RSS

Archivo de la etiqueta: Joce Deux

Cráneo #1: Joce Deux

joce-deux

Joce Deux (Guayaquil, Ecuador, 1982)

Licenciado en Comunicación Social y Productor de radio y televisión. Se ha desempeñado profesionalmente como realizador audiovisual, guionista y escritor de relatos cortos y poesía. Cree que la fotografía es una pérdida de tiempo y por eso lo apasiona. Es parte del No_Colectivo de No_Arte, “InfraLeves” (tiemposmuertos-infraleves.blogspot.com/) y participa en la página de Facebook, La nube mecánica con textos literarios (www.facebook.com/Drixvor). Ha publicado Los fantasmas de Eva (CCE, 2013). Ha du publicado en las revistas Krelko, Bex Magazin Patagonia, La marica ilustrada, Ex-libris, Desborde Magazin y Fotocopia. Y es parte de la Antología de Cuentos Casa de la Cultura.


 

LA JAULA ABIERTA

juro que no había nada adentro
nada
ni el zorzal que picoteó el acné de mi pubertad
o la humedad que graznaba sobre el zinc del amanecer

no existía nada adentro
y aún así vemos con nostalgia esa jaula

– ¿hace cuanto está abierta?

– no lo sé cariño; solo no puedo dejar de verla
y encerrar, de a poco, tus ojos de canario. Por favor
canta cuando recuerdes que nada, nada, existía afuera.

EDIPO

quién canta e incendia edificios
cuelga de sus amígdalas
el revólver plateado que espanta a las esfinges

quién abraza el abanico de la postración
columpia su niñez en el péndulo del hastío
rompe la sombra y se declara culpable
frente a todos los espejos

quién toca el timbre de los escombros
que alguna vez fueron casas
y abre su pecho
para mostrar en las vitrinas
su precio en rebaja

quién abre las ventanas
quién pone discos de vinilo
y lame las huellas que deja el fantasma de su padre
quién…
quién…
…deja sus ojos en el perchero
y se va a dormir
con su madre

 

OBSTRUCCIÓN

no hay poesía
no soy un poeta
                            (soy el animal que escogió en lugar de sangre, tinta.)
no hay espacio que me reduzca a palabras                            
                            (palabras: ornamento inútil entre un corazón frágil y un revólver)
no hay tiempo que me desmenuce en sílabas

                            (municiones que taladran paredes)
hablo de poesía

cuando dejo de hablar de poesía
aunque quiera arrancar mi piel
y regalársela a la mujer desnuda
que leyó los gemidos de mi dermis (destino)
postrada en la cama que quemé

por cuestiones de nostalgia (azar)
no hay poesía

y escucho el latido de las lágrimas
como hormigas incandescentes
que entran en la caverna de mi ano
no hay poesía
hay dolor
tragi-comedia
       (vodevil barato; espejos de la alquimia; geometría de la desesperación)
muerte

      (el acelerador de un Mustang del 80;  un frasco repleto de xanax; una cartita cínica para los
      hijos que no vendrán)
hospitales atestados de metafísicos y argonautas

siquiátricos repletos de gatos esquizoides y demiurgos paranoicos
hay una buena excusa para escribir un poema
pero esta noche quisiera culear con un ángel dipsómano
      (culear es una palabra, ornamento inútil entre un corazón frágil y un revólver)
y que alguien haga el trabajo sucio

que alguien escriba un buen poema

Anuncios
 

Etiquetas: , ,