RSS

Cráneo #111: Piero Ramos Rasmussen

12 May

13150025_10154303670433243_479433076_n



Piero Ramos Rasmussen (Lima, Perú, 1992)

La publicación de sus poemas y narraciones datan desde los 17 años en el libro “Creación Literaria 2010-2011”, publicado por el Fondo Editorial PUCP. Diploma de Honor en el Festival Iberoamericano de Poesía, certificado por la Asociación de Escritores y Artistas del Orbe (AEADO-APEP). Invitado al Festival Contrafil de Guadalajara el año 2014, donde presentó su primer poemario “TRANSGRESIÓN” –Ediciones “El Viaje”- en el Centro Cultural Malasangre (Guadalajara). En el 2015, Endora Ediciones (D.F.) realizó la edición virtual del libro.  Su último libro “Edén” –narrativa- está por ser publicado gracias a la “Carto Pirata”, también en el D.F. El 2015, recibió el diploma de honor de la Municipalidad de Lima por su participación en el Homenaje realizado al poeta Martín Adán.

Invitado al V Festival de Poesía de Lima. A inicios del 2015, participó en la XIX edición del festival del Sur Andino “Enero en la Palabra”, realizado en la ciudad del Cusco, lo que se repetiría al año siguiente. Actualmente es vocalista de la banda de rock poesía: ” LO ULTRATERRESTRE “.



 

El Pacto de Cristóbal Haitzmann

 

Se me presentó el diablo una noche

Neurótica de ardiente vacío.

No había razón para el encuentro, pero

Era necesario. Ya habías marchado

Al país de la muerte, Yo no escribía,

Ni pintaba ni comía.

 

Destazado, buscando

La semilla de la luna en el espacio

Sin absoluta inspiración

Entregada mi alma al ángel caído

Tatuando mi frase al aire

Al corte en mis brazos,

Lo opuesto, lo perfecto,

La marea negra.

 

Cuernos, escamas

Tórax hembreado y curvo

Con cola de serpiente

Torturando mis pupilas

Y no vienes tú como un trueno

O un león o una lluvia de oro,

Solo estoy en este laberinto.

 

Llega la noche y la tristeza

De no poder dormir

Con el rugido de mil animales,

Voz ronca, señor del desierto,

Soy el campo de truenos y espanto.

 

Al frente se castra el demonio

Su impacto choca los ojos

Y ya no quiero ver.

Escucho una voz, por fin,

¿Es tu canto, es un sueño,

O es el llamado demonológico,

Pidiendo mi alma?

 

 

 

Oración

 

Oh María negra

Que encierras este campo

De incontables cuerpos.

Tus gladiolos aguardan mi paso errado

La sombra de tu velo rozándome

Me envuelve con la soga un círculo de loto

De blanco infierno.

Estas sordas cenizas de sangre

Se estrellan transparentes

Contra la tierra

Donde caímos.

 

Nuestro mayor pecado habrá de ahogarse

En el poderoso mar.
Soy apenas un campo de rocío.

 

 

 

Escrito en la niebla

 

Si preguntas por mí

No recuerdes

Playas de acera, roces airados,

Cielos sin mar.

Una vía de caminos errados

El río de estrellas y heridas,

Infiernos de cal.

 

Atrapada en el laberinto de la memoria,

Miramientos, tinieblas y agravios,

Tú y yo como el campo de batalla,

El bosque níveo

Donde se mueren los lobos

Sin fronteras, ni angustia,

Mientras yo en ti como un salvaje

Depredador

Muerdo tu boca, bebo

Extasiado de luna

El sabor a pecado, a sangre,

Y a ti.

 

Si preguntas por mí, la ola

En tus emociones revolcará

Tu piel, el sentido ilimitado

De tus ojos, el cristal rodando,

El brutal silencio que atora los días

Sin saber por qué.

 

Solitarios

Aves negras caen por la ciudad,

Flechas acuosas atraviesan sus pechos.

No escarbes sus alas, no busques

No habrá un último abrazo:

El país de la niebla ha borrado

Mi nombre y mi orgullo

Y ya no puedo volver.

 

La costumbre de no ser eternos

Es mandato de todos los hombres,

Y entre la niebla entiendo

Que nada somos,

Noche ardiente,

Más que esta coraza mustia

Grabada de olvido.

 

 

 

 

Te he pensado otra vez

 

En las aristas que dibuja el cuarto

La cama, tu reino. Te he buscado

Donde esos bellos animales retozan

Libres al sol y no importa nada

Solo sentir. La casa no es la misma,

Es un torneo sin triunfo.

Lo que queda son resacas del cuerpo gastado

De nuestro amor, pero sentido y solo,

Recuerdo mis primeros años

Ese cuento de la máscara de Poe

A Próspero, a su gente y a ti

Dentro del castillo donde el invierno no llega.

 

Ahora soy solo cenizas,

Te he pensado otra vez.

 

Anuncios
 
 

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: