RSS

Archivos Mensuales: julio 2016

Cráneo #130: José Rengifo Delgado

image



José Rengifo Delgado  (Popayám, Cauca – Colombia,  1994)

Cursa la carrera de Estudios Literarios en la Universidad Nacional de Colombia. Segundo lugar de la categoría adultos en el IX Concurso de Poesía Inédita de Cali (2014). Fundador y editor de “Culo de guayabo editores” (la expresión “culo de guayabo” significa “qué resaca tan hijueputa!”) junto a Sergio Muñoz de la Silla Renca, Adolfo Guerrero y Miguel Urrego. Seleccionado para la antología “La memoria de los días. Breve antología de poesía en español” por Ediciones O, México (2015).



 

 

 

PAUSA

 

cómo concilio la muerte de mi india

con la blancura de la cocaína

 

cómo concilio el destierro de mi abuelo

con el río molino en el que vomita un borracho

 

cómo concilio la marcha de la selva

con este charco de gasolina entre mis uñas

 

cómo te concilio, llorona

si han lanzado el nuevo garrafón de caucano

 

cómo concilio al diablo mordiendo piernas

si lo último que recuerdo es querer ser un samurái

 

no hay nada que unifique al mundo

pongo pause a todo lo reproducido

el cel, el ánime, netflix, la ventana

 

estoy intentando conectarme al mundo

y no puedo asegurar que algo esté vivo

 

 

 

 

POEMA

 

Leí a punto de dormirme:

 

Todo es un plato iniciado que dejaste

 

Entre ello: los parques sin mariguaneros

las esquinas sin algunas esquinas

las casetas de vigilancia sin wachimanes

los postes doblándose

el dulce sin mate

el guaro sin azúcar

las matas sin tiempo

 

 

 

 

ESTO NO ES UN BAMBUCO NI UN PASILLO ARRIADO

 

florcita mentirosa

que no vuelas

morrongueas tras las cortinas de mi

ciudad larga penuria de los hombres honestos

 

no le hagas caso a los bambucos porque estoy borracho

linda payanesa quedate calladita

no deletreés mi nombre

no me busqués el lado

estoy más prendido que 7 de diciembre

 

florcita mentirosa

eres tan bonita

engañas a los borrachos con tus morronguerías

morronguerías morrongas

 

mejor te dedico un pasillito arriado

linda payanesa

princesa de mi salchichón

 

que las palomas caguen solfeos

y entre lo calladito del centro a estas horas

paradita como un poste

me des último aliento

 

 
 

Etiquetas: , ,

Cráneo #129: Cristina Elena Pardo

paulina



 

Cristina Elena Pardo (Caracas, Venezuela, 1993)

Estudió Filología Hispánica en la Universidad Complutense de Madrid y un Máster en Literatura hispanoamericana en la misma universidad. Actualmente es estudiante de doctorado en la Universidad de la Ciudad de Nueva York. Sus poemas han aparecido en diferentes revistas y medios digitales como Estación Poesía (Sevilla), Cosmoanónimos 2.2 (Córdoba), Mordistritus (Mérida) o Canibalismos (Caracas). En 2014 ganó el Premio de poesía CM-UCM en el marco de la IV Semana Complutense de las Letras con su poemario Doler primero. Edita y coordina las secciones de poesía de Fanzine CALIGRAMA y Revista TELURIA. Como fotógrafa ha expuesto en el marco de PhotoEspaña 2013 y colabora eventualmente en medios como El Estado Mental o Jot Down Magazine.



 

14. 

el eco la duda protegida el nacimiento de una grieta

eres

 

la única una pared

eres

 

un cuerpo

que tiene las marcas

ensayadas una pared una

tan pesada

la herida           agachándose la dirección contraria

no avanzando

eres

 

un cuerpo        hacia

el lado lento el lado

 

regresa

un cuerpo        la vía hacia el derrumbe la pared su eco          eres la

 

protegida el nacimiento

 

eres

 

 

 

 

 

 17.

en el centro del tiempo me contaste   querer corrupto hasta

dónde nos alcanzarán  las agujas una la

palabra rasa          una historia me contaste cuando desde

abajo

miraba    en el

 

centro

 

me contaste      desde dónde    nos alcanzará la textura una palabra

rasa      querer corrupto desde dónde

la estampa

 

devengo

 

madeja tejido         el minuto intransigente en el centro me

 

contaste cercana cuidadosa-

mente  una historia

 

una

 

historia la de quienes     cuándo           desde

abajo

 

miraba

 

la de quienes

 

lentos deshacen la

maraña

 

 

 

 

 

 

26. 

tal vez el cuerpo tenga que ver           la razón    un toque inevitable tenga que         estoy

escribiendo con              como un cuerpo una herida constitutiva       un justo

fragmento prosodia un relato   un justo

golpe en tu forma

 

la razón

 

porque la pregunta

porque el rechazo orgánico la respuesta la máscara

porque escribes

 

la razón un

 

motivo

 

porque el cuerpo/imagen o imagen su espacio la captura

porque el cuerpo/texto o texto en tu imagen a-

bandono ilusión control sobre       estoy escribiendo      sí mismo en la forma

 

tal vez el cuerpo tenga que ver

 

tal vez lo más esencial tenga que ver   tal

vez con                como un cuerpo que escriba la razón sin

peso     (estoy               tenga que ver         acepto la osadía no te gires

escribiendo)                                                     una mano al hombro el

 

centro de una palabra en tu imagen tal

 

vez

 

porque escribes            ESTOY                        tal

 

vez una estampa una fisura piel ácida porque en la silueta profunda tonal

 

ESCRIBIENDO

 

 

 

 

Etiquetas: , ,

Cráneo #128: Mattias Tello

13814494_10209389717320553_260554306_n



 

Mattias Tello (1995, Arica, Chile)

Estudiante de Licenciatura en Lenguaje de la universidad de Tarapacá. Dirige la revista literaria Piscola con Ron. Sus textos han sido publicados en las revistas Powderzine (Australia) y Botella Náufrago Azul (Chile), también en la antología Muestra literaria de Arica y Parinacota. Tomo II (Cinosargo). Actualmente es coeditor de Maki_naria Editores, editorial chileno-boliviana por la cual publicó su plaquette Tierra Roja.



Revelación de una máscara

Un día me pregunté qué hay detrás de la máscara de soldar
Y encontré la interrogante en la mirada de un buzo

Detrás de la máscara de soldar hay ojos cansados
Como rocas que sueñan con ser espuma

 

 

 

 

 

 

 

***

 

Una vez, en Puno
Golpeé la mesa cuando un borracho se te acercó
Una vez, en Tacna
Golpeé la mesa cuando un borracho se te acercó
Una vez, la primera vez, en Arica
Nos golpearon la puerta
Me dijeron que no se permitía mi estadía en el albergue
(pero en verdad me dijeron “sal del hostal antes de que llame a los pacos, conchadetumadre
y ¿dónde chucha está José Villanueva?)

 

 

 

 

 

 

 

***

 

Dijiste en uno de nuestros primeros viajes Antofagasta
Que la poesía no sirve para nada y por eso te gusta
Solo yo entendí tu chiste.
Luego, cuando me preguntaron a mi
Puse mi brazo en tu hombro y disimulé un beso
Tomé tu mano
Miré al público y dije
La poesía es una de las pocas cosas en las que soy algo bueno
La poesía me sirvió para esto

 

 

 

 

 

 

 

Humberstone

En el centro los muebles son caros y el hermano de Don Alejo corta vigas
Me duele la cabeza y es de noche
En las plazas sin cemento ni asfalto, solo arena y bancas
Hay una bomba de vacío
Compro chatarra dice la flecha
Hago fletes dice un cartel pero al verlo me duermo y sueño
Con un cementerio de autos
Donde busco una llave con Don Alejo mientras él
Al intentar llorar derrama aceite
Diciéndome
Ven y dame un abrazo, hijo
Perdón el olor a fierro
Estaba pensando en tu abuelo

 
 

Etiquetas: , ,

Cráneo #127: Paola Valencia Villalobos

paola



 

Paola Valencia Villalobos (Maracaibo, Venezuela, 1997)

Estudia la Licenciatura en Letras Hispánicas en La Universidad del Zulia. Su primer poemario Memoria de pájaros, basado en su diario de adolescente, con el que fue premiada en el 18º Concurso nacional de poesía joven “Lydda Franco Farías” (Casabello, 2015), permanece aún inédito. Mantitne un blog personal llamado El Laberinto intrincado (www.laberintointrincado.blogspot.com) y actualmente escribe su segundo libro.

@Paolacarolinavl

 



 

 

Retrato

Me la he pasado la vida viéndome al espejo
Con los ojos fijos
Igual a quien mirara a otra persona
Y le hablara una larga charla en cualquier café de moda con nombre extranjero
Y me imagino
Entonces
Aquella tumultuosa gente atravesando
La frígida pared que separa el mundo
Con mi habitación
Y una indiferencia me aturde
Un desanimo.
Me la pasado la vida viéndome al espejo
Y he notado que estoy hecha un desastre
Soy un desastre de muchacha
Me llevo las manos al estomago
E intento recoger mis pedazos
Aunque de estos solo quede el polvo
manchando el espejo
Y mi cuerpo aislado
Mi cuerpo vació
Es mi único reflejo del café
En un baile de sombras.

 

 

 

 

 

 

La adolescente retoma su cuaderno y dibuja 

No sé con qué decirlo
porque aún no esta hecha mi palabra.

Juan Ramón Jiménez

La palabra en mi memoria
recuerdo es un pájaro que bebe
Un pájaro posado en mi sueño supongo es una palabra
no sé cómo decirla.

Tal vez pájaro es un fonema en un idioma desconocido
y su sonido el liquido de un mar imposible;
Tal vez su reflejo se parezca a mi
Yo, la que no veo mi reflejo en el agua
Sería su lenguaje mi única sombra
hablaríamos como la lluvia golpeando el techo
Y como la lluvia llevaríamos las hojas
Donde sus colores sus ojos sus alas
han construido una jaula
encerrando aquí mi voz.

 

 

 

 

 

 

 

216 meses o 6570 días, 157680 horas luego…

18

La lluvia no ha sabido limpiarme o apagarme de un golpe
La lluvia se ha quedado en mis huesos viendo irse los vagones del tren en la libertador,
Pero no he tomado ninguno,
hace dieciséis meses no he tomado ninguno.
Tenemos dieciocho años esperando este momento,
Dieciocho años con miedo a un espejo mirándome en el momento preciso.

Les digo que me voy a quedar
hasta que la ciudad se caiga
o mi rostro no soporte la vergüenza
Les digo que me voy a quedar hasta perderme en mi sombra
Y ya nadie me espere.

 

 

Etiquetas: , ,

Cráneo #126: Alejandro Medina

11572_10152155993845782_895002707_n



 

Alejandro Medina (Corozal, Puerto Rico, 1989)

Poeta y gestor cultural. Desde el 2012, dirige y diseña un proyecto de edición independiente bajo el nombre de MESAed. Editorial desde la cual ha realizado el diseño y la publicación de las revistas de literatura y arte: Parhelios, y Poliedras. De igual manera, desde allí, ha realizado la publicación de su primer y segundo poemario: Al Cigoto (verano de 2014) yHalorizonte (enero de 2016). En diciembre del año 2015, obtiene el segundo premio en el Certamen Nacional de Poesía José Gautier Benítez, en el municipio de Caguas. Ha participado en recitales colectivos, y organizado lecturas de poesía en las cercanías del casco urbano de Río Piedras, desde la cuales se favorece la promoción del arte y la literatura emergente. Actualmente trabaja en dos poemarios inéditos: Laleación y La escultura de la sal.

Contacto:

. e-mail ( 897.medinaa@gmail.com)



 

2)

en las voces

 

en todas las voces contenidas todas las fuentes,

la luz, las luces; el acero inoxidable

que decrece creciendo

al dirigir su pómulo a la muerte,

susabia que demora morándose,

sabíaquel amor mortificaba, hacia tumbas,

ehacíase la momia

como tronco para blandir los dedos sin bandera;

ablandarlos.

 

en todas la voces todos los cantos,

los pedazos de un matiz

para decir los hilos a la araña,

su savia que derrama su aparato

a su calor de víctima de sombra.

 

en todas la voces contenidas

todos los ángeles despiertos,

los grupos de flores secas sin color;

 

allí,

en cada orificio al poro en que se brota suyo,

secretamente, resucitan

y se ven de nuevo sus almendras

cuando la voz transita

en el eterno caminar de nuestras voces.

 

 

 

 

3)

           en la voz el viento

 

viva la ráfaga en la voz del cielo interminable;

– habrá dormido tu cabello –.

viva la fronda que se vuelve nueva

cuando el pecho de una cumbre

le da su cúspide a la estrella.

 

viva la ráfaga del mundo,

el solo huracán pariendo

yala citara en la flor, de flores,

urdiendo el látigo en el fuego

de un volcán que se calcina

en una lava que consume.

 

viva la luna intermitente

de siete ráfagas de almendra

para una nube de escalera

que busca el cielo detenida.

 

viva la mano

que le dicta al sol de sus quehaceres,

viva la pájara en la nube

que pone para el aire

la noción del velo al vuelo de la sangre

en otro círculo que duerme

moliendo el polvo con el yunque

que estrella cuando estalla seca pero tumba,

naciendo el mar sus caracoles

de una muerte que consuma.

 

 

 

 

8)

se dice

 

te encuentras tú como diciéndote:

‘se desplomó al minuto

tropieza pidiéndose salir.

temprano quiero con mi cuerpo,

solventarme en la exigencia de un puñado de granito.

 

¿hacia dónde fue que se quedó la sangre?

su oxido me exige retener la fosa por un naipe

o la topografía que quiere ser abecedario.

 

lamento no poder decirte y que me entiendas;

quedar como se dice dispuesto,

revelándote la orilla’.

 

 

dejaron de salir los brotes al zarpazo

a condenado de tristezas.

reincidía yo sepulto,

listo andamos a cogerlos como luces estancadas,

pero como recienacían,

dite a ti revuélvete no te reclames,

vuélvete bisagra,

entre dos portones o dos mundos.

 

 

Etiquetas: , ,

Cráneo #125: Norys Odalia Saavedra Sánchez

11377106_10153422280266108_1858376838961576737_n



 

Norys Odalia Saavedra Sánchez (Lara-Venezuela, 29 de Febrero)

Poeta y narradora. Técnico Superior en Turismo. Mención honorífica en el Concurso Universitario de Poesía “Andrés Eloy Blanco. Mención honorífica en el Concurso Nacional de literatura “Rafael María Baralt” Universidad Rafael María Baralt, Edo Zulia, 2015.  Pertenece a la Asociación de escritores del estado Lara y Red Nacional de escritores de Venezuela. Estudió Trabajo social en la Escuela de trabajadores sociales Celia Sánchez Manduley (Holguín y Matanzas Cuba).Ha publicado “De áridas soledades” (Cenal, Fondo editorial Pío Tamayo, Asociación de Escritores del Estado Lara, 2007). Hilos de Cocuiza (2009), Monte Ávila Editores latinoamericana, Colección Altazor; Poesía reunida 1998-2008.) Sus textos aparecen en: Antología “Un canto a Venezuela”. (PDVSA 2208-2009); Libro memorias del Vértigo de los aires (Asoc. de escritores México); Antología de “Poesía Venezolana Joven”, versión bilingüe castellano-árabe (Casa de las Letras Andrés Bello, Biblioteca Ayacucho, Universidad libanesa internacional). Revista Poesía 2011, Universidad de Carabobo: “Antológica de la joven poesía venezolana”. 27 F. Poesía, memoria y revolución (2010) Consulado de Venezuela en Sao Paulo. Sing: Poetry from the Indigenous America. Universidad de Arizona by Allison Adele EdgeCoke, 2012. Usa. Antología poética “Fogata Eterna”, dedicada a Charly García. Hanan Harawi Editores, Peru.2014. Antología de nueva literatura latinoamericana. Editorial Podium. Viena, Austria, 2015. Ha Participado en varios eventos internacionales de poesía en México,. Ecuador, Costa Rica, Cuba, Perú como invitada. Actualmente trabaja su primer libro de relatos.

 



Agüeros

En el segundo

de los cultivos

bajan sierpes

 

El centeno

es hondo si se huraña

en  la pradera

 

Si el caos alcanza

es fuerte la tersura

 

Si es anochecido

por el corazón cerrado

es triste

 

Si es espiral

y lleva cuentas

al otro lado

es venganza

 

Si hallando flama

cruza la calle

se irá flotando

 

 

 

 

 

 

 

 

Texto del libro “Quemar la hierba junto al Muro” ( En proceso de edición y editada en Plaqueta ediciones Madriguera, Coro, Venezuela )

 

 

 

 

Corderito,
aquí estoy;
acércate y lame
mi blanco cuello;

La primavera

William Blake

3

Esta es la historia de las cabras rosadas, negras, azules, rebeldes o mansas

cabras blancas de dientes brillantes

moteadas

de salitre y acuosas

pintadas

pequeñas y grandes

de mi madre

había un desvelo en sus ojos

en búsqueda de líquidos salobres

Lamían el sudor

Ella sentada en la piedra de cerro

esperaba que el sol

se metiera en sus panzas de miel

mi madre hacia que             las cosas cantaran

que                                           las cabritas niñas resucitaran

quedaran pintadas en cactus viejos

cuando se ponía su vestido azul

También asistía

al corte del cuello del animal

a la estampa del fino corte del cuello

cortes precisos

para no hacerlas sufrir

para que no quedara en sus ojos

algo de terror en las pupilas

la comida podría ponerse amarga

o la carne endurecerse

luego asistir a la degustación

en la mesa, en las fiestas o bautizos

o simplemente una comida cualquiera

al probar trozos de los rebaños asados

o suculentas sopas

sabían que dicho ritual

quedaría redimido

por la succión de las esencias

Así el banquete

concluiría

con el recuerdo

de los tiernos rebaños acariciados

que ahora pasaban

a la Gracia divina

 

 

Del libro “Medio corazón del rebaño”. ( Mención en poesía; en el  Premio Nacional de literatura “ Rafael Marìa Baralt”.  Universidad Rafael Marìa Baralt, 2015, Estado Zulia, Venezuela)

 

 

 

 

 

 

 

 

Soy el muelle abandonado

 

Los náufragos están lejos

 

de los espinares

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Del libro “ Naranjos largos de viento” de la antología “Hilos de cocuiza, poesía reunida. Monte Ávila editores. Colecciòn Altazor.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Ya no soy

 

me pones el nombre

 

de la hoguera

 

Y un tentáculo de espinas

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

De: “Hilos de Cocuiza 1998-2008”, Colección Altazor, Monte Ávila Editores, 2009)

 

 

 

 

 

 

 

 

                                              

 

 

Luminiscencia

 

1 candela por (metro cuadrado) =

1 m2 cd

 

Brillo tuyo

a más de

dos cubos

 

tenlo por cierto

el atisbo

de la nada

 

rompe

los objetos

sangrantes

 

una vez

por distancia

¿qué sombra ha gritado?

 

los vegetales

pensando

en comer

 

su aspecto

en tránsito

 

ten por cierto

yunque es lo que tienes

por ombligo

 

hasta que los perros ladren

Texto del libro “Quemar la hierba junto al Muro” ( En proceso de edición y editada en Plaqueta ediciones Madriguera, Coro, Venezuela

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 
Deja un comentario

Publicado por en julio 11, 2016 en Cráneos, Venezuela

 

Etiquetas: , ,

Cráneo #124: Simón Toledano

 

13059844_899155143563163_770652922_n



 

Simón Toledano (Veracruz, México, 1981)

Poeta y Cuentista. Imparte talleres de Creación  Poética y Repentismo. Ganador del premio Décimas por la Democracia 2006. Columnista del periódico Grafico de Martínez de la Torre (Golpe a Golpe Verso a Verso 2012). Publicó en la Revista Digital ERA, editada desde Londres Inglaterra. Es parte del Círculo de Lectura y Creación Literaria, y Poeta y Repentista del Grupo Son Aquí y de Allá. Publica en la Revista Digital Los Escribas 2016.

Ha publicado de Manera Independiente su obra poética: Alas de tinta (2002), Sonetos a Colores (2007), El Marinero que fui (2012). Está en proceso de publicación su nuevo libro: Visiones de Mi Lengua. Ha participado en diversos Foros en todo el país haciendo poesía escénica y poesía en voz alta, y en diversos espacios de radio y televisión cultural.



CAMBIAR EL MUNDO

Escribo un poema como quien toma un arma,
como quien saca el pecho.
Escribo con las mismas manos que se agitan,
que abrazan y acarician.

Quiero dejar de hablar de las heridas,
y ellas me reclaman, me jalan el pantalón
y desde abajo me suplican.

Por eso, no intento el juego de la palabra fácil
y escribo, como un desahuciado ante el milagro
de seguir viviendo.

Escribo con esperanza y rabia,
y bebo de la misma copa;
y sueño, con que un poema
Cambia el mundo.

Al menos en lo que el punto final
Se hace presente.

El punto que llega… ahora.

 

 

 

 

 

 

 

ME ORINO EN MIS PALABRAS

Mi reputación de escritor no es otra cosa,
qué la buena fama de jugar con las palabras.

Yo no soy escritor, soy un niño que busca divertirse
(y a veces, conseguir que otros también se diviertan)

No soy un inconsciente. Cada palabra está ahí por algo,
pero a veces las aviento al aire y las tomo al vuelo;

las regreso a mi pecho, las acaricio como una paloma
hasta que se duermen y laten despacio en su sueño profundo.

Yo no entiendo, eso del “oficio de escritor”.
Si quisiera un oficio, seria albañil, panadero, o sastre para damas.

Pero en lugar de mezclar cemento y cal, amasar la harina,
o tocarles la cintura a las mujeres;
mesclo palabras, amaso sentimientos, y a ellas;
les toco el alma intangible.

Yo no soy escritor, que no te confundan mis poemas.
Soy un niño, y a veces… me orino en mis palabras.

 

 

 

 

 

 

 

El perro flaco (triste y desdentado)

Un perro flaco (triste y desdentado)
extraña sentir el tibio aliento de su ladrido
saliéndole del hocico.

Lejos de todo no tiene a quién ladrarle
hasta la casa del amo (triste también)
no se acerca nadie.

Los vecinos ya saben que a él
no le gusta que lo molesten.

Y hasta los testigos de Jehová
le han negado las visitas
por temor a que los termine convenciendo
que Dios no usa corbata.

Así que el perro flaco (triste y desdentado)
paga las consecuencias de la soledad de su amo.

Solo en las noches de luna
alza los lacrimosos ojos y en un intento casi humano
de su gañote nace y muere en un instante el quejido
que no alcanza a espantar el conejo de la luna
que se burla de él, cada vez que se asoma.

 

 

 

Etiquetas: , ,