RSS

Cráneo #123: Camila Ríos Armas

06 Jul

 

thumbnail_DSCN1874



 

Camila Ríos Armas (Caracas, Venezuela, 1989)

Licenciada en Estudios Liberales en la Universidad Metropolitana. En 2005 participó en el Taller de Creación Literaria, mención Poesía, de Monte Ávila Editores. Forma parte de la antología El patio del limonero, editada por El Pez Soluble, Joven Poesía Venezolana (traducida al árabe), publicada por El Perro y la Rana y, más recientemente, poemas suyos han sido incluidos en Cien mujeres contra la violencia de género, publicado por Fundavag Ediciones.

Con su poemario inédito A dos aguas obtuvo la segunda mención especial del X Concurso Nacional de Poesía para Liceístas 2005, organizado por la Fundación Casa de la Poesía “J.A. Pérez Bonalde” y la Casa Nacional de las Letras “Andrés Bello”. En 2007, ganó con Muralla Intermedia la mención honorífica en poesía del II Premio Nacional Universitario de Literatura, convocado por la Comisión Permanente de Directores de Cultura de las universidades venezolanas, publicado posteriormente, en 2008, por la Editorial Equinoccio. En el 2012, la editorial Bid&Co publicó su segundo libro, titulado Ecos.

Actualmente reside en París culminando sus estudios en Desarrollo Internacional, en SciencesPo Paris.

Twitter @camilariosarmas

Blog: memorabiliajardin.wordpress.com

 



 

Primera voz:

Cavo en desierto ajeno
atisbando zonas de encuentro
donde joyas de diosas antepasadas
se clavan en mis dedos
fustigando mi sentido del tacto
haciéndome recordar
mi condición de mortal
ante una deidad aún no invocada.

 

 

 

 

 

 

 

Día 5

Todos en jaulas como animales salvajes
descansan de ellos mismos

se obligan al encierro

la soledad se les impone
pero la luz pasa a través del hierro
alimentando su vicio

la única manera de llegar a la jaula del otro
es rompiendo el candado que ellos mismo le han puesto

difícil la tarea de estar con otro cuerpo.

 

*** Textos tomados de Ecos (2012)

 

 

 

 

 

 

 

Me he convertido en una persona que le teme a los ruidos
al ruido del agua calcificada en el fondo de la tetera eléctrica
al ruido de los pasos en círculos de los vecinos
al ruido de las otras puertas que abren los espacios que se prohíben
al ruido de la comida vieja que se pudre en la nevera.
Pero sobre todo
al ruido que rasga este silencio que repito.

 

***Texto tomado de Instante y fuga (inédito)

 

 

Anuncios
 

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: