RSS

Archivo de la etiqueta: Paola Ferraro

Cráneo #30: Paola Ferraro

Paola Paola Ferraro (Paraguay, 1988)

Licenciada en Ciencias Sociales con énfasis en Sociología por la Escuela de Ciencias Sociales y Políticas de la Universidad Nacional de Asunción (2013). Ha cursado el programa de Maestría en Ciencias Sociales con énfasis en Desarrollo Social e investigación en la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales, sede Paraguay (Programa FLACSO-Paraguay). Fue becaria del seminario de crítica cultural Espacio/Critica en su edición 2013/2014 “Imágenes disruptivas”, bajo la coordinación de Ticio Escobar y Lia Colombino. Ha trabajado en instituciones dedicadas a la investigación en ciencias sociales, como son el Centro de Documentación y Estudios (CDE), el Centro de Estudios y Educación Popular GERMINAL, el Centro Paraguayo de Estudios Sociológicos (CPES). Cuenta con formación en artes y humanidades. Es intérprete de danza contemporánea y danza-teatro en agrupaciones independientes de la ciudad de Asunción. Formó parte de la Compañía Estación Danza-Teatro, bajo la dirección de Gabriela Frers. Formó parte del Colectivo Artístico de circo-teatro La Casa de los Payasos. Cuenta con trabajos independientes en las áreas de danza, danza-teatro y circo. Fue miembro fundador de la Academia Literaria Herib Campos Cervera del Colegio Santa Clara (2002) y de la Red Estudiantil de Academias Literarias (REAL) en el 2006. A su vez, fue Coordinadora del Círculo Literario de Jóvenes de la Cooperativa Universitaria, en el 2007. Ha colaborado con revistas literarias autogestionadas.

Novedades I

Deslizo los saberes de mi lengua en cada boca que se predispone a recibirme. No me importa su procedencia, ni su sexo. Yo solo quiero el ritual del conocer desde a forma primera, desde el cuerpo. Me dejo impresionar. El protocolo de la esquina a mi cuarto es el mismo que el de un hostel, check out a las 10, no hagas preguntas y seguí caminando. Deslizo mis palabras entre las lenguas hablando español, no guaraní. Nunca aprendí a hablarlo y a esta altura, estoy lejos de incorporar sus ácidas intervenciones a mis sentidos, a mi cosmovisión.

Pasé de la monogamia a la poligamia, concluyo después entre silencios. De la militancia cristiana al ateísmo. Del himno nacional al silencio. De decir patria a decir Sajonia. Me sé maldita por la boca de los brujos que han hechizado la historia de este suelo. Me se ruin por creer en banderas internacionalistas. Me siento incómoda al comer asado en la mesa de la hipocresía, acá no pasó nada y comete ese pedazo, que los manteles de fiesta esconden muy bien la infelicidad de ese pentagrama humano que en nombre del sustantivo familia calca rituales en los cuales no cree.

Ensayo I

De lo místico a lo culinario. La serie de explicaciones ensayadas por hombres, mujeres, travestidos, ancianos, jóvenes, niños, profesionales, benditos y malditos es diversa, pero hay un solo pívot sobre el cual el sentido y el contrasentido giran. Las palabras y razonamientos se retuercen sobre aquel ser humano, que de razón quiere escuchar poco en momentos de crisis.

Para el que teme, con el ímpetu y la fiebre a 39, ser abandonado. Para el que se sabe futuramente enfermo El pívot sólo nos habla de un trueque burdo. Si, burdo por su simplismo. Las leyes del horóscopo no son más que un positivismo simplista de blancos, negros, retornos y contra-retornos, que parte del código binario para explicarlo todo.

Te pagó con la misma moneda

Se te dio vuelta la tortilla

Es el karma, yo te explico

Lo que se va regresa y

De ahí las recetas de cocinas que explican la dialéctica de los cuerpos y las mentes (finalmente, todo interaccionismo simbólico será una tortilla que se voltea, así como antes se volteaban los cuerpos en la cama con una aparente promesa de futuro). Finalmente, el verbo amor sabe de la misma tranza de mercado, por más que los besos se digan sin nombre, sin tiempo y sobre todo, sin precio aparente.

Finalmente lo que se va regresa, y te toca recibir los golpes. No busques complejidades, te dirán. Lo opuesto se torna su contrario, pensás mientras juntas los pedazos del vaso de vidrio de tu razón.

Sin pulido ni perdón, pensás al trazar las primeras líneas de tu manifiesto. Sin pulido, porque tus palabras siempre son de cardio, de músculo que actúa por instinto. Escribir con los errores ortográficos es casi una filosofía de vida, escribir perdiendo el respeto a la sintaxis también lo es. Así también, el acto práctico que guía tu paso está marcado por el ninguneo a los confesionarios. Así no más, sin pulido ni perdón, proyecto de vida, proyecto de la dilación.


Ironía

Curiosa es la relación entre la cabeza y el coxis de los recién nacidos y hasta el día de su muerte,

Que hay toda una escala embrionaria

Que une sus sentidos primeros a los últimos

Particular es la serie de eventos que hará después olvidar a esos mocosos cuadrúpedos

la claridad del vínculo originario

Racionalizarán su sexo y matarán a la cabeza por instinto
O harán como ella

La niña que un día se puso de cuclillas

Y metiendo la cabeza entre sus piernas

Trató de llevar la frente hasta su sexo

Suponiendo que así, se resolvía una ecuación, que la humanidad pierde,

pues la tenía resuelta desde el vamos.

Luego harán películas malas,
se escribirán libros
y hasta manuales de técnicas del cuerpo
Todo con la absurda intención
De recuperar lo tristemente perdido
con el primer soplo de la educación
que te pone erecto y de dos patas en este planeta.

Anuncios
 

Etiquetas: , ,