RSS

Archivos Mensuales: mayo 2016

Cráneo #115: César Cano

10458653_258248577712474_270794518165302407_n



 

César Cano (Armenia, Colombia 1994)

Es un poheta afrancesado, con refinadísimos gustos y discretísimos modales. En sus horas libres alcanza la iluminación mediante repetidos golpes a una pared con la cabeza. Actualmente se dedica a piratear y (a veces) a plagiar la obra de sus demás amigos pohetas.



 

 

 

Pohema de cuando estuvimos con dami y bob en el df casual, y dice así:

Había una cita entre el mezcal y yo
escrita donde generalmente se escriben
los encuentros casuales que son citas
podía estar escrita en las nubes
o en la piel de un jaguar o del gato de un vecino
pero yo creía que estaba escrito en un volcán de México
y entonces
cuando probé el mezcal
me sentí que actuaba en la novela de lowry que me gusta tanto
que estaba ahí
entre las líneas
las que no escribieron
ahí estaba yo
emborrachándome
y esperaba a que dami y bob
llegaran en un taxi
llegaron cuando yo ya no era yo sino otro
yo
un poco más borracho
(para ser claro
estaba confundido)
en un bar donde iba a haber un recital
en una calle del DF que yo había
consultado previamente
en google
le di las indicaciones a mis dos amigos
pohetas re pohetas
embalados en el avión cogiendo un taxi
en un taxi re cogidos de la tarde
ya había empezado el recital
pero yo estaba en el baño vomitando
cuando llegaron mis amigos
y estaban los poetas más poetas
más famosos  re famosos de méxico y españa
y nosotros por colombia
subiendo como Nairo
escalando montañas botellitas de mezcal
botellas de tequila
volcanes de mezcal
ríos de lava de tequila
damian estaba muy borroso
y desafío a otro poeta re poeta
y hacía imágenes hermosas
con un machete con luces de neón
bob estaba muy borroso haciendo abdominales
una dos tres abdominales
hizo tantas que consiguió que otra poeta
re poeta lo besara
(no sé si me explico:
no recuerdo bien las cosas)
pero estaba entre la gente
me fui al baño y me eché un pase
y otro pase por la puerta de salida
por fin libres de bebernos el DF
antes de que el primero se desmaye
y lo tiren a un barranco
o a una zona peligrosa

 

 

 

 

 

“Si me encierro ven a verme un vis a vis”

La pereza me mastica lenta
mente
me arranca a cigarrillos las cosas que estaría dispuesto hacer
como que tengo el culo pegado a la cama
re cosido
si pudiera correr lo haría
si pudiera limpiar el inodoro
y no perdiera las manos en el intento
lo haría
pero estoy dispuesto a madrugar mañana
salir a caminar y después bañarme
ver una película y leer una novela
a la vida no le importa que yo haya nacido cansado
las cosas siguen sucediendo
el días es día y nada más que eso
puedo intentar hacer algo con los pedazos que me restan

otro ratito y ya no más lo intento

 

 

 

 

 

Si no te veo
mi amor
me pongo esquizofrénico

(Pasaste como en una 4×4
y dejaste un polvero en la trocha de mi corazón)

Empiezo alucinar en las muchachas
en un ventilar de ventanas & paisajes transparentes
tengo la frenético cabeza descompuesta
& no se calla ni cuando hace silencio
mi amorcito dormido en las películas
yo pongo fotos de ti en los telescopios
claro que delirar es un síntoma de estar enamorado
las cáscaras crujen igual que el algodón que limpia sangre
ramita sosteniéndome la noche
temblorcito en el ojo cuando me preguntan algo
delirio frente a ti es ser honesto
la realidad me enferma tanto hasta la fiebre
desvarío es quedarse lejos cuando dices tonto
mi fotografía antigua que me hace llorar
mi gotita de limón cayéndome en los ojos
lunarcito en las mejillas
mi bálsamo de fluidos trimestruales
mi corazón en salsa de aguacate
caldito de pollo cuando estoy enguayabado
mi punto de intersección en todos los planos cartesianos
dónde estás que no pasas por mi calle
por mi río de miel sin pez ni avispa
mi infarto a tres minutos por segundo
mi déficit de respiración en las piscinas
te veo pasar como un desmayo
como cuando la muerte se acerca y me sonríe
te espero en la esquina del océano índico
luego iremos a tomar el sol al polo norte
mi doble seguro a la puerta en un barrio peligroso
mi eterno momento de estupidez adolescente
a veces pasa alguien y te confundo y lo atropello con un beso
la boca de los ancianos sabe a cementerio
nada es tan frío como las baldosas por la noche
pienso que besarte debe ser como besarte
todos los lunes hace un invierno infernal en mi casita
dónde estás que quiero verte
escribirte balbuceos con palabras cursis
mi copita de aguardiente con café por la mañana
mi televisorcito que se apaga cuando empieza el noticiero
estoy  fermentándome en un cajón para que vengas a sacarme
mi dulzura de viajar por los rincones
carreteras callejones claros de bosque en tus pupilas
mi farolito-luciérnaga intermitente en la cabeza
necesito que me calles la boca cortándome los dedos
necesito que me busques debajo del sol al medio día
voy a ahogarme en un vaso de tinta
voy a colgarme de un columpio si no vienes
voy a cerrar las puertas & a quitarme los zapatos

 

Etiquetas: , ,

Cráneo #114: Marcela Parra

11995495_395114230689062_1358104346_n



 

Marcela Parra (Temuco, Chile, 1981)

Ha publicado dos títulos en Chile: Silabario, Mancha (2008) y Ambulancia (2010), reeditados en España (2012) y Argentina (2010). Obtuvo el premio Enrique Lihn en el “XXIX Concurso Nacional de Arte y Poesía Joven” (Universidad de Valparaíso) y recibió las becas Fundación Pablo Neruda y Beca de Creación literaria del CNCA para escritores emergentes. Poemas suyos han sido lanzados sobre las ciudades de Berlín y Londres por el colectivo Casagrande. Ha sido traducida al inglés y al alemán, antologada en revistas y libros en Chile, Argentina, Perú, México, Inglaterra, España y Alemania.

En el ámbito musical, es compositora e intérprete. Como tal, éste año lanza su LP Astronautas en la playa (Banana Récords). Es también bajista y vocalista de la banda de rock Clarens.



 

BREVE HISTORIA DE LAS PERSONAS EN OCHO PASOS

Observen a las personas:

1)         Esta es una persona escribiendo
así escriben las personas.

2)         Lo que escribe una persona puede ser escuchado por otra
observen cómo escuchan las personas.

3)         En el siguiente verso imaginen a las personas saltar
(una persona puede impulsar su cuerpo contra la ley de gravedad).

4)         Así como salta una persona cae
observen caer a la persona.

5)          Una persona puede hablar y moverse, cuando una persona pasa
produce un leve escalofrío en otra persona:

a) Una persona puede llegar a violentarse por otra,
una persona tiene boca.

b) La boca de una persona puede exhalar un conjunto de fonemas.

c) Una boca y sus fonemas pueden mutilar la respuesta de otra boca.

d) Una boca y sus fonemas pueden incitar la violencia.

X ej:

El tímido aleteo de R. Mutt puede generar tarjados en Juan.
El tímido aleteo de R. Mutt puede generar casas sin puertas
con personas extraviadas que las habitan
por ausencia.

6)         Una persona cae y deja caer:

Una persona puede producir el viaje en una gota de aceite
una gota de aceite
no cae por la gravedad,
una gota cae porque viaja hacia el futuro.

7)         Las personas saltan, escuchan, caen y escriben:
Para tarjar una escritura, las personas
hacen viajar el lápiz de derecha a izquierda,
observen a las personas viajar por medio de su lápiz.

8)         El conjunto de viajes de las personas
produce una combinación exacta
que sirve para abrir cualquier nombre o apellido, ciudad
o país, color o cosa, animal o fruta.

a) La combinación producida por el conjunto de personas
suele llamarse historia

b) La combinación producida por el conjunto de personas
va en perfecta armonía con el mundo
y su desaparición.

 

 

 

 

 

 

 

VILLANAS

Pude ser la chica de los calendarios de Capel
que mi tío regalaba a mi papá en los ochenta.
La misma del taller de bicicleta del abuelo
la novia imaginaria de mi hermano
esa que mi prima dibujaba.
El vecino de la casa #640 me lo dijo
él me vio crecer desde la edad
que tienen sus dos hijas ahora
(de vez en cuando juego con ellas).
En la villa nos encuentran ricas a todas.
¿Será por el uso de material ligero
formando pliegues en casas y faldas?
¿Será que su metáfora no es el caviar
sino la Fanta con tacos de mortadela?
Qué calendario ni qué vecino.
Con mis hermanas a esas desnutridas
les declaramos lenta guerra.
Borrando sus dientes con lápiz pasta
poniendo bigotes y juntando cejas
porque mi madre rellenita cocinaba frente a ese muro.
A fines de diciembre el calendario daba risa y pena.
Sin embargo cada enero, con enemigo renovado
cargaríamos nuestros lápices para la próxima contienda.

 

 

 

 

 

 

 

UNA PIEL DE OSO DESPIERTA EN EL PLATÓ

Diluviaba entre los libros: el derrumbe de letras formó nuevos accidentes y ya no se supo qué cosas eran del plató ni cuáles del contenido de los capítulos:

El oso sumerge su cabeza en el aire
olfateando la membrana de agua densa
que sella la superficie de los floreros
donde patinan fragilísimos insectos
hasta rota la frontera del equilibrio.

Su olfato capta el movimiento
de plantas domesticadas por la luz
contenida en un vaso que soporta
el estallido diario de una pastilla efervescente.

Persiste en esconderse entre la pena
de los sauces que rodean el patio
como lo hace una familia de arañas
atravesando la cornisa del portón.

Nada se pierde en los orificios de los quesos.

Sobre el sillón; el número mensual de la revista
y en ella: la vieja pornografía de los burkas.

El fantasma de la casa quiere dar a luz
en un beso que le permita respirar.
Un puñado de monedas planea
fugarse por la ranura de un chanchito de greda
y se evapora el color de los calcetines
en la cuerda.

Secretos infantiles fermentan
sellados al vacío en las conservas:

– Hice lo imposible por quedarme.

– Necesitaba ser corregido con amor.

Un cable sale de la espalda de los niños.
Con la otra punta amarrada a la madre
mide su recorrido desde el nacimiento.
Los años se estiran, se enredan
arman figuras entre los muebles.

Los niños arrancan, saltan su propio cable
que les desmiembra y no se rompe.

A veces suelto
otras tenso, los jala hacia luces que se apagan
mientras tiran hacia aquellas que se encienden.

Nacieron clavados a la imagen del espejo
a las costumbres locales de un ombligo que no existe
si no para ser un castigo; un recordatorio del cable.

El padre vuelve
mientras más viejo, más temprano se despierta.

Aprovecha la última gota del día
antes de la noche
que siempre trama a sus espaldas
cuando se oculta la artimaña
del cielo público
donde flota una esfera incandescente
que su partido acordó llamar Bandera:

–Ya quitado el rostro de la calle
quiero ser otra mente en otro cuerpo
y ése cuerpo en otro mundo
con la mente en otra parte de ése cuerpo.

No comprende a la ropa que le espera
aplastada a los pies de la cama
conservando el esqueleto del vacío
que asoma por las mangas y el cuello.

El dios Botón a veces salta del ojal
abriendo en su estómago una puerta blanda
que separa la noche en mar y cielo.

Cruzo un poro.

 
1 comentario

Publicado por en mayo 23, 2016 en Chile, Cráneos, Poetas de los 80's

 

Etiquetas: , ,

Cráneo #113: Pedro Mena Bermúdez

13181074_1274153052612301_649480229_n



 

Pedro Mena Bermúdez (León, México, 1982).

Ha publicado los libros: Pútrida voz (poemas 2004-2005), ICL, 2007; The City (poemas, 2009), ICL, 2010; Unheimlich (poemas 2005-2010), Fondo Editorial La Rana, 2011; y, 12 Voltios (Compilación del primer Encuentro Nacional de Poetas en León), ICL, Conaculta, INBA, 2013. Es colaborador de la revista Alternativas. Parte de su trabajo ha sido publicado en México, España, Alemania, Chile y Venezuela.

 



 

Es tan lindo ser maldito

Su risa delataba cierta farmacodependencia
en efecto
incluso su perfil como poeta
ah
entonces es bueno

es bueno
entonces hagamos un club para citarlo
y desdeñar a quien no lo ha leído
estoy de acuerdo
bien
bien
ahora está en facebook
y eso sólo es el inicio / para empezar por algo
dice el vulgo
seguro una empresa sin presupuesto
pero caritativa
lo editara
con la honra de un papel higiénico

 

 

 

 

 

 

 

Pequeño panda para el amor

Erase una chica de Ruanda
alegre jugueteaba con un panda /
volvió al zoológico
con la chica en el hocico
el alegre panda.

 

 

 

 

 

 

 

Los sobrinos del pato Donald en coro

Todos sabemos que escribes tonterías
que odias la cursilería y los tratos con lo alado
sabemos que usas prendas planchadas por ser anti-ideólogo
y que eres libre de triquiñuelas y amoríos fuera del matrimonio
también sabemos que te crees astuto y amigable
en fin
sabes ocultar bien tus odios
y los arrojas de vez en vez
citando citas citables de fracasados como tú
para hacernos creer que no te molesta ese estatus

Deja que te lo digamos nosotros
sobre todo cuando estés en una bonetería
un día lunes
a las 7 pe eme
y veremos qué tan uña eres
de todos tus héroes y certezas

 
2 comentarios

Publicado por en mayo 19, 2016 en Cráneos, México, Poetas de los 80's

 

Etiquetas: , ,

Cráneo #112: David José Márquez Bolaños

12077218_647475252058124_497251200_n



David José Márquez Bolaños (Cali, Colombia, 1983)

Estudiante de Licenciatura en literatura en la Universidad del Valle. Le escribe cartas al mundo desde el ojo de un huracán. Publica en varios blogs de su autoría, entre ellos: Cantos Naturales, Hojas al vacío, Poemas del éxodo y Cubierto de tierra en la red social Tumblr. Publicado en la antologías poéticas, entre ellas: Licorería de babel (Editorial El Silencio), Pueblerinos, Las palabras emigran (Universidad del Valle) y en diversos blogs dedicados a la poesía en Latinoamérica. Ha participado en el grupo de Teatro Kabuki de Armenia y en la Universidad del Valle en el grupo Humo teatro. Autor del blog de cuentos Desde las galeras y el patíbulo en la red Tumblr.



Diario 31

(Fragmento)

II

Provengo de una ciudad que apesta a lixiviados
y la gente se le avienta a las bestias de acero
en los ríos de concreto para ser esquivados entre insultos
así mismo tus caricias deberían evitarme
porque solo tengo espinas
llagas que arden como el diablo
y cicatrices como heridas vivas en la memoria
vengo hecho un fantasma que se transforma en tigre
cuando el reflejo del anuncio publicitario titila
igual a un anima en pena
después de una esquizofrenia
y despierta en la penumbra
y corre como alma que la llevan los mil demonios en la proa
imitando a un murciélago
que desea colisionar contra los parabrisas
y luego soy una salamandra embarrada
íngrima columpiándose en los juegos abandonados del parque
ruedo hasta gastar la suela de los zapatos
y la ternura de mi abuela
siembro cactus en canículas radioactivas
y robo flores en los cementerios
como mendigando el abrazo de los muertos
duermo en los puentes
porque mi casa es un infierno
y amanezco arrodillado
suplicando anestesia
en las puertas cerradas del psiquiátrico

LABERINTOS INTERMINABLES

Antes de Dios no había ninguno y no habrá ninguno después

Apocalipsis

Todo comenzó por el fin

Luis Ospina

Hoy en la noche voy a suicidarme, aunque no recuerde el camino de regreso a casa. Cada vez que me separan de mis padres, lloro como un loco, entonces me vendan los ojos y todo es un flujo de oscuridad e incertidumbre, sin espacio, ni tiempo, una cinta de virtual grabación en negro, fechada en el 3047 después de los ciborgs, es la cinta de  mi madre acariciándome el cabello la noche eterna, esa noche que publicamos en las redes sociales: “Viuda de una tarde de domingo soleado”. Es el heptágono de la mente, el vector cúbico interno formulador del vector cúbico generador del radion, el patrón cúbico primigenio.

Ciego, sordo y mudo de llanto; corro, troto y me arrastro mendigando monedas para abordar un tren en los subterráneos y comprar un poco de agua… Las calles nunca se terminan, ni la basura, ni la gente. Tropiezo contra una mujer cubierta de tierra, vestida con bolsas plásticas negras, sentada en las raíces de un árbol caducifolio. Solo atinamos a contemplarnos las grietas y las cloacas en una canícula de vampiros, unificados en un cubo bí-axial precipitamos el hiperátomo del patrón cubico primigenio; según el principio de la sinergia diaria.

Edificios colosales repletos de diminutos cubículos, donde los soles atrincherados detrás del teclado, digitan el tiempo y el espacio del vacío. Las flores solo existen en las fotos de las tumbas, si un cementerio huele a jardín; yo quiero morirme, no hay aromas de rojos y ardientes pétalos, solo conozco la putrefacción de los cuerpos abandonados en las entradas de los hospitales y el hedor a sangre coagulada.

Perdido, borracho de insecticida, remendado de puñaladas letales. Traté de suicidarme, varias veces, en el psiquiátrico; cabalgué yeguas blancas mientras caían en abismos de tormentas eléctricas, me aventé a la selva para ser devorado vivo por guacamayas, animales salvajes e insectos letales. Me colgué con las vendas que me ataban a la camilla, me disparé en el corazón con un revólver, me volé los sesos dos veces con una escopeta doble cañón. Me comí una copa de vidrio triturado con helado de vainilla y fármacos. Aunque no lo veas, la boca me sangra, un fantasma no muere: ¡vida espeluznante!

Llaves que no abren ninguna puerta, buscar la salida de emergencia y gritar… En la madrugada, aunque no pueda ver a mis padres en los  laberintos interminables ¿Por qué están muertos? Están muertos comprando en los hipermercados, no sé cuándo nacieron. Todas las mañanas los veo partir 0.1 antes de los ciborgs; abandonan un planeta hostigado de basura y el veneno que supuran las industrias. Voy a suicidarme. Iré a morirme a un potrero lleno de vacas, me cortaré la yugular, mi sangre es de la tierra. El heptágono de la mente es expulsado en dos secuencias: Diario 33, siete años de profecía, 1993-2002 antes de los ciborgs… Hiperátomo cúbico de la mente de la Madre Tierra.

DES-NUDOS

Saco de mi bolsillo los pedazos de un espejo roto
vos te quitas un talismán astillado que ya no augura
allí se encuentra nuestro abismo de la infancia
y el reflejo desfigurado
de ambos monstruos.

 
 

Etiquetas: , ,

Cráneo #111: Piero Ramos Rasmussen

13150025_10154303670433243_479433076_n



Piero Ramos Rasmussen (Lima, Perú, 1992)

La publicación de sus poemas y narraciones datan desde los 17 años en el libro “Creación Literaria 2010-2011”, publicado por el Fondo Editorial PUCP. Diploma de Honor en el Festival Iberoamericano de Poesía, certificado por la Asociación de Escritores y Artistas del Orbe (AEADO-APEP). Invitado al Festival Contrafil de Guadalajara el año 2014, donde presentó su primer poemario “TRANSGRESIÓN” –Ediciones “El Viaje”- en el Centro Cultural Malasangre (Guadalajara). En el 2015, Endora Ediciones (D.F.) realizó la edición virtual del libro.  Su último libro “Edén” –narrativa- está por ser publicado gracias a la “Carto Pirata”, también en el D.F. El 2015, recibió el diploma de honor de la Municipalidad de Lima por su participación en el Homenaje realizado al poeta Martín Adán.

Invitado al V Festival de Poesía de Lima. A inicios del 2015, participó en la XIX edición del festival del Sur Andino “Enero en la Palabra”, realizado en la ciudad del Cusco, lo que se repetiría al año siguiente. Actualmente es vocalista de la banda de rock poesía: ” LO ULTRATERRESTRE “.



 

El Pacto de Cristóbal Haitzmann

 

Se me presentó el diablo una noche

Neurótica de ardiente vacío.

No había razón para el encuentro, pero

Era necesario. Ya habías marchado

Al país de la muerte, Yo no escribía,

Ni pintaba ni comía.

 

Destazado, buscando

La semilla de la luna en el espacio

Sin absoluta inspiración

Entregada mi alma al ángel caído

Tatuando mi frase al aire

Al corte en mis brazos,

Lo opuesto, lo perfecto,

La marea negra.

 

Cuernos, escamas

Tórax hembreado y curvo

Con cola de serpiente

Torturando mis pupilas

Y no vienes tú como un trueno

O un león o una lluvia de oro,

Solo estoy en este laberinto.

 

Llega la noche y la tristeza

De no poder dormir

Con el rugido de mil animales,

Voz ronca, señor del desierto,

Soy el campo de truenos y espanto.

 

Al frente se castra el demonio

Su impacto choca los ojos

Y ya no quiero ver.

Escucho una voz, por fin,

¿Es tu canto, es un sueño,

O es el llamado demonológico,

Pidiendo mi alma?

 

 

 

Oración

 

Oh María negra

Que encierras este campo

De incontables cuerpos.

Tus gladiolos aguardan mi paso errado

La sombra de tu velo rozándome

Me envuelve con la soga un círculo de loto

De blanco infierno.

Estas sordas cenizas de sangre

Se estrellan transparentes

Contra la tierra

Donde caímos.

 

Nuestro mayor pecado habrá de ahogarse

En el poderoso mar.
Soy apenas un campo de rocío.

 

 

 

Escrito en la niebla

 

Si preguntas por mí

No recuerdes

Playas de acera, roces airados,

Cielos sin mar.

Una vía de caminos errados

El río de estrellas y heridas,

Infiernos de cal.

 

Atrapada en el laberinto de la memoria,

Miramientos, tinieblas y agravios,

Tú y yo como el campo de batalla,

El bosque níveo

Donde se mueren los lobos

Sin fronteras, ni angustia,

Mientras yo en ti como un salvaje

Depredador

Muerdo tu boca, bebo

Extasiado de luna

El sabor a pecado, a sangre,

Y a ti.

 

Si preguntas por mí, la ola

En tus emociones revolcará

Tu piel, el sentido ilimitado

De tus ojos, el cristal rodando,

El brutal silencio que atora los días

Sin saber por qué.

 

Solitarios

Aves negras caen por la ciudad,

Flechas acuosas atraviesan sus pechos.

No escarbes sus alas, no busques

No habrá un último abrazo:

El país de la niebla ha borrado

Mi nombre y mi orgullo

Y ya no puedo volver.

 

La costumbre de no ser eternos

Es mandato de todos los hombres,

Y entre la niebla entiendo

Que nada somos,

Noche ardiente,

Más que esta coraza mustia

Grabada de olvido.

 

 

 

 

Te he pensado otra vez

 

En las aristas que dibuja el cuarto

La cama, tu reino. Te he buscado

Donde esos bellos animales retozan

Libres al sol y no importa nada

Solo sentir. La casa no es la misma,

Es un torneo sin triunfo.

Lo que queda son resacas del cuerpo gastado

De nuestro amor, pero sentido y solo,

Recuerdo mis primeros años

Ese cuento de la máscara de Poe

A Próspero, a su gente y a ti

Dentro del castillo donde el invierno no llega.

 

Ahora soy solo cenizas,

Te he pensado otra vez.

 

 
 

Etiquetas: , ,

Cráneo #110: Fernando Muñoz-Miño

fer



Fernando Muñoz-Miño (Quito, Ecuador, 1991).

Es historiador por la Pontificia Universidad Católica del Ecuador y forma parte de varios colectivos y organizaciones de la sociedad civil. Es cofundador y colaborador de las revistas Cuando E. P. Thompson se hizo poeta y La Luciérnaga. En 2015 publicó su poemario Alfabeto de signos incompletos: relatos [prehistóricos] sobre la intermitencia del amor, obra finalista del Concurso Nacional Paralelo Cero 2015.



 

 

Microfísica del deseo

Que diría don Michel al saber que su teoría,
se impregnaría en la carne viva,
en las gotas de sudor empeñadas
sobre el lienzo agrietado de la dermis.
No hay razón de quererse tanto,
sino expropiamos radicalmente las pieles
y derribamos las tantas grietas de la alfombra.
Aparentemente, no hay salida al beso
más que el remolino asalinado
y la fricción instintiva de dos cuerpos.
Es pues:
microfísica del deseo
o de la urgencia…

 

 

 

 

 

 

 

Alfabeto de signos incompletos

Quise narrar una historia por completo,
abrir las noches sobre el lecho
y descubrir entre nubes memoriales
los caminos de fugaz intermitencia,
las cantoras heridas supurantes,
los cuentos de mitologías poéticas.

Así que tomé lo que a mano tenía:
los nombres de improviso,
las labios turbados,
los trazos gangosos,
las voces leporinas.

Armé la historia en un ritual profano,
y a los muertos los puse a sonreír,
con máscaras, disfraces de contento,
para poder curarme entonces del espanto
con exorcismo, necromancia y taxidermia,

Y esto era claramente una historia de amor,
de complejos entramados del destino,
de Ariza, de Werther, de Santomé encarnado,
porque parecía resumir la historia del mundo,
de las tragedias cotidianas de vapores,
de locomotoras averiadas en el despoblado.

Pero no; la llegada del amor
no vino con la cautela corrediza del miedo,
ni la levedad del despertar de sentimiento
Vino con la violencia arrebatada del incendio,
a inflamar los cuerpos,
a calcinar las corazas,
a consumir las consciencias.
Y empecé, sin darme cuenta,
a hablar con letras completas,
a vencer la resignada intermitencia,
a delinear el destino con trazos nuevos,
que siendo improvisados dibujaban los caminos.

No más voz ni palabra ni escritura sagrada,
porque la revelación se precipitó redonda,
como la noche que mató a los dioses
y enmudeció los oráculos y las profecías.
En menos de una vida el relato se acabó.

Y ahí quedó un alfabeto de signos incompletos:
como la prehistoria que precede a la historia;
como el arte en las cavernas rupestres;
como la crónica de una ausencia centenaria.
Como la narración de amor antes del amor.

 

 

 

 

 

 

 

15 de agosto

“Nosotros sabemos que la tierra no pertenece al hombre,
que es el hombre el que pertenece a la Tierra.”.

Gran Jefe Seattle

Estuvimos en medio de la plaza,
frente al palacio de azar y naipes,
hablando por la heredad sagrada,
por eso, por esa tierra entre los ríos,
que había que amar como a la lluvia,
el anhelo o el cambio.

Porque su nombre era la esperanza,
el “infantilismo” de una promesa
que no valía la pena quebrar,
porque era el alma,
el tuétano de un sueño que rompía todo:
a la sombra y a la comodidad,
y a una culpa de dedos negros,
que marcaba nuestra frente
como un duelo demasiado prolongado.
Era un grito;
era decir, exclamar con voz de profeta:
a la mierda con su desarrollo,
con las letanías de su progreso victimario,
y la herencia de nuestros padres;
no somos más el pasado,
ni la resignación centenaria
que enflaqueció los campos y las conciencias,
somos la utopía y el sueño
que se rebela contra la tradición y el dogma.

Pero no,
el Poder que verborreaba revolucionariamente,
tenía entre manos el sepulcro blanqueado,
la ignominia y la derrota,
disfrazada de sonrisa y tecnocracia.
Porque “El mundo nos ha fallado”,
coreaban reptílicamente sus huestes,
“el mundo nos ha fallado”,
pero en su acto de plañideras a sueldo,
de intérpretes del clamor popular,
susurraban en silencio:
seguiremos al progreso que no llega
y tendremos nuestro plato de lentejas,
porque el oriente existe para sangrar,
existe del fango hacía el infierno;
y que no digan que somos mendigos,
que ese saco de oro lo estamos feriando,
lo estamos tragando hasta el empacho.

Así se deslizó la máscara y el maquillaje,
en un espectáculo de pilatillos sonrientes,
que no tenían la revolución en sus manos,
sino discursos, bambalina y propaganda;
ese día se nos rompió la mordaza,
porque sin el sueño, sin esa utopía,
no habría nada que rescatar del barco,
que era el carapacho hueco al que había que desafiar.
Y sobre las calles,
en el paso diario y contra la amnesia lacrimógena,
se derrochaba la alegría como estandarte de batalla.
Esa batalla en la que el poder,
por más que “ganase”,
lo estaría perdiendo todo.

 

Etiquetas: , ,

Honoris Cráneo #1: Domingo de Ramos

base_image

Foto: : Víctor Idrogo/ Somos

Domingo de Ramos (Ica-Perú, 1960) 

Poeta co-fundador del Movimiento Kloaka (1982-1984). Estudió Sociología en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Ha publicado los libros: Poemas, 1986; Arquitectura del espanto, 1988; Pastor de perros, 1993; Luna cerrada, 1995; Ósmosis, 1996 (Premio COPE de Poesía Petroperú); Las cenizas de Altamira, 1999; Erótika de Klase, 2004 (Premio de Poesía Erótica “Carlos Oquendo de Amat”); Pastor de perros (Antología), 2006; Dorada Apocalipsis, 2008; Demolido Fuego, 2010; Cartas desde la azotea,2011; y Lima Pop (Edición Bilingüe italiano- español), 2012. Asimismo, es autor de los Cd´s multimedia Pastor de perros Vol.1 y Erótika de Klase Vol.2. Poemas suyos han sido recogidos en diversas muestras nacionales e internacionales: Sydamerikas sjael,Rune Stefansson 1998, Dinamarca. El bosque de los huesos 2003. El tucán de Virginia, México. La mitad del cuerpo sonríe, Fondo de Cultura Económica 2005, México. Caudal de piedras, UNAM 2005. Poesía Perú – Ecuador 2009. Viaja en 1996 a Europa y lee en España, Francia y Finlandia, en la Universidad de Helsinski. En 1998 participo en el Encuentro “Poetas del Mundo” organizado por la Universidad de Lima. En el 2004, es invitado al Cuarto Congreso de Peruanistas realizado en Sevilla, España. En el 2006, asistió al Primer Congreso de Poesía Peruana (1980-2006) en Madrid y fue invitado a leer en Bilbao y Salamanca. En el 2007 participa en el encuentro Chile-poesía, en Santiago de Chile. Su último viaje fue a fines del 2008, iniciando una gira internacional, en donde asistió al Encuentro Internacional de Escritores en México Monterrey y luego a la ciudad de Boston, leyendo en las universidades de Tufts, Harvard, Nueva York, DePaul University de Chicago, Temple de Filadelfia y finalmente en el Festival Latinale de Berlín-Alemania organizado por el Instituto Cervantes de esa ciudad y de Bremen. En 2012 participó en el I Festival Internacional de Poesía de Lima.Es invitado regularmente a las Ferias de Libro al interior del Perú desde 1986. En 2011 fue elegido Jurado para el Premio Internacional Bienal de Poesía COPE 2011 auspiciado por Petroperú en representación del Ministerio de Cultura del Perú. Tiene inédito el poemario Hotel Kalifornia y actualmente prepara sus obras completas.


Chacalón

Porque eres a través del día una ruma suavemente adormecida
Como una canción de Paul Anka como una freak inútil
Como accionar que tu corazón se mueva homosexualmente
A través de una anticipación que lo anula todo
Tú debes tener un transeúnte que te mira infantilmente
En diagonal a plano y por revés
Un extraño dentro de tu extrañeza
Limpia acostada y lampiña como una maja
Caminando sola y abierta frente al lente de un paparazzi
Detenida y perra
Fracturada íntegramente como esta lengua entre tribus vaporosos
Desplazada en el vídeo clip
De Chacalón in the city
Music & soul of The Comas donde estas pedaleando contra el suelo
En coreografía con peces rabiosos a la sombra de árboles mayores que yo
Mientras muero in flammas puerilmente como un perro de Lautréamont
Muero a propósito a duras penas azulejado por tus pezones que se disgregan
Como rocallas en las esquinas Estas imposible negra mía
pita de mis trompos Oh fly ruca mía fly pacharacaza mía fly fly
entre los cascajos rojo-indio de ese cerro
ahora gris como tu pelo al viento
al viento marrón-bizarro
que levanta tu vestido como tu errante camino
como derrubiando tu edad
que reluce tiernamente entre las piedras
Tú eres mi destejida náusea
Mi sonrisa paraquense
Vertiginando en mis concavidades

 

 

 

 

 

 

 

ESCRITO EN SOLEDAD

 

 

Porque nadie ha tomado en serio mi soledad

de animal acorralado por el fuego

mi obstinada permanencia en la vida

alfarero de las horas / del tiempo que pasa irremediablemente

sin pena y sin gloria en la esquina de mi barrio

con mis amigos y enemigos

con un sol y una luna persiguiéndome

como una maldita joroba

yo te digo

que esta noche me siento alejado de los hombres

diferente inexplicablemente

y tengo tantas ganas de estar solo

como un poste a medianoche

caminando en el silencio

de los arenales suaves como tapiz de grasa

pensativo

encerrado en mis propias imágenes

susurrando una canción

transpirando

bajo las sombras de los

edificios invertebrados

que se arquean como un laberinto de luz

Porque nadie ha traspasado esta piel que se escama con los años

con la cual ando y dormito por el mundo ausente

a los ojos de las bestias

que postergan / que aniquilan

la belleza del pan

la belleza de la lepra horadando las quijadas

mi propia belleza

que es una habitación desconocida

como aquellos que veo

rostros partidos

en una baraja de naipes

en un juego en el cual todos arrojan

más sombras sobre la luz

sobre el silencio

de un cuerpo que nunca muere

no estalla no estorba

el ritmo del universo

… Y EL ALMA ARAÑA

me interroga sobre el dolor

y la ausencia de estos cerros

Porque estos pensamientos brotan torpes como cerdos enjaulados

de deslizarse a una ilusión:

Hombre tumbado por la soledad

hombre errante / sin huella ante la historia

ante la especie

como las aguas que corroen las rocas en tierra ósea

donde se esparcen

donde desaparecen

sin honduras / sin cimiento.

 

 

 

 

 

 

 

 

EL INICIADO

……………………………………………………….. . “Allí donde forjan la desolación
………………………………………… ………… dicen que han hecho la paz”

…………………………………………………………………………………….. Tácito

Aquí me vuelto rapado y olvidado
en este mes gaseado en que lloviznan ciertas cosas núbiles y sombrías
Veo lo que me rodea Tanto que huelo llego y me detengo
Afilo los huesos Deshago mis fronteras No soy ciudadano de nadie
Hacia mis pies la arena Las señas del bautizo Temblequean
las piedras las cañas los odres de arena el cántaro de agua
Se alzan y silban las cruces y latones de carros
alambrones de luz hoyan los faldones de mar
cortan las ligaduras de los muelles
Se encienden las ventanas abiertas en el fresco nocturno de las huesas
El cernícalo sol se embruma Los perros ramonean los árboles lechosos
Me impele la hermosura del viento el aire cálido y pardo de la arena
Esta imprecisa envoltura humana donde duermo en odio a un costado
de todos y como calles distantes atardecen mis sueños de maltrechas
ciudades de cacerías de levantamientos o de grandes ausencias
Llego como si fuera a arrebatarle la calidez de sus bancas
el plumaje de sus aves o tu misma morbidez de viejo Pastor perseguido
Atávico y devoto de una misma noche
Doy mi forma doy mi llama -Sol y gas- Azulinos como no fueron tus ojos
Es lo que heredo es lo que heredo Tu palabra tu vida dilusoria
en mi mente tu imagen predilecta adecuadamente moderna
cuando vi por enésima vez con estas sombras que aún nos cubren
a pesar de la explanada de tu romanza a medio modular
quebrada en finísimas lluvias quejosa para cachorros
aquellos que jironeaban tu noble tela enterraban tu rostro
cromado y negro con cánticos desaforados de los de abajo siempre los de abajo
se mezclan se apedrean se acuchillan se atropellan cabezas cóncavas
se arrastran caen sus leyes los trajes desolados cristianos
se estrujan los tragos el humo estrangulan oh virgen mía
tu altivo cuello sangra sobre el vaso y desgarran al Pastor
Me inmolaba ni sabio ni poeta ni maestro ni aprendiz te elegí
Y heme aquí con esta coraza abierta al infinito
con esta manera de sentir y quemar por lo inexistente
este desdichado terror al mundo al látigo porfiando los cueros
este dolor de la sabiduría que se desmorona en rondallas
de míseras casas cuya belleza es la simpleza de sus trenzas
de sus ropas y su silencio su destierro y su astucia
Oh es lo que heredo es lo que heredo Un cráneo mi dulce cráneo
un manojo de nombres un país vetusto una porción de carne
este mapa donde me encuentro iluso y neutro con quebradiza
mano de asir el pensamiento Se abate mi corazón sinmemoria
(al otro lado los nudillos flojos el polvo de la sordera)
Oh la inesperada marea que rabia cuyo song continuo vidrea mi voz
alcoholiza mis palabras y tu boca noctámbula hablándome
de los rigores de la biblia tu estoica mirada
no es más que la poca creencia que hay en ti o yo que no soy
más que la pobre aventura del hombre en el vacío
¿Hacia donde nos conducen estas voluntades solubles?
estos golpes de pared esos tubos de sangre malasombras
que entibian los barrotes de un sol irredento mordido entre las peñas?
Porque tú sigues oliendo detrás de las puertas
detrás del mediodía a veces como un pasado o un presente
que puñeteo con un fresco de torres derribadas
y viene el caos debajo de las pistas viene el tiempo como un muñeco
que me ata las manos dulce e infante domina mis sentidos
Oh rebúlleme rebélame que el cierzo de tu aliento al despertar
desmugra mi esqueleto
Oteo y no hay mujer posible para este país arrecho
y esa sordina de siempre Levántate MATA y Come
Y todo fue ocultado cercado de alambrados en medio de una luz
cavernosa Como espectro de cielo un lago
Donde la edad tiene muchos perfiles el presente es un movimiento
impreciso y la realidad es una sola y única marejada que pasa
silenciosa a encanecer las rocas los mascarones del mar
tu propia mirada sólidamente pura Yo vi tu danza en el destierro vi
las llamas de los semáforos sumergidos en ideas de muerte y sangre
y lo atesoré y me pudrí y me consumí ahora cristalino
y vertical asumí mi nueva indumentaria
la benigna claridad de la madre Yo heredé esto yo heredé esto
Las canciones que fluyen me hablan y regresan
bajo un cielo de Humareda que muestra su misterio
donde un peruano diserta entre ruinas su largo agravío
su desnudez rocosa ante el espacio poblado de criaturas xenófobas
de blanco de hule de cobre y sobre una pared cagada de moscas
tus huellas dactilares escurriéndose como un río fijo de las
esquinas hacia donde van los rostros ya roídos por el insomnio
a reconfortar las calles en paisajes de semáforos
Oh el largo y húmedo tren sofocado por el Humo
Ciclo ciclo Oh la dicha vampiresca y el venado de diminuta arena
pasta mirando el horizonte tieso sobre la tela del moribundo
Ya nada conmueve ya nada gira No obstante la vigilia del agua
Oigo caer las riberas al igual que las monedas del cielo de estaño
y el pie maltrecho hurgando el trazo de la demencia
Es lo que heredo es lo que heredo La Plaza de Armas
a una década de los derrumbes al principio del caos
Un hombre de camisa camina hacia su plena confesión
ideó la forma de la raza sobre volúmenes pastosos
la urbe del arco iris le sobrevive la frente la tez cetrina
de las águilas incita al vuelo con avidez de tiempo se descuaja
del cuerpo y toma una nación la lengua de los hombres lo que corre limpiamente
hacia lo hermoso y llevado de la mano lo siniestran y lo esparcen
por todos los rincones geológicos su ruinosa quijada
está sepultada por una lunacha aguardentosa
Oh estos ojos tigres que ya no ven la orilla desierta
los casos quiméricos las coces del invierno
o tu invierno que se detiene a una pared de mi sordera Se cosen
se suman Odio Odio irreparable sesgo en el cuerpo
Es lo que heredo es lo que heredo El certero aborto en el corazón
que aniebla vidrioso el desdén de las olas que amuebla y eriza
el pecho de flechas y desvíos hacia carreteras tragadas de arena
abruptas por falderíos y chozas ardientes que se inclinan al precipicio
En el culo del mundo tengo un nombre y una pistola
Y vienes tú al que a veces temo más que al hijo más que al padre
como una madre aunque ya no eres ni padre ni madre sino madera
dulce de las bancas de los barcos náufragos en muñones de agua
como de Odio y calles y calles donde te vi y me dijiste
“Nací como un lirio en el jardín, ansí fui criado y como vino mi edad
envejecí y como habrá de morir, ansí me sequé y morí”
Los aborrecí y los destruí cuando toqué las hebras del manzano
tus palabras me negaban y te negaban y les dije
“Antes de que tú existieras, yo soy”
Ah el tiempo que ya nada conjura que ya nada aquieta
ni el racimo agraz del corazón Oh si te oigo el furor que daña
mi sordera el ansia de los párpados viador vesánico agónico de perros
sobre la cruz de tus alas vuela tu noche lavada y oxidada
relumbrando en páginas oscuras de pueblos oscuros
que no es más grande que las alas del colibrí
zumbando entre ruinas de flores y porcelana
y tú no estabas ni dentro ni fuera
sólo aquí 7 pm. sobre el reverdecido San Juan con huellas y túnicas
a la hora del ángelus yendo a comprar
camotes fritos y sangrecita con papas
alguna col para embotar la mesa y un rosario de cocos
con que se inicia el noveno día del reposo indecible
expatriado con una paz que nunca llega que no le invento
y no alojé este mundo ni coseché estos tambores
ni gormé tu criatura este pedazo de polvo
donde ya no hablo ni bebo sino huyo de todo lo que dicen de ti
Tozuda soledad Llamas de la insolación Afiébrate de mí
veo la hozadura de la noche delineando en el agua
tu fría e impía anatomía como barca sin remo
¿A dormir? ¿A viajar? ¿Hacia dónde va tu espolón
tu eslora lúcida envuelta en un cendal de aire?
Noche de aceite sobre tu quilla reposa la mujer desnuda
y enamorada y con alisia zarza alimenta tu frente tu fuente
¿Acaso tu deshecha casa? Oficiaré el silencio
Maestro de los remos 4,000 vírgenes para cantar tu gesta pido
mas perros son lo que tengo una amante un cadete de pita
y estas regiones pobladas de púas y estacas sobre mi cabeza
un vecino sombrío a cuya hija seduje
aquella del fusilamiento la que hablaba a mi sordera
pétrea y melancólica Su rostro era como un pocillo hondo
con relámpagos que asustan cuando me hablaba de la guerra
cuando cantaba a la carne cuando dormía y se acostaba con el alba
y su abrazo yermo y salvaje reanudaba esta manera de vivir
si no es soñar con una horca que disimulaba el día
con vagos campos de huesos olas y nubes ferias de párvulos violentos
y asesinos de corbatas el joven rostro del rádium que se asoma como un péndulo sobre
estas calles abiertas
¿Y tú con qué me has trazado? Yo hombre torcido entre la noche y el día
entre cosas libres y no libres no tengo un animal semejante
a mi cráneo que me inquiete o me llame para abolir a tiempo
mi horrorosa carne Sólo el canino instinto de un corazón puro
me devuelve el aro el trinche la pala mi vómica manera de sobar
mi andar solitario por calles primitivas con este desprecio
al sol del mediodía que me quita el sueño el asombro de ser sombra
¿Voy por donde cae el hilo que tantea su abismo?
Memorioso y caústico recorto mi paisaje
este país largo y tendido como trenza de ríos que se rechazan entre sí
me devuelven una convivencia fallida
y así partido en repugnante suelo me ostré peregrino
adonde el movimiento va voy donde me fabulan perverso y sucio
voy entre el boquerío de la gente y linchamientos anónimos
voy con los ojos mojados molinetes mis brazos para hambrienta hoguera
donde quemar mi nombre o mi sola voluntad de tejedor iluso
de intrincados mundos a perder voy para volver y equivocarme
otra vez y me armo de estas abigarradas costumbres de hombres
de lobos Mi indígena mula corre a enseñorearse sobre el pasto
y yo sobre ella que al torcer sus cabellos apaga el infierno
y su cuerpo yesoso y su alma yesosa Oh que trunca fue la noche
de ebrias caderas como piedras y el exceso me abruma
y tú tocado de algún misterio me ves hurgando tus cartas
tu rosa de viento tus astros del 30 o tu sepultada oreja
que ya no me escucha soy tan austral esponjado por desérticos vientos
Icónico hasta nuestros días ritual ayunado
Y te proteges de las puertas de aquellas al final de la espera
donde se abate la arenilla que cae a tus pies que han desandado
las tardes las furias el lugar que no es lugar
mi propia mirada en el tendedero
……………………………… Hecho pedazos
(Del libro Las Cenizas de Altamira editado en 1999)

 
Deja un comentario

Publicado por en mayo 4, 2016 en Honoris Cráneo, Perú

 

Etiquetas: , ,