RSS

Cráneo #144: Hannah Escobar

26 Sep

thumbnail_hannaescobar



 

Hannah Escobar (Titiribí, Colombia, 1985)

Es Química Farmacéutica de la Universidad de Antioquia. Actualmente trabaja para el Ministerio de Salud y protección social de Colombia en la Dirección de medicamentos y tecnologías en salud como asesora en diferentes procesos. Asistió a los talleres de escritura de la Corporación Prometeo en la ciudad de Medellín. En 2014, ocupó el segundo lugar en el Premio Nacional de Poesía Obra inédita de la Tertulia Literaria Gloria Luz Gutiérrez con su poemario De la Propensión a olvidar todas las cosas, cuyo lanzamiento fue llevado a cabo en el marco de la Feria del Libro de Bogotá 2015. De igual manera, adelanta un proyecto artístico que tiene como eje fundamental la estética, conocido como Insustancialismo o Insustancialismo Sintético.



 

DE LA METAMORFOSIS DE LAS PLANTAS Y EL INEVITABLE CICLO DEL RETORNO

Regular, irregular, accidental
El modo triple de la metamorfosis
El triángulo, la estupidez de la trinidad
Una excrecencia monstruosa decía Goethe,
La literatura de las flores es una ciencia,
Una ciencia perfecta.
Estuve pensando entonces en la espiral infinita,
En el ciclo del retorno,
Del retorno a mí,
Del retorno al útero,
Al fuego,
A la tierra,
A la química porosa que todo lo descompone
Con sus oxidaciones y reducciones,
La ictericia, el agujero negro y el origen,
La madriguera de conejo y el nacimiento.

Allá al fondo el sol
Allá arriba el sol
Todo es sol.

 

 

 

 

 

SOLEDAD

He llamado a la puerta
A alguna puerta
A todas las puertas
Luego del primer suicidio
Nadie queda realmente vivo.

La fiebre, Ofelia.

El cuerpo de Ofelia era más blanco que los otros cuerpos
Y más inerme.

He llamado a la puerta
A alguna puerta
A todas las puertas
He llamado hasta que se me cayeron las uñas
Incluso he llamado con los dientes.

Nadie respondió nada
Ahora adentro es igual que afuera.

 

 

 

 

 

 

ELEGÍA FUNERAL A UNA JOVEN DORMIDA

Rilke ha muerto
Orfeo ha abierto los ojos y tiene sed
El cuerpo de una joven blanca reposa sobre mi cama
Rodeada de flores, parece el otoño.

Le he preguntado a mi madre si habrá de quedarse much
A dormir,
Mi madre ha dicho que debemos preparar la mortaja.

He entrado  a hurtadillas a mirarla
A hurtadillas como un ángel pequeño
Con el ardor de la infancia en el corazón
Con el brillo de la infancia en los ojos
Con la impaciencia de la infancia en las manos.

Le he preguntado a mi padre si la conoce
Su nombre, un nombre,
Mi padre ha guardado silencio.

Afuera las flores
El olor a jazmín era insoportable

 

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en septiembre 26, 2016 en Colombia, Cráneos, Poetas de los 80's

 

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: