RSS

Cráneo #162: Lisset Orihuela Ascarza

08 Dic

15320457_10207376553914013_1266617824_n



Lisset Orihuela Ascarza (Ayacucho, Perú, 1994)

Estudiante de Contabilidad y Auditoría y otras materias de manera autodidacta. Ha participado de distintos festivales a nivel nacional e internacional. Es parte de la colección de Poesía Latinoamericana “El árbol migratorio” junto con poetas de Ecuador, Venezuela y Chile. Está convencida férreamente que la poesía es un camino hacia el autodescubrimiento.



“es porque pude ver a Dios, cara a cara”

Génesis 30:32

1.

En el principio nos resistimos a vivir
(Vivir es una daga
hermoseando el cañaveral)
El pezón de madre que no volvemos a probar
La incertidumbre                             La nostalgia
Quédate                                                      Quédate

Todo lo que vive,
vive bajo su propio riesgo

¿Entonces, qué es vivir?
¿Qué es pedir un abrazo al mediodía?
¿Qué es que nadie te lo dé?
¿Tiene sentido?, se han preguntado todos
¿Y Dios? ¿Es una masa nebulosa de
polvo y fuego?
Nadie nos habita,
¿No lo ves?
Horus y Brahma no comparten
la glándula,
es de todos.
Todo lo que vive

vive bajo su propio riesgo

Todo lo que vive bajo tus pies, vive con riesgo
La mañana que amas tanto, vive bajo riesgo

El beso que te despierta…
A riesgo de seguir viviendo.

«Nací un veintiuno de abril a las…»

3.

Un crujido de intenciones me ve a los ojos
me sonríe -como si me conociera-
Paso de mano en mano
De brazo en abrazo
Agua fría, bordes de metal.
-No lo entiendo
No llegaré a entenderlo
¿Y las tardes sin atardeceres?
-No lo veo
¿El tiempo de vientre aguanés, convexo y cóncavo?
-No lo siento
¿A dónde los días que no necesitan de un porqué?
-No sé
Dicen que me llamo como me llamo
¿qué más da?
Pienso en la ceniza, el fuego, las brasas
Sí, también siento que hay magma en mí
-el Vesubio relamiendo Pompeya-,
dentro de mis huesos

Crecer duele

Duele ser una misma, un sexo proteico,
duele no volver al vientre
a las mañanas de edades capulí

¡Se acabó!

Duele dolerse
El dolor no es dolor
¡Dame conciencia contra el dolor!
Para que este no sea más eso
Ni hípico, destructivo o pensante por mí.

5.

Esta edad de hecatombe,
donde parte la mirada
en ralos trozos -que luego llamaremos recuerdos-                                                                   donde caben los primeros uniformes de la infancia
donde caben todos los átomos de maldad pueriles
allí, el mundo se abre en herida.

Sí, el pecado existe

no es nada nuevo lo que te digo
Ya has clavado la mirada en el pavimento
vistes uniforme
y no te resistes a que te bauticen o
te crucen por la calle tomándote de la mano
el mundo se abre en herida
bajo tus pasos,
no lo olvides
no olvides que tuviste cinco años
y tu vida comenzó
con un uniforme gris
que poco a poco
fuiste desobedeciendo

como desobedeciste
la salada línea
que cubría
el trazo lambdoideo
que te concedió el pecado.

Anuncios
 
Deja un comentario

Publicado por en diciembre 8, 2016 en Cráneos, Perú, Poetas de los 90's

 

Etiquetas: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: