RSS

Archivo de la etiqueta: Karen Valladares

Cráneo #43: Karen Valladares

11715948_10204421869806175_912154694_n

 

Karen Valladares (Tegucigalpa, Honduras, 1984)

Poeta, escritora, gestora cultural. Ex miembro de los talleres Edilberto Cardona Bulnes y Máscara suelta. Integró la Asociación Nacional de Escritoras de Honduras (ANDEH). Codirectora de la revista Metáfora, miembro fundador del movimiento literario Poetas del Grado Cero. Miembro de la editorial Cartonera Grado Cero. Sus textos han sido traducidos al inglés y al polaco. Ha publicado Ciudad Inversa (Grado Cero, 2010) y en las antologías Sociedad anónima (editorial pez dulce, 2007), Antología 2017 nuevos poetas contemporáneos de América Latina (Miselena Caserola, Argentina, 2010), Recopilación de poesía femenina iberoamericana (Cascadas de palabras, 2010) y Canto de sirenas, autoras iberoamericanas. Barcos sobre el agua natal, antologia de poesía hispanoamericana, del siglo XXI, editorial Litoral. Sus poemas se publicaron en destacadas revistas de literatura principales Hispanoamérica. Ha participado en diferentes festivales internacionales de poesía.


 

 

 

Tu nombre es un niño moribundo

Tu nombre

Tu nombre es un niño moribundo,
un barrilete sin cielo azul

una sonaja rota y pálida un cuchillo ensangrentado que sostiene mi mano cicatrizada
un corazón que apenas late el último silbato de la noche anterior.
Tu nombre es un carrusel que da vuelta y vuelta y vuelta
y nadie puede pararlo.
Es el último dolor de parto
el olor a hospital infantil.
La soledad de este cuarto a oscuras,
el gemido del grito.
La gritería de los pájaros nocturnos
que me traen remendado tu nombre que es de color verde.
Nada puedo decir esta noche
tu nombre es mi último himno fúnebre.

 

 

 

 

 

La casa tiene una herida

“Y si no apareces, no importa yo te doy una canción.
Si miro un poco afuera me detengo, la ciudad se derrumba y yo cantando…”
De una canción de Silvio Rodríguez

 

La casa tiene una herida, tiene lluvia en el techo, sombras acumuladas en todas las paredes, tiene voces rondando en los pasillos que no existen.
Tiene luces que se encienden y se apagan de madrugada o cuando todos duermen.
La casa tiene una herida marchitándose.
Tiene un montón de canciones viejas sonando sin parar.
Yo no vivo en esta casa, mi hijo no vive en esta casa, mi abuela, mi abuela vive en todas las casas.
Mi madre vive en esta  casa, mi padre vive en esta casa, mi hermano vive, a veces en esta casa.

Hay vocecillas pequeñas que giran en toda la casa.
La casa no es ningún barco y no navega.

La casa tiene una herida, y esa herida tiene una casa y un nombre que sabe completamente amargo.

 

 

 

 

 

Me ha traicionado la poesía 

Me ha traicionado la poesía
Se fue la palabra
La imagen,
la metáfora
Los libros buenos, y no tan buenos.
Se fue al carajo todo.
Y yo me quedo hundida en la nada.

Anuncios
 
 

Etiquetas: , ,