RSS

Archivo de la categoría: Costa Rica

Cráneo #55: Diego Mora

diego

 

 

Diego Mora (Vásquez de Coronado, Costa Rica, 1983)

Escritor, docente e investigador. Doctorando en Estudios Culturales Latinoamericanos en la Universidad de Cincinnati. Maestría en Literatura Latinoamericana por la Universidad Estatal de Nuevo México y Licenciado en Psicología por la Universidad de Costa Rica. Ha publicado: Tótem Suburbano (San José, 2006), Estación Tropical (Guatemala, 2010), Educación con Medios (académico, Berlín, 2011), facebookatura (ebook, Amazon, 2012), Las meseras del Park Ave Café (México DF, 2013), Peter Pan 220 (Quito, 2014), Monóxido de carbono (Lima, 2015) y muchas cartoneras. Se pueden encontrar trabajos suyos desparramados por las paredes con el tag œ. Web: luisdiegmora.wix.com/orgasmoeterno.

 


 

 

 

Abba Mater

Try to set the night on fire!

The Doors

Hey nena, aquí me tienes
dices que soy pesado
no me has visto liviano
Te espero en la esquina, nena
sabes que te adoro
diosa del desierto
veneno del destino
tú, que te compadeces
del amor
me amas
Nena, aquí estoy
sólo por ti, nena
quiero que me beses
quiero ternura en los labios
quiero que te quedes conmigo
sólo por mí
Nena, no soy de palo
soy de hueso
de carne
¡pégame!
come carne, nena
quiebra huesos
acaba de una vez
con mis pasiones
visiones
versiones
Soy un nene, nena
que no es igual
que ser nena
no, nena
ser nene es de chicos
ser nene es no ser nena
por eso te amo
porque soy tu nene
y me amas
Destrúyeme
hazme leña del árbol caído
hazme cuerpo de tu cuerpo
y sangre de tu sangre
hazme santo, nena
vísteme de rojo
vísteme de verde
transfórmame en tu fetiche
sé mi madre virgen
mi novia virgen
mi remedio casero
sé el amor de amores
el cristo vivo, nena
la virgen y los dioses
vestidos de tul
en el monte de Venus
en el oasis del desierto
en el campo de refugiados
nena, sé mi ídolo
mi cordero inmolado
mi mártir
mi ofrenda
sé lo que sé que eres
que sabes que no eres
porque nena
soy tu fruto
tu hijo ilegítimo
bestia entre las bestias
de la selva que te envuelve
linda nena de colores corporales
Sé la madre que siempre tuve
la mujer de mi padre
la hija que deseo
la idiota que te ama
la fácil del barrio
la que me golpea en la cama
servidora de los dioses
madre de mis madres
que lame los huesos
las cruces los peces del pavor
la que me pega
y me pega
y me ama
y me pega
¡Abba Mater!
¡Abba Mater!
¡Abba, abba!
Gloria en las alturas, alabada seas por hacer la noche a tu imagen y
semejanza, bendita seas entre todas las mujeres y benditos sean todos los cautivos de
la noche que se abrigan del frío en tus brazos, señora salvadora del fuego que aparta
los lobos que te negaron y confían en el señor, amo de las bestias y los hombres que se
echan al piso, se rascan la panza, saltan a la barra, se atolondran en el destacamento,
se aferran al testamento, marchan a ciegas, andan con andadera con templanza
con Magdalena
andan con mi hermana
con Samanta
con la regla
andan con tu madre
con la santa
con las marcas
con Bernarda
con las rata
con tus mantras
andan con tardanza
con Amanda
con las flacas
andan con resaca
con peste de mar
mar de sal
de pus
en el pubis
en la labia
en la sabia
en la rabia
en la playa
el mar se viste
de conjuro
hechizo de sal
sal de la tierra
húndete en el mar
viste de rojo
viste de mar
viste de vicio
¡vístete ya!
Anda, búscame, nena
mírame en tus sombras
en los espejos que cuelgan de la noche
mírame nena
mírame de reojo
mírame de embrujo
mira la noche
mírame ya
¿no ves que estoy buscándote?
mírame, nena
por el bien de todos
no te equivoques
anda, busca bien
mira que estoy por dentro
ábrete la piel
rompe los tejidos que te apartan de mí
nena, ábrete toda
toda tuya
la sangre que brota
es la sangre que me brota
mírame todo carne y todo huesos
debajo, nena, conmigo
estas buscándote
estas hallándome
balbuceando
traduciendo
lengua por lengua
dialecto por dialecto
nuestra lengua
¡habla, nena!
ruge
intimídalos
que no te toquen
que no te besen
que no te usenque no te tengan
que no me tengas
nena, soy de papel
¡soy de papel!
quémame, nena
quema mi túnica
quémame la piel
quema la noche, nena
esta noche que arde
nos cae encima y delira
¡oh alianza inmaculada!

 

**Texto tomado de Tótem suburbano

 

 

 

 

 

 

 

 

Alteraciones del segundo estado de la materia

Repetía la escena mil veces sin poder entenderla Eran las gotas que caían en el patio
En la mesita de noche Sobre el plato sucio de comida Las gotas de sal resecas en el
bluyín Eran las gotas todas explicando el fluir siempre volátil de lo que más nos duele
Los charcos que se acumulan espesos frente a nuestras narices y se congelan de
madrugada para impedir el sueño Copos de nieve escarcha cubitos témpanos
quemando la piel deshaciéndose tan despacio como una tortura boreal Ahí donde el
agua ya no puede huir a ningún otro sitio y por eso se evapora

**Texto tomado de Peter Pan 220

 

 

 

 

 

 

 

 

The New York Times, 26 de marzo de 1892

About twenty minutes before his dead, he said to his
attendant Warry Fitzsinger: “Warry, shift”, meaning that he
should turn him over. These were his last words, and they
were uttered so low that they were hardly distinguished.

Si Walt Whitman despertara y me sacara de la brea Si el viejo Walt extendiera su brazo hacia mi mano ennegrecida Si al menos estuviera bien vestido y llamara su atención Si tuviera en los bolsillos la mínima palabra el optimismo la clavícula partida pero Walt está casi ciego No percibe mis ojeras de perro estas llagas de sueños truncados Aquí estoy Walt hermoso debajo tuyo atascado en un pasado tan fresco que puedo olerlo a kilómetros Viejo echame una mano esta noche lluviosa y por tanto huérfana de constelaciones y senos Si gritara como vos si tus versos fueran bálsamo Ermitaño alegre vení amparame de este naufragio colectivo mar turbio experto en suicidios veinteañeros Pero ya no lee ni escribe está sordo quieto en su campiña Si Walt Whitman despertara y me sacara de la brea

**Texto tomado de Savant Garden (inédito)

Anuncios
 

Etiquetas: , ,