RSS

Cráneo #150: Fanny Campos Espinoza

12 Oct

14137902_10154447720328684_1367933320_n



Fanny Campos Espinoza (Santiago, Chile, 1980)

Poeta, editora y abogada. Bachiller en Ciencias Sociales y Humanidades (PUC); Licenciada en Ciencias Jurídicas y Sociales (U. de Chile). Diplomada en Edición y publicación de libros (PUC). Con sus proyecto “Secuelas” y “Quince años y una noche”, obtuvo en 2014 y 2016, respectivamente, la Beca a la Creación Literaria que otorga el Consejo Nacional de la Cultura y las Artes. Ha publicado los libros Hystera Hystrión/Útero-Máscara (Primera Secuela) (Ediciones Balmaceda, 2015); Inclinación al deseo y al caos (Campos, F; Castro, K;. y Saldaño, M., Ediciones Balmaceda, 2002), obra financiada con el premio Mustakis para Jóvenes Talentos, y en el proyecto colectivo Desencanto Personal (Editorial Cuarto Propio, 2004); más las plaquettes Castillos Medievales en la Ciudad (Editorial Andesgrund, 2013), Divas. Blanco y Negro sin ángeles azules (Campos, F y Castro, K, Ed. Punto G, 2014), País de Incestos (Ediciones Punto G, 2015); y como poeta y editora participó en las plaquettes colectivas La Nova Nueva Novela (2015), Descerrajando y Palabras Escondidas (Varixs autorxs, Ediciones. G, 2016).

Ha sido invitada a participar en diversos festivales de poesía y performance, nacionales e internacionales. Actualmente, dirige Ediciones Punto G, y finaliza su poemario 15 años y una noche, también sobre violencia de género.

https://www.facebook.com/edicionespuntoG

http://edicionespuntog.blogspot.cl/



Madre  por un rato

un joven de pensamiento mágico
reclaman ser nostradamus latino
y mi ojo    su biblia
en el parque jugamos como niño
(o decimonónicos chicos románticos)

No me gusta ser su madre
pero a él le gusta ser mi hijo

lo miro            desde arriba
mirarme desde abajo
pidiéndome
por enésima vez
relaciones incestuosas.

***Texto tomado de Hystera/Hystrión. Primera Secuela (2015 )

Nunca hablé de infancia/porque no me dejaron tenerla  

Alguien habló de la razón del odio/a mi padre en un juzgado/ Él dice que ella/ ella dice que yo/ Nunca dicen mi nombre/porque tengo todas las nombres

Puedo ser María/ virgencita de siete velas eclipsadas/ siete / ocho / nueve/ diez/ once/ doce/ Me obligaron a los trece/ a jugar con muñecas de carne/ desnutrida/ pedazo de hermanastro/ mijito predestinado al SENAME

Papá dijo tu culpa/ tú dijiste cuerpo desnudo sobre fecas/ nosotros nunca dijimos nada/

los niños guardamos tumbas en las bocas// Yo tengo once/ cristos oscuros/ eclipsando las velitas/ de la torta más amarga que he comido

Soy Belén  Joselyn  Camila/ sobre mí se parió al hijo de mi padrastro/ de mi padre/

de mi abuelo/ de todos los hombres de la casa/ del vecindario

“Será una muñeca   la acunaré entre mis brazos”/ Será una muñequita  la acunaré en mis brazos/ si es que me vuelven a crecer/ jugará bajo el agua con las niñitas muertas que dejaron los abortos clandestinos/ o los partos auspiciados por el ministerio/ y el sacerdocio

Siempre hay alguien que espía/ todos los partos son espiados/ por eso esta vergüenza de parir engendros/ que se arrojan al zanjón

En la moneda sonríen a las cámaras/ frente a mi “madurez” Candy de retail/ en las redes/ atrapan mis reglas/ las quieren convertir en posta molida/ A mí me lo empezaron a meter antes

Parece que nací para esto/ a temprana edad comencé a expeler/ un fuerte olor a hembra/ juguete de carne violencia/ Veinticinco kilos/ de caderas estrechas/ de tetitas incipientes/ listos para perpetuar mierda

¿Y qué es parir? ¿qué es la dictadura?/ ¿qué es esa disonancia?/ ¿duele tanto como una erección?/ ¿duele menos que el desprecio/ de una madre?

“Si dices algo mataré a tu mami”/ Si dices algo mataré a tu mami/ A penas hablé me quedé huérfana/ Nací huérfana/ y tu hija   abuela    me culpó/ parir perras grita por tres chauchas

Treinta y ocho violaciones cada veinticuatro horas/ por los siglos de los siglos/ en este país de incestos/ Más de ocho millones quinientos trece mil trescientos veintisiete/                                                                                                                 úteros esclavos.

Antes de esta muerte

aprendí a comer lo mismo que mis gatos
sobras encontradas entre basura y maullidos
huele mal  huelo mal
aún antes de ser cadáver olía muy mal
tan mal como desde siempre mi país hiede
pero desde hace cuatro décadas
con ese olor a genital quemado

yo al menos de vez en cuando
me daba baños de lluvia
desnuda en mi patio trasero
aún lo hago sobre las baldosas del 29
entre los NN del psiquiátrico
y la marejada de detenidos desaparecidos

no pudieron quitarnos
la vieja costumbre
de beber el agua de lluvia

En cambio Chile no sabe de higiene
Democracia eau de toilette
sobre el mismo olor
a derecho chamuscado
a vagina acariciada por ratones
un amor verdaderamente reinventado

Rimbaud tenía tantos  piojos
como los que escosen mi cuero cabelludo
mil novecientos setenta y tres piojos
multiplicándose año a año
junto a las larvas en mi piel

las liendres son iguales en todas partes
pero las mías no dictan poemas sino plegarias
porque metiéronme la cruz un par de veces más
que al sopeado corazón vagabundo
y yo no encontré la pintura
exacta de cada letra de mi nombre
porque ni siquiera recuerdo el que me dieron

impedir que me ojearan nunca fue posible

no alcanzó Rimbaud a perder la misma cantidad de dientes
a mí desde los quince ya no me quedan molares
pese al tiempo su cadáver aún conserva unos cuantos

en mi exhumación sólo verán polvo

la mayoría de los nacidos sobre el lodo
no conocemos ancestros
diluida la sangre indígena
ninguna dentadura puede
permanecer aferrada a un vacío

nos seguirán privatizando los dientes

soy el fruto de la violencia patriarcal
a la que confundo una y otra vez con amor
pues las malditas liendres deliran en mi oreja
esa plegaria genética social adherida
a la placenta barata de las madres
tan ausentes en su obstinada presencia

en vez de salvarnos nos esconden
tienen sus instintos atrofiados
porque también les han metido cruz
en medio del miedo
para que sus úteros
perpetúen
cada una de las piezas
del rompecabezas
del rompreconciencia
del rompeverdaderoamor

con suerte parirán esquizofrénicos como yo
la mejor condena mientras no se rompan los eslabones
de ese ADN  sin memoria ancestral emigrado a la periferia

Esconden a sus críos
pero los más pequeños no me temen
aún creen en sus propios cuerpos
ríos desembocando en el mar colectivo

nada más revolucionario que la mirada de los niños

Ahora volverán a matarme y a nadie importará
como se mata en México a los estudiantes
como se mata en la Araucanía a los mapuches
como se mata a los palestinos en Gaza Lo sé
porque ya he muerto muchas veces
y nunca ha sido por causas naturales
por eso revivo cada vez. Porque me juré jamás morir
de femicidio
y he tenido que resucitar mi cadáver infinitas veces
para cumplir mi palabra.

***Textos tomado del proyecto Esperpéntica. Segunda Secuela. (inédito)

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en octubre 12, 2016 en Chile, Cráneos, Poetas de los 80's

 

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: