RSS

Archivo de la etiqueta: Giovanni Bello

Cráneo #34: Giovanni Bello

11694767_10155775480565224_5491598335337390584_n

Giovanni Bello (La Paz, Bolivia, 1988)

Estudió Historia. Es militante de la literatura y el rock. Ha publicado varios fanzines de poesía. La editorial Almatroste publicó su colección de poemas de adolescencia Los castillos verdes, Yerba Mala Cartonera una selección de sus ensayos sobre rock y literatura llamada Mixtape y Perro Calato de Tacna recientemente publicó un folleto con dos ensayos suyos bajo el título de Contracultura-Marxismo-Indianismo. Fue coorganizador de la 1ra FLIA-La Paz el 2013. Recientemente expuso una versión intervenida gráficamente de su plaqueta Superficies que sabemos que no nos pertenecen (SQSQNNP) en la muestra de poesía gráfica “Temporosos amorales” organizada por sus compañeros del Club de los poetas feos. Esta puede ser descargada en:

https://es.scribd.com/doc/260030014/Mi-propio-SQSQNNP


 

 

La extenuación de los textos

Cuando la filosofía contemporánea recomienda
Tener cuidado con las palabras
Se refiere al cariño con que nos cuidamos
Los que nos amamos
Pero todos los textos se han extenuado
Y a veces perecería que lo mejor
Fuera dejar las cosas sin desentrañar
Aunque qué es el amor
Sino tener el corazón a la intemperie.

Siento  la triste impresión de descentramiento
Que me deja la lectura de tus autores favoritos
Y me pregunto ¿Qué significa la palabra “periferia”
En un mundo tan descentrado como el nuestro?

Hoy he visto con curiosidad
Cómo las nalgas de una mujer se agitaban inertes
Sobre el motor de una motocicleta,
Qué fuerza interna hace que los cuerpos choquen y se amalgamen
¿Qué sentido tiene la fuerza centrípeta de eso que antiguamente
Los hombres llamábamos amor
Cuando en el centro ahora solo hay citas
De autores que ya están muertos?  

 

 

 

 

 

 

Del lenguaje como implosión

¿Qué puede escuchar un oído
Cuando se apoya en otro oído?
Roberto Juarroz,Dividendos del silencio

Solo después de leer la conferencia de Juarroz
Termino de comprender
A qué te referías cuando decías
Que teníamos que tronar el mundo para alterarlo,
Aunque de todas formas soy de la opinión
De que el lenguaje no por ser atronador
Está fuera de nosotros y de nuestros cuerpos.
A esta hora solo me acuerdo de la tarde de antes de ayer
En que tenía la cabeza hecha un tambor
Porque habíamos llorado hasta el agua cruda
Que acabábamos de tomar,
Y yo pensaba en la inconveniencia
De que esa larga canción arabesca,
Del álbum que escuchábamos, sea el segundo track,
Pensaba en que hay que hacer del rock una religión
Para así justificar tanto desvelo;
Cosas intrascendentes
Para la explosión que hay al revés del Ser.
Pensaba en que te amo
Y si está bien
Que ya no entienda con claridad porqué.

 

 

 

 

 

 

Tú exacerbas mi feminidad
La Romi cantando con el cuerpo,
Con los audífonos puestos sin importarle que la gente la mire,
Las uñas descuidadas de la Fabi
Y su gesto de insolencia,
Tú cuando saltas de emoción como una niña
Al sentirte impresionada por algo en la calle.
Últimamente he llegado a inferir
Que veo en su femenidad
Un estado de delicada indefensión
Amo tu vulnerabilidad, pero me siento culpable por amarla,
Escribo esto porque me da miedo dormir y tener pesadillas,
Escribo esto escuchando el álbum de uno de tus ex amantes,
Y yo también me siento vulnerable
Porque no puedo negar que es un buen álbum.
Luego, cada vez que voy a tu casa
Veo ese cuadro que te hizo otra de tus antiguas parejas
Y aunque creo que no es tan bueno
No puedo evitar imaginarte posando para él
Y hasta me da lástima que no haya podido capturar la belleza de tus ojos.
La otra noche pesábamos en la casa que podríamos construir
En ese disco de los Beach Fossils
Que te he pasado cuando empezábamos a salir
Y que según tú, tiene sonoridades chinas,
En la casa que podríamos construir para los dos
Dentro de una naturaleza muerta de Vermeer,
Brumosa y con vajilla de porcelana.
No sé si te has dado cuenta pero tú exacerbas mi feminidad
No sé si te has dado cuenta
Pero esa noche te he hecho el amor con suma violencia,
Sentía que descoyuntaba tu cuerpo
Porque tu cuerpo y el mío ya eran lo mismo,
Después de eso ha sido el silencio y la noche y me ha hecho frío,
El tremor delicado de tu sexo anticipa que el calor siempre vuelve,
Quizá encuentre en tu sexo el mío
Quizá sea tu cuerpo la casa en que podamos vivir felices juntos
Anuncios
 
 

Etiquetas: , ,