RSS

Cráneo #127: Paola Valencia Villalobos

19 Jul

paola



 

Paola Valencia Villalobos (Maracaibo, Venezuela, 1997)

Estudia la Licenciatura en Letras Hispánicas en La Universidad del Zulia. Su primer poemario Memoria de pájaros, basado en su diario de adolescente, con el que fue premiada en el 18º Concurso nacional de poesía joven “Lydda Franco Farías” (Casabello, 2015), permanece aún inédito. Mantitne un blog personal llamado El Laberinto intrincado (www.laberintointrincado.blogspot.com) y actualmente escribe su segundo libro.

@Paolacarolinavl

 



 

 

Retrato

Me la he pasado la vida viéndome al espejo
Con los ojos fijos
Igual a quien mirara a otra persona
Y le hablara una larga charla en cualquier café de moda con nombre extranjero
Y me imagino
Entonces
Aquella tumultuosa gente atravesando
La frígida pared que separa el mundo
Con mi habitación
Y una indiferencia me aturde
Un desanimo.
Me la pasado la vida viéndome al espejo
Y he notado que estoy hecha un desastre
Soy un desastre de muchacha
Me llevo las manos al estomago
E intento recoger mis pedazos
Aunque de estos solo quede el polvo
manchando el espejo
Y mi cuerpo aislado
Mi cuerpo vació
Es mi único reflejo del café
En un baile de sombras.

 

 

 

 

 

 

La adolescente retoma su cuaderno y dibuja 

No sé con qué decirlo
porque aún no esta hecha mi palabra.

Juan Ramón Jiménez

La palabra en mi memoria
recuerdo es un pájaro que bebe
Un pájaro posado en mi sueño supongo es una palabra
no sé cómo decirla.

Tal vez pájaro es un fonema en un idioma desconocido
y su sonido el liquido de un mar imposible;
Tal vez su reflejo se parezca a mi
Yo, la que no veo mi reflejo en el agua
Sería su lenguaje mi única sombra
hablaríamos como la lluvia golpeando el techo
Y como la lluvia llevaríamos las hojas
Donde sus colores sus ojos sus alas
han construido una jaula
encerrando aquí mi voz.

 

 

 

 

 

 

 

216 meses o 6570 días, 157680 horas luego…

18

La lluvia no ha sabido limpiarme o apagarme de un golpe
La lluvia se ha quedado en mis huesos viendo irse los vagones del tren en la libertador,
Pero no he tomado ninguno,
hace dieciséis meses no he tomado ninguno.
Tenemos dieciocho años esperando este momento,
Dieciocho años con miedo a un espejo mirándome en el momento preciso.

Les digo que me voy a quedar
hasta que la ciudad se caiga
o mi rostro no soporte la vergüenza
Les digo que me voy a quedar hasta perderme en mi sombra
Y ya nadie me espere.

 

Anuncios
 

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: