RSS

Archivo de la etiqueta: Yaxkin Melchy

Cráneo #40: Yaxkin Melchy

jjj

 

 

Yaxkin Melchy (Ciudad de México, México, 1985)

Escribió un libro titulado El Nuevo Mundo o el viaje del niño cósmico y las veinte estelas. (2006-2014). También editó el portal de la red de los poetas salvajes y las editoriales 2.0.1.2. y 2.0.1.3. Obtuvo una beca para realizar 20 estelas extraterrestres. Sus poemas aparecen en varios libros, antologías y demás publicaciones de México y el extranjero. Su blog es http://recuerdosextraterrestres.blogspot.mx http://columnadepoesia.blogspot.mx/

 

 


 

 

 

2

ONDAS PEZCEREBRALES

LOS SUEÑOS DEL BUFEO

(primera parte)

Se evaporó la atmósfera …

 

Iris cavernario un pájaro afrodita envuelto en plumas de agua la serpentina es un Quetzalcoatl abisal el que canta no un mamífero ni su reptil ni su ave sino su alquímico a de ene su evolución reversible ora planta ora celentéreo como un meteoro una estela incandescente luz larvaria hundiéndose en el intestino de la mixtura de la atlántida basural esos plomos infinitos laberintos de cuerpos descomponiéndose sobre las arenas y cadáveres a miles flotando como caídos del cielo

en la oscuridad este fuego de canteras infantiles rastros aromáticos péptidos y enzimas maquinarias desmontando membranas esclerótica reconociendo por imantación volcánica reyes eléctricos dan chispazos coronarios que hacen de sus cetros subir aros de palabras sobre las corrientes rociadores cósmicos pelajes erizándose y crispando ora aros y lenguas aros y ora tentáculos una clarividencia invertebrada

rodeo acuático chispas estrellas estimuladas al éxtasis comunicativo información tomando el pasamanos de los haces luminosos futurología diminuta paquetes de navegación cerebros submarinos un nuevo torrente sanguíneo sangre agar donde forman sus arteriales conexiones las cálidas irrigaciones y frías turbulencias ataques orgánicos en el mar Atlántico cuando un motor hace surgir el inesperado continente la isla que se enquista y aún no se explora aún no superficie solo un rodeo un dedo de Dios gástrico sin lengua

alternancias degeneraciones lo gástrico hincha la nueva atmósfera hasta que el rodeo se convierte en aquelarre el coro en el rebote es capital de los ecos lo que hace mutar a las cabezas y las orejas van brotando los tímpanos caracolean y las membranas palmares dan nuevos coletazos cuasi vegetales las aletas ensayan príncipes movimientos ondulaciones que despegan como alas batiéndose como querubines que suben hacia el aire repleto de dragones negros

El arca ángel Miguel ha guardado la luz blanca y se ha puesto verde y lo que era su chispa se convierte en un haz y el haz es un crecimiento en espirales un crecimiento tubular fibras carbónicas como el origen de los elevadores espaciales la física apretando los brazos y rechinando los dientes en un cuerpo enverdecido y a fuerza de leño que arriba al espejo y el espejo se quiebra y brotan brazos por millones sobre los pedruzcos del piso celeste lloviendo todo a miles como la acupuntura en la Tierra

Segundo piso es otro nivel del espejo mundo celentéreo y coruscante mundo que reposa en vértebras columnas leños y ramas otra difracción luminosa menos charcos donde ver estrellas menos dolor crepuscular y más fuego los pulmones atados al cuello de los tegúmenes tiemblan y unos ojos atados al cuello de los tegúmenes tiemblan y un ganglio suave como un fruto informático predice otro espejo otra celeste membrana y que las estrellas quizá sean nodos de información no conocida

Cuerpos aliterándose entre los cielos y mares nutrición que hará la hermosura tegumental la emoción cotiledona volver a la placenta solidificar la medusa su dragón verde que es el origen del cerebro un sistema irrigatorio inmunidad al aire y a su desaparición estar los mares en la tierra

en el mar vuelven los pesces pixeles mercuriales movimiento de cursores detrás de quantum manos dedos contraídos dígitos seminales números cero que rondan aguas militantes números del mago la tetrada es simbiosis tres es comunicación y migraciones en octetos de un mar informativo computación de las aguas qué astro inundado va piscis entre nebulosas qué tiburones en las manchas del sol y qué zetáceos escurriendo entre un alfabeto …los rizos de qué estrella son las olas

salsa que a esponjazos torrencia a una sartén donde ha caído una semilla un cerebro que salió a volar sobre una columna y que ha caído deshaciéndose de plumas deshaciendo sus pelos un cerebro frutal un ganglio natatorio cometa atmosférico neuronas sedientas ya un delfín que traza ondas radiales como una piedra cerebral que cae en el agua

ecolocalización para navegar entre la turbidez de las aguas basurales fresco está el palacio de Knosssos y ese sonido aún repite y desintegra un lenguaje soñado estrechos riscos cañones navegables lo que es síntesis es grasas lo que mapeo en los sonidos cavernarios se proyecta en las palabras y entonces voy diciendo y lo que digo me rebota sonares resonares lo asimétrico es que me avanza

nuevamente el vostok ha aterrizado miles de años han nadado desde entonces en la caverna miserable culturas alienígenas entraron en contacto destruyendo cuerpos pistilos flores cerebrales saliendo por las narices y los brazos apilados tañendo las torres de las campanas estamos solos en el cielo metiendo los pies y culos y entrando al agua anudando extremidades humanoides y esos nudos en la creciente son colección de caracolas huesos fémures trilobites y tanques carcazinos cascos de arrecifes granates en el cielo nocturno repleto de acordeones brillando

coprolíticas hediendo el aire el mar enfermedades respiradoras pulserines dando vueltas encefálicas bipolaridades ocasionales eclipses rojos sueño a E sueño a M sueño a R y en los sueños se borraron las palabras los letreros son miles y las tinturas son pleamares lo que se perfecciona es una onda una línea que se produce se reproduce se segmenta: una alineación alienígena

panspermia zetácea:azteca ahora que la atlántida del aire y la atlántida del agua son prólogos de estos aurigas y lo mar pasa por vertedero y la sima por el ano que es un nuevo espejo nuestro amor zetáceo termina con la radical aleta jeroglífica cirílica sánscrita y la curvatura de la piel tatuada envuelve como un microchip de invisibles visiones transformadas en estelas

los fantasmas de los buzos son las estelas que hace el agua ondeándose en el valle submarino un torrente cae en la sima y con ello apretuja la nueva dimensión con todo su vertedero sus mercurios y sus manchas cerebrales atlántidas champurradas la navegación de las estrellas las trazas de esqueletos como estelas de pensamiento percepciones desaparecidas que al agujero van y a otro cosmos la historia siempre es cortadera Berossus el zetáceo  transmite con melón a los Wandjinas …han ido al mar oscuro de otros sueños

Si han de volar así como disolviéndose también los solutos vuelan como especies en los mares torciéndose los huevos las manos los dedos torcidas y enclenques aletas de flanco brote de ojos póstulas retinianas y diafragmas entonces sí a todo límite conos y bastones irse tentando por superficies arenosas de botellas molidas frascos de conservas hogar de niños caparazónidos y reptilianos

los andariveles por la piscina solárica están disfrutables a su máxima paciencia el correoso mar es un aceite tornasol soporífero que ahora es de leche grumosidades encantadas de medusas mercurios a color tintura de zapato pasa una manada de zetas con alerones y a lo lejos se abre el ojo circular como un tapón que constriñe horizontes en un ano de mixturas

hay algo indecible en un universo así desencantado renunciado al encuentro con las piernas corredera de palabras signos de una voz eco alumbrada constelan el espejo del cerebro imperceptible captando todo abecedario: fantasmas de pájaros que sacuden los mantos de las hojas o las solares termitas que fueron liquidando la copa del invierno

códex es lo que encuentras

Bufeo reza comenzando a las piernas alerones búdicos turbinas timón es el caracol y quien reza en la corriente que se pira purifica lleva un bolso un chalecón raído en su natación su ensimismamiento con el agua botones de acero cubren su concha botones que harían flores de turbinas

intervenir dice por invertebrar palpar molusco lo escurridizo lo baboso tinta sobre páginas sin bordes oscurece el agua de las palabras

es de horror de diademas de ángeles querubines ruedas las radios encendidas transmiten aún en los torrentes del organismo yo en este momento decido transmitir una secuencia de astros que brotaban del lodo y luego el mundo se hizo negro con ello digo el mar y la tierra se dobló a noventa grados las olas titánicas fuerzan el refugio a mar abierto ínsulas apenas se juntaron con la basura como continente: pangea venocia aztlántida

pangea es una enorme red de arrastre flotando a la deriva

entorno una mancha azul profundo como un baile como un aroma a ciruelas podridas

encuentro sábanas debajo de la ropa medusas y cangrejos como alicates sujetan toda esta pantalla soy real soy rey existo? se pregunta el narrador óvnico sujeto a espirales de algas esos son cordones umbilicales que brotan cerca de la costa entonces se desprende y va flotando como una balsa representando al sol que navega por mar abierto

el molusco pensador de esta era diluviana también es el narrador omnisciente cubriéndose por la nieve un snowflakes de fotografías recortadas por insectos del pentagrama coruscant el escenario y todos los escenarios se van cortando en el cielo

ríos de escenografías de radiografías y de linotipia

perros vertidos en constelaciones de estrellas caninas ya en los últimos tegúmenes se ahorcan los felinos y caen como dientes las palomillas sobre la isla

cubren mantos de nieve donde orquídeas negras brotan del último funeral de las alas

pájaros magazines y volantes.

 

 

 

 

3

 

EL PALACIO DEL MANDALA

 

Niño!

hoy me veo y Eres esta figura de poema
que es un caminito
para volver a comenzar la alucinación Galáctica
Aceleración anual, o dije, ¿canal?

Gángico pasaje al antártico o al hygrós, un yggdrasílico ejemplar de brunos suelos

En el niño el lodo pasa a un maneje de su hidráulico moldear enseña un destejido que se anida en redes, la formación es la hoja siempre moviéndose, siempre nubes en giros y volcanes, las escrituras de su libar celeste, la nox turna alucinación galáctica.

Céspedes que en la retina retintan los ocelotes, las praderas y quizá también las plumas y colitas de burro como he de llamar a estas flores que descuellan sus cogollos de un trapecio zodiacal. Ese trapezoide ovalándose que ahora es otra espora echando luces por su espacio, esos toroidales rostros que se acercan tocando con dedos verdes y gruesos, savias eléctricas que conmueven. Sentir una escalada de frío, una escalera de pelitos erizados, una piel que viaja en el espacio y otra piel que soy plegándome, un corpúsculo que se sustenta y excreta una repentina cumbia, un sudor, una presión de cuerpo, una feromona que entabla canciones con otro lado del universo.

Bailoteo tilapia, un mar y un estrecho y siento algo Tamil de un mediterráneo de barquitos cruzando con Budas en cubierta.

Me tiré de lleno a habitar con los cangrejitos y a vivir cosechando las perlas de esa telaraña de espuma, a subir y recorrer el camino del reflejo, la sensación de pacer rocío y el cuerpo que descansa después del arrebolado rostro, ese mosto de amanecer que soy ahora, mirando el acontecimiento desnudo, la alfombra de pixeles, el ojo que gira, corazón de diamante.

 

LA DESTRUCCIÓN DE LOS PLANETAS

 

juntó a todos los dragones y los colores que se visten
como un niño aural como una sagrada hoja y que caída enverdece
como un grado Nayar de flores de tegumentos abiertos
en la circulación de sus alrededores
la flor del mandala el mineral que lo abraza y el agua que lo circula
el mineral que florece el fuego que lo abraza y el aire que lo circula
el aire que florece el agua que lo abraza y la flor que circula

 

LA DESTRUCCION DE LOS PLANETAS

 

Muchas cosas que no servían
se han caído en el hielo
congeladas y húmedas
y me tuve que quitar esos pedazos
también las costras
y los leños de las palabras
que caían sin vida

esta es agua de río
lo más rápido que he nacido
y naceré en un par de años
deshaciendo
volviendo
a los puntos arrítmicos
atiborrados de verbos no natos
espuelas de animales
huellas de lunas y astros
que han caminado entre tolvaneras

pestañeo en blanco
respiración que se levanta
como experimento
y experiencia
desgaja uno a uno los templos
llenos de arena
y reflejos de voces
en todos los cuerpos
y las curvas que traza
la cabeza sobre la flor cantada

flechando al calor
buscando la guarida de la noche
que no termina de cazarse
incluso en la piel de estrellas
pies mojados visiblemente
alegre entro al fondo
del centro del agua
que brota en el ojo
los recuerdos remotos
del mar y las nubes

y me llama un amigo
pero contesta su pueblo
remoto y esférico
le hablo con mi vida
como una nube deshaciéndose
en las manos del sol aéreo
o como el árbol
deshaciéndose
en el sol del fuego

es su conjunto de cueva
daré pasos que se improvisan
y tropiezan en las ondas
hasta que se entonan
en la modulación de los oscuros
nombres y son los amaneceres
que tremolan
mientras cantan los murciélagos
en el hechizo y la magia

podría quedarme
pero es vanidad
que por otra parte
luce muy bien en las flores
que deciden quedarse
para llenar cada año
el cuerpo de la belleza
podría alejarme
pero es presunción
que por otra parte
es el camino del sol
y de los vientos
que llevan el carro
hacia tiempos
que nunca vuelven
podría simplemente
acompañarlos
y reír un rato en cada humanidad
soñar hasta que el mundo termine
como el camino de los planetas
cayendo en el giro
espiral o serpiente
que los llevará
a su propio amanecer

 

 

 

 

 

PRIMERA CLÁUSULA DEL POEMA ELECTRODOMÉSTICO
Los nuevos poemas son como las nuevas licuadoras
baratas, funcionales y bonitas
sino ¿quién querría comprar una?

rojos como las promociones de oferta,
los nuevos poemas son para ir de barata en barata
para que las frases nos cuesten menos
y ahorremos algunas cuantas palabrerías.

Los nuevos poemas son mercancía expuesta
reluciendo todo lo que ofertan
todas esa maravillas
por las que deberías llamar ahora mismo,
sino
mejor deberían quedarse en catálogos pasados de moda.

Anuncios
 
 

Etiquetas: , ,