RSS

Archivo de la etiqueta: Alejandro Rodríguez Morales

Cráneo #24: Alejandro Rodríguez Morales

11015827_10153264069336159_570465521_n

Alejandro Rodríguez Morales (Caracas, Venezuela, 1980) 

Es autor de los libros de poemas ”Te habías secado el pelo y empezó a llover” (Editorial Luhu, 2014) y ”Oración errante” (Ediciones Publicarte, 2013) y del chapbook ”Las ventajas de ser un fantasma” (El Sótano del Cielo Ediciones, 2013). Ganador del I Concurso de Aproximación al Haikú organizado por la Revista de Literatura Círculo de Poesía (2013). Sus poemas han aparecido en diferentes publicaciones y antologías, entre ellos la revista literaria “The Hoot and Hare Review” No. 2 (2013), el “International Who’s Who in Poetry 2012”, la Revista de la Fundación Cultural Villa Zoila; y la antología “La Voz de la Ciudad” (Ediciones Publicarte, 2012). En Internet ha publicado poemas y traducciones en Círculo de Poesía, Revista Letralia, Los Poetas del Cinco, Mala Digestión fanzine y Guayoyo en Letras. Ha participado en diversos recitales y eventos poéticos. Disfruta utilizar las redes sociales y escribe con regularidad en su blog, en el que también ha publicado algunas traducciones del inglés y el alemán al español.

@ajrodriguezm1

http://depositodeobjetosperdidos.wordpress.com

 


 

 

 

 

LAS RESPUESTAS ESTÁN EN GOOGLE

Google puede darte las respuestas
a casi cualquier pregunta que le hagas,
puede hacerlo con miles de palabras
pero también con miles de imágenes
procurando de esa forma
no dejar lugar a las dudas,
Google puede aclarártelas casi todas.
El problema es que no son las respuestas
sino la voluntad
de hacer algo con ellas
lo que cuenta.
A Google le resulta imposible
que le hagas caso a lo que te dice
si definitivamente no quieres hacerlo.

 

 

 

 

EL POEMA A TU LADO

Buscas el poema
y solamente después de un tiempo
te percatas
que ha estado al lado tuyo
incluso desde antes
de que iniciaras la búsqueda,
que a pesar de ello
tu mirada simplemente lo omitía,
no se trata de desprecio
sino de descuido,
aún así sus letras
reciben dóciles
el movimiento de tu mano
que las coloca en la página
para que no vuelvas a perderlas de vista.

 

 

 

 

UNA MUJER, UN RELÁMPAGO

A pesar de la rapidez
con que se mueven los párpados
no pudo cerrarlos a tiempo,
no tuvo tampoco oportunidad
de voltear el rostro
y todo ocurrió en fracciones de segundo,
su mirada lo fulminó
de manera instantánea
y fue demasiado tarde
para que sus ojos tristes
no quedaran encandilados,
había sido completamente inevitable,
había entrado en el acto en su alma
y su luz enceguecedora
ya lo había deslumbrado,
se dio cuenta solamente después
que el nombre de aquella mujer
estaba escrito con las mismas letras
que el relámpago
Luego del encuentro ineludible
habitó en él una tormenta
pero también comenzó a sentir
que su corazón latía,
que sus impulsos eléctricos
eran los que permitían
que siguiera vivo.

Anuncios
 

Etiquetas: , ,