Buenos Aires, 2014), “Nunca volverás a estar sola”, compilado de poemas optimistas en audios de Whatsapp (Buenos Aires, 2015), actualmente produce, junto a colectivo español Gilles de Rai, “Hábitat”, ciclo audiovisual de nueva literatura (Edición Barcelona), durante el 2016 realizará la producción de Hábitat, edición argentina.


LA SERIE DE LA DISTANCIA

1

no hay dudas

fingimos

que en el espacio hay espacio

habitable

nos sentimos importantes

si nos sienten

de la distancia no aprendí

más que técnicas de supervivencia

los días van tomando formas extrañas

y el tiempo les saca filo

en el orden de importancia

siempre alguien queda afuera

tengo un diario

escribo

casi siempre

dicen que de un diario puede salir una novela

no le creo a mi diario

no le creo a las novelas

creo en los autores que dicen que escriben

su primera novela

aunque no sea cierto

pero

qué es una novela en la vida de un escritor

qué es un diario en la vida de un escritor

más que un bestiario de gente deformada

por el filo de una metáfora

así se vive en la ficción

y en la vida real

los cuerpos son rutas provinciales

ganan distancia con el tiempo

es una cuestión de Física

2

como habitamos con palabras este mundo

digamos lo importante

conversemos en silencio con el interior de las cosas

y cuando no quede más que el grito

la ebullición

de la euforia el deseo el amor las ganas

digamos una palabra

y  punto aparte

como una sentencia

así nacen las cadenas rocosas

un punto es una piedra en el horizonte

ahí donde se clavan las palabras importantes

si este clima ayuda al silencio

mejor quedarnos quietos

sin afectar al desenlace de las cosas

nuestro cuerpo es la fuerza que sostiene la atmósfera

habitable

de un planeta habitable

los polos están achatados por el sol

se sabe

en los polos vive dios

eso también se sabe

o lo inventé

la palabra DIOS me inquieta

pienso en la mística del espíritu

pienso en las estrellas

en la magia

y en la oscuridad de las personas

pienso en las palabras de pocas letras

y en el silencio

la distancia afecta a las personas

las cambia

las deforma

el silencio las reaviva

cuando llego a una distancia

me pregunto de qué sirvió

si los días pasan

como un río

quiero escuchar el ruido de este río que fluye

quiero escucharlo y que sea música

no el llanto de una sirena

que atrae barcos

para hundirlos.

3

el agua encandece más que el fuego

las lágrimas son tan cursis

pero ciertas

quiero ser una flecha

que viaja de mi corazón a tu corazón

quiero ser una flecha que atraviesa el tiempo

y que nada me detenga

que no me detenga a recordar

porque ahí nace el miedo

porque ahí nacen las palabras

porque ahí mueren las montañas

y el tiempo se vuelve forma

filo y daga

cuando era chica escribía sobre el tiempo

decía que era una daga

de chiquita sentía la inmanencia

lo impermanente

el ruido del tiempo afilando las cosas

lo cotidiano se vuelve inmenso

quiero ser consciente de la distancia

y que eso no afecte la forma en que los cuerpos se rozan

es una cuestión de física

ganamos distancia con cada encuentro

la materia se toca

y gana impulso

así es la vida

vamos chocándonos

ganando distancia

así es la vida

te adaptas o te adaptan

4

los ojos de un lago que no nunca vi

en un país que desconozco

se cierran

la naturaleza no miente

5

los arboles proyectan su sombra en un lago suizo

o un en un edificio de villa crespo

los arboles no mienten

no traicionan su esencia

ni con la distancia

ni con el tiempo

sé un poco árbol

y no me olvides

o fingí que solo estas creciendo

al costado de un lago

y que te proyectas sobre el techo de casa

y te movés con el viento

fingí vos

que la naturaleza

no miente.

6

porque miramos a los ojos de la gente cuando se está yendo

hay terremotos, maremotos y huracanes

la gente siempre se está yendo

la distancia educa como la pobreza

en lo precario se ve el alma pobre de las cosas grandes

el amor es una idea

y la distancia

un hecho.

**********

INVIERNO

caminar destapada todo un invierno

nada quiero de estas colchas

más que fingirme una mosca

sobre un teclado de arena

Y saber que no es cierto

que no soy esta pequeña sombra ni el desierto

que podría quedarme quieta mientras el invierno

hace quiebra y va

pero los besos

ay, esas pequeñas jaulas

donde cabe un niño muerto

o dos

a todo desierto le llega la primavera, sabés

el sol se estaciona por el fondo

y ni una flor

ni una sola

tus amigos hablan de cosas grandes

los amigos de tus amigos hablan de cosas grandes

mis amigos me hablan y yo asiento con la cabeza

mientras adentro dejo todo quieto

muteo el paisaje

lo tejo en silencio

para alejarme de la herencia familiar

el grito y la tanada

que nos llegó deforme

por una vieja de mierda,

mi grannie, una vieja maldita

una vieja ebria de sexo. una ebria de locura.

todavía vive

a veces pienso que la poesía

No existe

que todo pasa simplemente

de lado a lado de una hoja

como algo sin importancia

prefiero la vuelta a casa

volver a casa en invierno

volver a casa sola

mi casa es un desierto de botellas vacías

Lo fue mucho tiempo

cuando mi viejo vivía

Y se aventaba a la vida

lo vi salir a de una pileta llena de mugre

lo vi salir con una moto vieja

lo vi como a un caballero en su corcel

lo vi ser grande

lo vi gigante

lo vi  ser en la noche oscura

una figura brillante

una noche

que hoy la reminiscencia  trae cambiada

mi papá fue un borracho

pero me enseñó a escribir

con estos días se me da por fingir

un lazo con los míos

a mí también me dirán como a la vieja

la Caramella

y no me voy a dar vuelta a mirar

como cuando a los otros me pregunten por mis miedos

no diré ni una sola palabra

voy delante de mi furia

por eso escribo.

**********

DESIERTO

la sabiduría casi siempre va acompañada de un sabio

el amor de dos

la distancia es una franja de tiempo y espacio

el miedo está solo

si hay desiertos es para que los imaginemos

nadie tocó la esencia de un desierto ni siquiera la rozó

¿te hablé de mi corazón?

ahora la lluvia cae más fina y ácida

sobre las redes de la noche

soy un desarrollador web

me gustan los espejos

mirar el vacío de las cosas

y fingir que toda virtualidad es tu amiga

mamá

¿la cena de hoy son dos como yo?

mamá

¿la cena de hoy son tres como yo?

mamá

en la cena de hoy hay un agujero

mamá

¿si meto la mano encontraré a dios?

soy un desarrollador web

tejo la noche

una noche profunda de 48 horas

mamá algo se tildó en mi

se quedó quieto

¿es tu voz de mujer eterna?

¿es tu voz de recuerdo?

¿mamá mi futura yo sabrá hacer el amor

con algo que no sea tu ausencia?

mamá

el Edipo se parece a la escena en que:

mi amor es un mar

hay un dios en ese agujero

le dicen Napoleón

habla de conquistas

mi amor es un desierto mamá

¿las nubes se besan?

mamá

¿las tetas son eternas?

soy un desarrollador web

y quiero conquistar el desierto

¿te hablé de mi corazón?

 
 

Etiquetas: , ,