RSS

Honoris Cráneo #1: Domingo de Ramos

04 May

base_image

Foto: : Víctor Idrogo/ Somos

Domingo de Ramos (Ica-Perú, 1960) 

Poeta co-fundador del Movimiento Kloaka (1982-1984). Estudió Sociología en la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. Ha publicado los libros: Poemas, 1986; Arquitectura del espanto, 1988; Pastor de perros, 1993; Luna cerrada, 1995; Ósmosis, 1996 (Premio COPE de Poesía Petroperú); Las cenizas de Altamira, 1999; Erótika de Klase, 2004 (Premio de Poesía Erótica “Carlos Oquendo de Amat”); Pastor de perros (Antología), 2006; Dorada Apocalipsis, 2008; Demolido Fuego, 2010; Cartas desde la azotea,2011; y Lima Pop (Edición Bilingüe italiano- español), 2012. Asimismo, es autor de los Cd´s multimedia Pastor de perros Vol.1 y Erótika de Klase Vol.2. Poemas suyos han sido recogidos en diversas muestras nacionales e internacionales: Sydamerikas sjael,Rune Stefansson 1998, Dinamarca. El bosque de los huesos 2003. El tucán de Virginia, México. La mitad del cuerpo sonríe, Fondo de Cultura Económica 2005, México. Caudal de piedras, UNAM 2005. Poesía Perú – Ecuador 2009. Viaja en 1996 a Europa y lee en España, Francia y Finlandia, en la Universidad de Helsinski. En 1998 participo en el Encuentro “Poetas del Mundo” organizado por la Universidad de Lima. En el 2004, es invitado al Cuarto Congreso de Peruanistas realizado en Sevilla, España. En el 2006, asistió al Primer Congreso de Poesía Peruana (1980-2006) en Madrid y fue invitado a leer en Bilbao y Salamanca. En el 2007 participa en el encuentro Chile-poesía, en Santiago de Chile. Su último viaje fue a fines del 2008, iniciando una gira internacional, en donde asistió al Encuentro Internacional de Escritores en México Monterrey y luego a la ciudad de Boston, leyendo en las universidades de Tufts, Harvard, Nueva York, DePaul University de Chicago, Temple de Filadelfia y finalmente en el Festival Latinale de Berlín-Alemania organizado por el Instituto Cervantes de esa ciudad y de Bremen. En 2012 participó en el I Festival Internacional de Poesía de Lima.Es invitado regularmente a las Ferias de Libro al interior del Perú desde 1986. En 2011 fue elegido Jurado para el Premio Internacional Bienal de Poesía COPE 2011 auspiciado por Petroperú en representación del Ministerio de Cultura del Perú. Tiene inédito el poemario Hotel Kalifornia y actualmente prepara sus obras completas.


Chacalón

Porque eres a través del día una ruma suavemente adormecida
Como una canción de Paul Anka como una freak inútil
Como accionar que tu corazón se mueva homosexualmente
A través de una anticipación que lo anula todo
Tú debes tener un transeúnte que te mira infantilmente
En diagonal a plano y por revés
Un extraño dentro de tu extrañeza
Limpia acostada y lampiña como una maja
Caminando sola y abierta frente al lente de un paparazzi
Detenida y perra
Fracturada íntegramente como esta lengua entre tribus vaporosos
Desplazada en el vídeo clip
De Chacalón in the city
Music & soul of The Comas donde estas pedaleando contra el suelo
En coreografía con peces rabiosos a la sombra de árboles mayores que yo
Mientras muero in flammas puerilmente como un perro de Lautréamont
Muero a propósito a duras penas azulejado por tus pezones que se disgregan
Como rocallas en las esquinas Estas imposible negra mía
pita de mis trompos Oh fly ruca mía fly pacharacaza mía fly fly
entre los cascajos rojo-indio de ese cerro
ahora gris como tu pelo al viento
al viento marrón-bizarro
que levanta tu vestido como tu errante camino
como derrubiando tu edad
que reluce tiernamente entre las piedras
Tú eres mi destejida náusea
Mi sonrisa paraquense
Vertiginando en mis concavidades

 

 

 

 

 

 

 

ESCRITO EN SOLEDAD

 

 

Porque nadie ha tomado en serio mi soledad

de animal acorralado por el fuego

mi obstinada permanencia en la vida

alfarero de las horas / del tiempo que pasa irremediablemente

sin pena y sin gloria en la esquina de mi barrio

con mis amigos y enemigos

con un sol y una luna persiguiéndome

como una maldita joroba

yo te digo

que esta noche me siento alejado de los hombres

diferente inexplicablemente

y tengo tantas ganas de estar solo

como un poste a medianoche

caminando en el silencio

de los arenales suaves como tapiz de grasa

pensativo

encerrado en mis propias imágenes

susurrando una canción

transpirando

bajo las sombras de los

edificios invertebrados

que se arquean como un laberinto de luz

Porque nadie ha traspasado esta piel que se escama con los años

con la cual ando y dormito por el mundo ausente

a los ojos de las bestias

que postergan / que aniquilan

la belleza del pan

la belleza de la lepra horadando las quijadas

mi propia belleza

que es una habitación desconocida

como aquellos que veo

rostros partidos

en una baraja de naipes

en un juego en el cual todos arrojan

más sombras sobre la luz

sobre el silencio

de un cuerpo que nunca muere

no estalla no estorba

el ritmo del universo

… Y EL ALMA ARAÑA

me interroga sobre el dolor

y la ausencia de estos cerros

Porque estos pensamientos brotan torpes como cerdos enjaulados

de deslizarse a una ilusión:

Hombre tumbado por la soledad

hombre errante / sin huella ante la historia

ante la especie

como las aguas que corroen las rocas en tierra ósea

donde se esparcen

donde desaparecen

sin honduras / sin cimiento.

 

 

 

 

 

 

 

 

EL INICIADO

……………………………………………………….. . “Allí donde forjan la desolación
………………………………………… ………… dicen que han hecho la paz”

…………………………………………………………………………………….. Tácito

Aquí me vuelto rapado y olvidado
en este mes gaseado en que lloviznan ciertas cosas núbiles y sombrías
Veo lo que me rodea Tanto que huelo llego y me detengo
Afilo los huesos Deshago mis fronteras No soy ciudadano de nadie
Hacia mis pies la arena Las señas del bautizo Temblequean
las piedras las cañas los odres de arena el cántaro de agua
Se alzan y silban las cruces y latones de carros
alambrones de luz hoyan los faldones de mar
cortan las ligaduras de los muelles
Se encienden las ventanas abiertas en el fresco nocturno de las huesas
El cernícalo sol se embruma Los perros ramonean los árboles lechosos
Me impele la hermosura del viento el aire cálido y pardo de la arena
Esta imprecisa envoltura humana donde duermo en odio a un costado
de todos y como calles distantes atardecen mis sueños de maltrechas
ciudades de cacerías de levantamientos o de grandes ausencias
Llego como si fuera a arrebatarle la calidez de sus bancas
el plumaje de sus aves o tu misma morbidez de viejo Pastor perseguido
Atávico y devoto de una misma noche
Doy mi forma doy mi llama -Sol y gas- Azulinos como no fueron tus ojos
Es lo que heredo es lo que heredo Tu palabra tu vida dilusoria
en mi mente tu imagen predilecta adecuadamente moderna
cuando vi por enésima vez con estas sombras que aún nos cubren
a pesar de la explanada de tu romanza a medio modular
quebrada en finísimas lluvias quejosa para cachorros
aquellos que jironeaban tu noble tela enterraban tu rostro
cromado y negro con cánticos desaforados de los de abajo siempre los de abajo
se mezclan se apedrean se acuchillan se atropellan cabezas cóncavas
se arrastran caen sus leyes los trajes desolados cristianos
se estrujan los tragos el humo estrangulan oh virgen mía
tu altivo cuello sangra sobre el vaso y desgarran al Pastor
Me inmolaba ni sabio ni poeta ni maestro ni aprendiz te elegí
Y heme aquí con esta coraza abierta al infinito
con esta manera de sentir y quemar por lo inexistente
este desdichado terror al mundo al látigo porfiando los cueros
este dolor de la sabiduría que se desmorona en rondallas
de míseras casas cuya belleza es la simpleza de sus trenzas
de sus ropas y su silencio su destierro y su astucia
Oh es lo que heredo es lo que heredo Un cráneo mi dulce cráneo
un manojo de nombres un país vetusto una porción de carne
este mapa donde me encuentro iluso y neutro con quebradiza
mano de asir el pensamiento Se abate mi corazón sinmemoria
(al otro lado los nudillos flojos el polvo de la sordera)
Oh la inesperada marea que rabia cuyo song continuo vidrea mi voz
alcoholiza mis palabras y tu boca noctámbula hablándome
de los rigores de la biblia tu estoica mirada
no es más que la poca creencia que hay en ti o yo que no soy
más que la pobre aventura del hombre en el vacío
¿Hacia donde nos conducen estas voluntades solubles?
estos golpes de pared esos tubos de sangre malasombras
que entibian los barrotes de un sol irredento mordido entre las peñas?
Porque tú sigues oliendo detrás de las puertas
detrás del mediodía a veces como un pasado o un presente
que puñeteo con un fresco de torres derribadas
y viene el caos debajo de las pistas viene el tiempo como un muñeco
que me ata las manos dulce e infante domina mis sentidos
Oh rebúlleme rebélame que el cierzo de tu aliento al despertar
desmugra mi esqueleto
Oteo y no hay mujer posible para este país arrecho
y esa sordina de siempre Levántate MATA y Come
Y todo fue ocultado cercado de alambrados en medio de una luz
cavernosa Como espectro de cielo un lago
Donde la edad tiene muchos perfiles el presente es un movimiento
impreciso y la realidad es una sola y única marejada que pasa
silenciosa a encanecer las rocas los mascarones del mar
tu propia mirada sólidamente pura Yo vi tu danza en el destierro vi
las llamas de los semáforos sumergidos en ideas de muerte y sangre
y lo atesoré y me pudrí y me consumí ahora cristalino
y vertical asumí mi nueva indumentaria
la benigna claridad de la madre Yo heredé esto yo heredé esto
Las canciones que fluyen me hablan y regresan
bajo un cielo de Humareda que muestra su misterio
donde un peruano diserta entre ruinas su largo agravío
su desnudez rocosa ante el espacio poblado de criaturas xenófobas
de blanco de hule de cobre y sobre una pared cagada de moscas
tus huellas dactilares escurriéndose como un río fijo de las
esquinas hacia donde van los rostros ya roídos por el insomnio
a reconfortar las calles en paisajes de semáforos
Oh el largo y húmedo tren sofocado por el Humo
Ciclo ciclo Oh la dicha vampiresca y el venado de diminuta arena
pasta mirando el horizonte tieso sobre la tela del moribundo
Ya nada conmueve ya nada gira No obstante la vigilia del agua
Oigo caer las riberas al igual que las monedas del cielo de estaño
y el pie maltrecho hurgando el trazo de la demencia
Es lo que heredo es lo que heredo La Plaza de Armas
a una década de los derrumbes al principio del caos
Un hombre de camisa camina hacia su plena confesión
ideó la forma de la raza sobre volúmenes pastosos
la urbe del arco iris le sobrevive la frente la tez cetrina
de las águilas incita al vuelo con avidez de tiempo se descuaja
del cuerpo y toma una nación la lengua de los hombres lo que corre limpiamente
hacia lo hermoso y llevado de la mano lo siniestran y lo esparcen
por todos los rincones geológicos su ruinosa quijada
está sepultada por una lunacha aguardentosa
Oh estos ojos tigres que ya no ven la orilla desierta
los casos quiméricos las coces del invierno
o tu invierno que se detiene a una pared de mi sordera Se cosen
se suman Odio Odio irreparable sesgo en el cuerpo
Es lo que heredo es lo que heredo El certero aborto en el corazón
que aniebla vidrioso el desdén de las olas que amuebla y eriza
el pecho de flechas y desvíos hacia carreteras tragadas de arena
abruptas por falderíos y chozas ardientes que se inclinan al precipicio
En el culo del mundo tengo un nombre y una pistola
Y vienes tú al que a veces temo más que al hijo más que al padre
como una madre aunque ya no eres ni padre ni madre sino madera
dulce de las bancas de los barcos náufragos en muñones de agua
como de Odio y calles y calles donde te vi y me dijiste
“Nací como un lirio en el jardín, ansí fui criado y como vino mi edad
envejecí y como habrá de morir, ansí me sequé y morí”
Los aborrecí y los destruí cuando toqué las hebras del manzano
tus palabras me negaban y te negaban y les dije
“Antes de que tú existieras, yo soy”
Ah el tiempo que ya nada conjura que ya nada aquieta
ni el racimo agraz del corazón Oh si te oigo el furor que daña
mi sordera el ansia de los párpados viador vesánico agónico de perros
sobre la cruz de tus alas vuela tu noche lavada y oxidada
relumbrando en páginas oscuras de pueblos oscuros
que no es más grande que las alas del colibrí
zumbando entre ruinas de flores y porcelana
y tú no estabas ni dentro ni fuera
sólo aquí 7 pm. sobre el reverdecido San Juan con huellas y túnicas
a la hora del ángelus yendo a comprar
camotes fritos y sangrecita con papas
alguna col para embotar la mesa y un rosario de cocos
con que se inicia el noveno día del reposo indecible
expatriado con una paz que nunca llega que no le invento
y no alojé este mundo ni coseché estos tambores
ni gormé tu criatura este pedazo de polvo
donde ya no hablo ni bebo sino huyo de todo lo que dicen de ti
Tozuda soledad Llamas de la insolación Afiébrate de mí
veo la hozadura de la noche delineando en el agua
tu fría e impía anatomía como barca sin remo
¿A dormir? ¿A viajar? ¿Hacia dónde va tu espolón
tu eslora lúcida envuelta en un cendal de aire?
Noche de aceite sobre tu quilla reposa la mujer desnuda
y enamorada y con alisia zarza alimenta tu frente tu fuente
¿Acaso tu deshecha casa? Oficiaré el silencio
Maestro de los remos 4,000 vírgenes para cantar tu gesta pido
mas perros son lo que tengo una amante un cadete de pita
y estas regiones pobladas de púas y estacas sobre mi cabeza
un vecino sombrío a cuya hija seduje
aquella del fusilamiento la que hablaba a mi sordera
pétrea y melancólica Su rostro era como un pocillo hondo
con relámpagos que asustan cuando me hablaba de la guerra
cuando cantaba a la carne cuando dormía y se acostaba con el alba
y su abrazo yermo y salvaje reanudaba esta manera de vivir
si no es soñar con una horca que disimulaba el día
con vagos campos de huesos olas y nubes ferias de párvulos violentos
y asesinos de corbatas el joven rostro del rádium que se asoma como un péndulo sobre
estas calles abiertas
¿Y tú con qué me has trazado? Yo hombre torcido entre la noche y el día
entre cosas libres y no libres no tengo un animal semejante
a mi cráneo que me inquiete o me llame para abolir a tiempo
mi horrorosa carne Sólo el canino instinto de un corazón puro
me devuelve el aro el trinche la pala mi vómica manera de sobar
mi andar solitario por calles primitivas con este desprecio
al sol del mediodía que me quita el sueño el asombro de ser sombra
¿Voy por donde cae el hilo que tantea su abismo?
Memorioso y caústico recorto mi paisaje
este país largo y tendido como trenza de ríos que se rechazan entre sí
me devuelven una convivencia fallida
y así partido en repugnante suelo me ostré peregrino
adonde el movimiento va voy donde me fabulan perverso y sucio
voy entre el boquerío de la gente y linchamientos anónimos
voy con los ojos mojados molinetes mis brazos para hambrienta hoguera
donde quemar mi nombre o mi sola voluntad de tejedor iluso
de intrincados mundos a perder voy para volver y equivocarme
otra vez y me armo de estas abigarradas costumbres de hombres
de lobos Mi indígena mula corre a enseñorearse sobre el pasto
y yo sobre ella que al torcer sus cabellos apaga el infierno
y su cuerpo yesoso y su alma yesosa Oh que trunca fue la noche
de ebrias caderas como piedras y el exceso me abruma
y tú tocado de algún misterio me ves hurgando tus cartas
tu rosa de viento tus astros del 30 o tu sepultada oreja
que ya no me escucha soy tan austral esponjado por desérticos vientos
Icónico hasta nuestros días ritual ayunado
Y te proteges de las puertas de aquellas al final de la espera
donde se abate la arenilla que cae a tus pies que han desandado
las tardes las furias el lugar que no es lugar
mi propia mirada en el tendedero
……………………………… Hecho pedazos
(Del libro Las Cenizas de Altamira editado en 1999)

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en mayo 4, 2016 en Honoris Cráneo, Perú

 

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: