RSS

Cráneo #124: Simón Toledano

09 Jul

 

13059844_899155143563163_770652922_n



 

Simón Toledano (Veracruz, México, 1981)

Poeta y Cuentista. Imparte talleres de Creación  Poética y Repentismo. Ganador del premio Décimas por la Democracia 2006. Columnista del periódico Grafico de Martínez de la Torre (Golpe a Golpe Verso a Verso 2012). Publicó en la Revista Digital ERA, editada desde Londres Inglaterra. Es parte del Círculo de Lectura y Creación Literaria, y Poeta y Repentista del Grupo Son Aquí y de Allá. Publica en la Revista Digital Los Escribas 2016.

Ha publicado de Manera Independiente su obra poética: Alas de tinta (2002), Sonetos a Colores (2007), El Marinero que fui (2012). Está en proceso de publicación su nuevo libro: Visiones de Mi Lengua. Ha participado en diversos Foros en todo el país haciendo poesía escénica y poesía en voz alta, y en diversos espacios de radio y televisión cultural.



CAMBIAR EL MUNDO

Escribo un poema como quien toma un arma,
como quien saca el pecho.
Escribo con las mismas manos que se agitan,
que abrazan y acarician.

Quiero dejar de hablar de las heridas,
y ellas me reclaman, me jalan el pantalón
y desde abajo me suplican.

Por eso, no intento el juego de la palabra fácil
y escribo, como un desahuciado ante el milagro
de seguir viviendo.

Escribo con esperanza y rabia,
y bebo de la misma copa;
y sueño, con que un poema
Cambia el mundo.

Al menos en lo que el punto final
Se hace presente.

El punto que llega… ahora.

 

 

 

 

 

 

 

ME ORINO EN MIS PALABRAS

Mi reputación de escritor no es otra cosa,
qué la buena fama de jugar con las palabras.

Yo no soy escritor, soy un niño que busca divertirse
(y a veces, conseguir que otros también se diviertan)

No soy un inconsciente. Cada palabra está ahí por algo,
pero a veces las aviento al aire y las tomo al vuelo;

las regreso a mi pecho, las acaricio como una paloma
hasta que se duermen y laten despacio en su sueño profundo.

Yo no entiendo, eso del “oficio de escritor”.
Si quisiera un oficio, seria albañil, panadero, o sastre para damas.

Pero en lugar de mezclar cemento y cal, amasar la harina,
o tocarles la cintura a las mujeres;
mesclo palabras, amaso sentimientos, y a ellas;
les toco el alma intangible.

Yo no soy escritor, que no te confundan mis poemas.
Soy un niño, y a veces… me orino en mis palabras.

 

 

 

 

 

 

 

El perro flaco (triste y desdentado)

Un perro flaco (triste y desdentado)
extraña sentir el tibio aliento de su ladrido
saliéndole del hocico.

Lejos de todo no tiene a quién ladrarle
hasta la casa del amo (triste también)
no se acerca nadie.

Los vecinos ya saben que a él
no le gusta que lo molesten.

Y hasta los testigos de Jehová
le han negado las visitas
por temor a que los termine convenciendo
que Dios no usa corbata.

Así que el perro flaco (triste y desdentado)
paga las consecuencias de la soledad de su amo.

Solo en las noches de luna
alza los lacrimosos ojos y en un intento casi humano
de su gañote nace y muere en un instante el quejido
que no alcanza a espantar el conejo de la luna
que se burla de él, cada vez que se asoma.

 

 

Anuncios
 

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: