RSS

Cráneo #170: Lucía Rothe

16 Ene

15879347_376066742773818_1996314650_n




Lucía Rothe (La Paz, Bolivia, 1994)

Estudia Filosofía en la Universidad Mayor de San Andrés. Ha publicado la plaquette Ensayo de transición (Maki_Naria Editores, Chile, 2016)



 

 

 

(4) Estoy en el campo Julio,
Acá no hay más que tierra fallida
Estoy desenterrando con las manos incluso
Te juro, mira
No hay nada más que esta tierra
Está seca desde hace ocho años
Pero hay que escarbar me dices
Hay que saber dónde los han escondido
Seguimos sin saber que pasa,
Yo no he entendido nada de esto
No he tenido que escribir con la urgencia
Con que me dices que el campo está minado
Pero las minas están apagadas
Porque ya nadie se acuerda de ellas.
Estoy buscando, te juro
Quiero que todo lo que no he tenido que vivir
Me sirva para seguir de pie en el campo
Ya no entendemos, nosotros,
Que se trata de algo que va más allá del partido
Es verdad que en este campo huele a muerto
Es verdad que no hay suficientes manos
Que cada vez nos importa menos,
Pero sigo porque me sé tu nombre
Intuyo que no tengo tanta valentía
Pero sigo rascando la tierra,
Lamiendo rastrojos
Quemándome la garganta con la paja seca,
Te juro que acá no hay más que tierra fallida.

 

 

 

 

 

 

 

 

(9) La conclusión postnihilista frente a los Aceleradores de Protones: una
revolución neoimpresionista

El sobrecogimiento es la interna de la inutilidad
Hay fragilidades convergiendo
Como caminar el mismo lugar que recuerda cosas
Lo inerte no estudia convencernos
Mejor es comer para reivindicar la realidad
O coger sin pensar mucho en la trascendentalidad
La burocracia del pensamiento moderno fatiga
Se nos entumecen los dedos de tanto responder y opinar
Si hay para ser imbécil
Es hasta mejor convencerse de la belleza de la espacialidad
Es
Pa
Cio
De preferencia vacío
O con una muy buena ocupación.

 

 

 

 

 

 

 

 

(10) Este es un cuerpo denso que se espesa con la decadencia
Este es un cuerpo denso imitando el olor de los taxis de la tarde
Un compuesto denso de aire reusado y grisáceo
Un compuesto de amalgamas tristes de ciudad naranja y triste

Dentro del invernadero de los ojos empañados se acurrucan como gatos las caras
que no nos da la gana de reconocer por la tarde.

Maldita ciudad naranja maldita ciudad naranja gris maldita ciudad mugrienta
naranja y gris
Maldita ciudad imberbe friolenta y repetida
Mil veces repetida en las sombras y las calles viciosas de postal
Mil veces explotada, derretida y basureada.

Mi cuerpo denso se recorre espeso como la ciudad a la hora del almuerzo
Mi cuerpo denso se postra en el asfalto se tapiza los pulmones.
Los pulmones son ácidos de agua con azúcar
Los pulmones son áridos de agua con azúcar
Sobre la carpa del señor Jesucristo señor de las incandescentes
Sobre la carpa del señor Jesucristo.

Anuncios
 
 

Etiquetas: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: